sábado, mayo 25, 2024
InicioSin categoríaDeforestación, entre causas de desbordamientos del río Sanate

Deforestación, entre causas de desbordamientos del río Sanate

HIGÜEY. Las aguas del río Sanate, en el tramo Higüey, son tranquilas, con muchas rocas en algunas áreas y poca arena en otras. Hay quienes dicen que el líquido de ese afluente es curativo.

Sin embargo, esa pasividad con la que se visualiza, de manera frecuente y repentina se convierte en intranquilidad, ya que el afluente se desborda aparentemente con pocas lluvias. Aunque el desbordamiento del río tiene mayor impacto en el puente ubicado en la carretera Higüey-Seibo donde, además, se encuentra el poblado que lleva el mismo nombre, viene caudaloso desde la cabecera.

Esa crecida repentina, según el alcalde pedáneo de Sanate Abajo, Germán Báez, puede agarrar desprevenidos a los bañistas. El ingeniero, Miguel Sánchez Álvarez, conocedor de
temas ambientales, explicó que el desborde se debe a varios factores, entre ellos que la cabecera del río se encuentra “muy arriba” de la localización del puente y la represa.

Además, al puente estar relativamente cerca de la cabecera, cuando llueve, donde nace el río, si en la parte baja el clima es empleado, “baja hondo”, pero como el afluente tiene su
memoria histórica las aguas se colocan en su lugar natural. Es lo que la gente llama crecida, de acuerdo con el ingeniero Sánchez Álvarez.

“Pero, no es que crece con facilidad. Si la tierra está muy seca el agua se resbala, no filtra en el subsuelo y agregamos que todos los ríos, riachuelos y cañadas que van a este río son los que provocan la creciente, pero eso es lo mismo para todos los ríos. Ahora, cuando hay fenómenos meteorológicos fuera de lo normal si podemos hablar de una crecida, de lo contrario no”.

GANADERÍA Y APROVECHAMIENTO

En muchas partes del río, sobre todo, en área de parcelas privadas hay deforestación, ya que los ganaderos cortan los árboles, provocando esto, que la retención del agua sea mínima.

En ese sentido, el director de Medio Ambiente en La Altagracia, Joselo Severino, reconoció que existe la deforestación y falta de un programa de educación ambiental. No obstante,
afirmó que hace poco se hizo un levantamiento en el lugar.

“Hicimos un levantamiento, lo principal que se encontró fue la deforestación y el uso indiscriminado de la ganadería y lo que se vierte en el río cuando se usa para lavar carne. Vamos a reforestar, pero no estamos en la época de hacerlo y mandé a dos personas a prepararse en educación ambiental para luego ir a las escuelas a orientar”, dijo Severino.
Con respeto a la ganadería que es frecuente en la zona, el alcalde pedáneo explicó que son pocos los ganaderos que usan el agua porque la mayoría tienen pozos tubulares.

De su lado, el ingeniero Rafael Cedano, director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), informó que la institución utiliza los ríos para dar apoyo a los agricultores, pero en el caso particular de Sanate no lo usan.

“No lo usamos porque no hay canales de riegos en el área, sino que Inapa es quien mayormente se beneficia”, agregó Cedano. Mientras que el director del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado (Inapa) en Higüey, Lenin Carpio, explica que este río nace en el Cuey de El Seibo, haciendo un recorrido de 110,4009984 kilómetros hasta
unificar sus aguas en río Chavón, tiene un aporte de 4,200 galones por minuto que van al acueducto de Higüey.

“La crecida del río no la estamos aprovechando del todo porque no hay un envase de agua”, dijo Carpi. Aclaró que doce días después de las crecidas las aguas son aprovechadas».

Pedro Santana
Pedro Santana
Licenciado en Comunicación Social, locutor profesional, con Habilitación Docente y facilitador de Locución y Comunicación.