jueves, julio 18, 2024
InicioImpactoModalidad de mototaxis revoluciona transporte urbano en Higüey

Modalidad de mototaxis revoluciona transporte urbano en Higüey

HIGUEY, LA ALTAGRACIA. Tri-Higüey es la nueva modalidad del transporte urbano, el cual es integrado por nueve compañías donde cada una registra entre ocho y veinte unidades para sumar un total de 102, de acuerdo a la última auditoría que realizó este año la Alcaldía de Higüey en coordinación con la Federación de Taxistas de Higüey.

Estas compañías son Poppi Express, misma que tiene veinte unidades, Movi-Flash tiene quince unidades y Tukki registró un total de catorce. Las demás compañías Margaritas Express, Barber, Chichi Turbo Express, Baby Taxi y Fatulfá tienen entre ocho a 13 unidades.

De acuerdo al presidente de la Asociación de Mototaxis Turísticos y Triciclos Dominicana (Asomottoriodom), Alex César, la historia de este transporte inició en 2020 cuando él introdujo las primeras unidades de Poppi Express.

“Tenía algunos años chequeando que los empleados hoteleros se mojaban cuando llovía y se ensuciaban; pensé en un transporte económico y luego de ver que en otros países y pueblos del país usaban este transporte, quise introducirlo en Higüey”, dijo César.

Turistas hacen uso del nuevo transporte de Higüey

TEMÁTICA PARA HACER USO DEL SERVICIO

El modo de operación en cuanto a pasaje, es un intermedio entre un taxi y un motoconcho. Pero, para hacer uso del servicio hay más similitud con el taxi tradicional, ya que se debe llamar a base central y desde ahí contactan al chofer que está próximo al lugar solicitado.

El pasaje de un Tri-Higüey va a depender de la distancia, aunque por lo general son 100 pesos en el casco urbano (centro), y de extremo a extremo, es decir, las salidas del pueblo, el costo es de 150 pesos. Ir a Anamuya y algunos lugares del sector Villa Cerro, también cuesta 150 pesos. Mientras que en barrios como Las Caobas y parte del sector Juan Pablo Duarte el servicio paga 125 pesos.

Hasta hace pocos meses los choferes tenían la autorización de su compañía para hacer servicios Higüey-La Otra Banda, sin embargo, por seguridad el Departamento de Tránsito de la Alcaldía de Higüey lo prohibió. En ese entonces el precio del servicio era de 200 pesos.

El presidente de Asomottoriodom explicó que para ingresar a una de las compañías hay que comprar una membrecía. Uno de los choferes que incursionó hace tres meses en esta modalidad del transporte expresó que paga mil pesos diarios a la compañía que pertenece y de ganancia tiene quinientos pesos. En otras compañías los choferes solo pagan quinientos pesos a la empresa.

IMPACTO EN EL TRANSPORTE URBANO TRADICIONAL

A la llegada de las unidades de Tri-Higüey el transporte urbano estaba integrado por motoconchos, taxistas y las ¨guagüitas¨. Las rutas de las ¨guagüitas¨ y motoconchos no han sido afectadas de manera directa.

“A nosotros no nos ha afectado porque trabajamos fijos en la parada, con los pasajeros hosteleros y los que vienen de Miches, Nisibón y Verón”, explicaron los motoconchos situados frente a la calle principal de La Basílica, quienes de inmediato externaron que, “donde no nos conviene es en el tema de que en ese nuevo transporte se montan hasta tres personas por los mismos 100 pesos.

Una de las unidades mientras circula en el casco urbano de Higüey

No obstante, en el caso de los taxistas el tema es diferente, ya que el público que por lo general suele hacer uso de una de sus unidades ha preferido usar uno de los Tri-Higüey por temas como economía, al igual que en un taxi no se mojan, ni están expuestos al sol, situación que ha permitido no tener las mismas ganancias a las compañías taxistas del municipio.

REGULARIZACIÓN

Los Tri-Higüey están circulando con un permiso de rodamiento entregado por la Alcaldía de Higüey a las compañías, aunque falta la licencia de operación de ruta que debe entregar el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

“A través de los levantamientos que hemos hecho dimos permiso de rodamiento a ocho compañías. Este es un permiso que otorga la Alcaldía a los ciudadanos sin importar la movilidad que tengan”, dijo Héctor Santana, encargado de Tránsito en el municipio de Higüey.

Este permiso es otorgado luego de los estudios de factibilidad, como aforos vehiculares. El mismo debe ser renovado cada año. Para que una de las compañías no introduzca unidades diferentes a las previamente registradas en la Alcaldía, el departamento de Tránsito ha elaborado fichas impares y pares, las que no pueden ser usar dos días consecutivos.

“Si hoy usan la ficha par, mañana tienen que usar la impar y esas fichas tienen un número que representa el registro de esa motocicleta. En caso de encontrar alguna irregularidad la compañía será sancionada con un salario que puede llegar a los 50 mil pesos y en caso extremo podría ser sacada de circulación”, apuntó Santana, quien también dijo que los permisos no son entregados a choferes, sino al presidente de la compañía.

Puntualizó que la Alcaldía no permite que ninguna de las unidades de Tri-Higüey ocupe los espacios públicos, por lo que exige que cada compañía tenga un lugar de operación que no afecte a las áreas comunes.

OTROS PUEBLOS DEL ESTE

Esta nueva modalidad del transporte urbano también circula en otras provincias del Este, aunque no con la misma intensidad en La Altagracia. En La Romana y Hato Mayor circula con el nombre de Mototaxi, a diferencia de Higüey que son varias compañías registradas.

En tanto que, en el Municipio de Miches circula con el nombre de Mototaxi, Margaritas y Tri-moto. En San Pedro de Macorís y El Seibo aún no está funcionando. Este tipo de transporte es tradicional en Indonesia, considerado de uso público y único por ser el más importante en la parte urbana del país. Los primeros modelos del vehículo surgieron en 1960 en Japón.

Usuarios en momentos que harán uso de una de las unidades de Poppi Express desde el parque de la Basílica.

En los países donde circula esta modalidad del transporte, tiene nombres distintos, aunque en algunas naciones prefieren ponerle el nombre de la marca que los comercializa. En Indonesia es llamado Bajaj. También suelen ser conocidos con nombres coloquiales como, auto ricksha, auto, tuk-tuk, tuctuc, mototaxi. En Perú, Honduras, Chile, Colombia y Guatemala forma parte del transporte urbano.

Pedro Santana
Pedro Santana
Licenciado en Comunicación Social, locutor profesional, con Habilitación Docente y facilitador de Locución y Comunicación.