viernes, mayo 24, 2024
InicioSin categoríaQuiebra bancaria en Estados Unidos y Europa, arrastres y...

Quiebra bancaria en Estados Unidos y Europa, arrastres y repercusiones

PUNTA CANA. El 10 de marzo del presente año, la actividad bancaria estadounidense verificó un duro revés: la quiebra del Silicom Valley Bank (SVB) y el Signature Bank.

Cinco días después de la quiebra de los citados bancos norteamericanos, la bolsa española sufrió una estrepitosa caída, arrastrada por el miedo de los inversores tras saberse de una posible quiebra del Credit Suisse, uno de los bancos más grandes de Suiza y con 160 años de existencia.

La quiebra de estas instituciones bancarias genera una fuerte preocupación para las economías. En Europa, por ejemplo, la noticia del desplome de las citadas entidades estadounidenses ocasionó un gran nerviosismo, hasta el punto de que ministros de Finanzas de diferentes países tuvieron que intervenir para apaciguar los ánimos. Uno de ellos fue el ministro de Francia.

Bruno Le Maire intervino en la prensa con la siguiente exclamación ¡Calma!, mensaje que buscaba crear mansedumbre en un ambiente de incertidumbre ante la quiebra de los bancos, bajo el entendido de que el nerviosismo de los abonados podría generar una situación de ansiedad colectiva.

De su lado, el italiano Comisario de Economía, Paolo Gentiloni, al referirse al tema, abordado por los medios de comunicación, dijo: “No vemos un riesgo de contagio específico” haciendo referencia a la quiebra bancaria.

También la vicepresidenta primera española, Nadia Calviño, dijo que “no hay riesgo”, aduciendo la salud del sistema bancario, sin embargo, reclamó “máxima prudencia” al Banco Central de Europa (BCE), momentos antes de la reunión de la autoridad monetaria realizada el jueves último.

De las entidades bancarias quebradas y sus nexos

Silicom Valley Bank era una entidad que tenía al cierre de 2022, activos por valor de unos US$209,000 millones y unos US$175,400 millones en depósitos. Su quiebra se debió a numerosas dificultades financieras, entre ellas la falta de liquidez e insolvencia, situaciones que motivaron la intervención de las entidades regulatorias para garantizar la protección de todos los depósitos asegurados.

Tenía 17 sucursales en California y Massachusettss, y su desplome se considera la mayor quiebra bancaria en esa nación desde el año 2008.

De acuerdo a una publicación de la agencia noticiosa EFE, el Departamento de protección financiera de California tomó posesión de la institución bancaria, transfiriendo a la Corporación Federal de Seguro de Depósitos o (FDIC por sus siglas en inglés) toda gestión de sus activos.

La quiebra del Silicom Valley Bank provocó un efecto dominó que arrastró a otras instituciones bancarias como Signature Bank, First Republic Bank, Western Alliance o PacWest y afectó a grandes corporaciones financieras dentro y fuera de Estados Unidos.

A pocos minutos de la intervención del SVB, por parte de las instituciones reguladoras de la actividad bancaria, la bolsa de valores norteamericana aumentó el índice de volatilidad en un 27%.

El Credit Suisse

El nerviosismo llegó a Europa tras conocerse la quiebra de varios bancos en los Estados Unidos y a pocas horas, al darse cuenta de que también “tienen un problema en casa” con la quiebra del Credit Suisse, un banco anclado en la economía de la zona desde hacía más de 160 años, que tuvo que ser adquirido por su principal competidor UBS.

La entidad llegó a gestionar más de 60.000 millones de dólares de su clientela rusa, lo que generaba ganancias por entre 500 y 600 millones de dólares, según una información de Noticias Bloomberg.

Y con el paso de los días, de acuerdo a las investigaciones norteamericanas, supuestamente se encuentra un nexo que une la quiebra de las instituciones bancarias: acaudalados clientes rusos, a los que se les impuso sanciones económicas. En el caso específico de Credit Suisse y del banco adquiriente UBS, recibieron citaciones judiciales para explicar a las autoridades sus actividades con sus clientes de origen ruso.

Las notificaciones oficiales fueron enviadas antes de la sacudida financiera que sufrió Credit Suisse en la última semana, según afirma la agencia de noticias Bloomberg. Además, la Justicia de EE UU incluyó también a otros grandes bancos locales dentro de los pedidos de información.

En mayo de 2022, tres meses después de comenzada la ofensiva militar de Rusia contra Ucrania, Credit Suisse reconoció que manejaba depósitos por 33.000 millones de dólares por parte de ciudadanos de este origen, un 50% más que UBS.

Acciones tomadas por la Unión Europea

Conscientes del riesgo que implica el desplome de importantes entidades bancarias para un sistema, indefectiblemente unido, independientemente de que sea en dólares o en euros, la Unión Europea tomó sus medidas, en su reciente reunión del jueves, en Bruselas.

Pese a reconocer la fortaleza de la eurozona, los países integrantes de la autoridad monetaria, tomaron medidas regulatorias para salvaguardar el sistema.

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europe, dijo a los líderes de la unión: “El sector bancario de la eurozona es fuerte porque hemos aplicado las reformas regulatorias acordadas internacionalmente tras la crisis financiera global a todos ellos. Los recientes acontecimientos nos recuerdan cuán importante ha sido mejorar continuamente estos estándares. Ahora tenemos que progresar en completar la unión bancaria”.

Lo que ha dicho el Fondo Monetario Internacional

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que “sigue alta la incertidumbre por la crisis bancaria, por lo que se ha redoblado la vigilancia continua tras la quiebra de los bancos en Estados Unidos, el rescate de un tercero y los problemas del Credit Suisse, en Europa.

Julie Kozack, portavoz del FMI dijo que se ha reaccionado en forma rápida ante los riesgos de la estabilidad financiera y que los principales bancos centrales han adoptado acciones coordinadas para “mejorar” la provisión de liquidez en dólares estadounidenses.

La vocera del FMI dijo que se monitorea “de cerca” los acontecimientos y que está evaluando las implicaciones que esta situación puede tener sobre la estabilidad financiera global.

Posibles efectos de esta situación sobre la República Dominicana

La situación bancaria internacional, específicamente en Estados Unidos y Europa, generando un marcado nerviosismo por las posibles repercusiones globales, ha hecho que la autoridad financiera dominicana se refiera al tema, dejando claro que las Reservas Internacionales netas, ascendentes a más de US$15,000 millones no están comprometidas con las entidades bancarias.

Sin embargo, algunos analistas han afirmado que el efecto contagio no es del todo descartable para la economía dominicana, por la persistencia del aumento de la inflación en la economía de Estados Unidos, la que en febrero se elevó en 0.5%, considerado el mayor aumento en los últimos cinco meses

De acuerdo al análisis del destacado economista, Haivanjoe NG Cortiñas, en un artículo sobre la crisis bancaria publicada en medios de comunicación dominicanos,  “el colapso financiero que llevó al cierre y al tipo de resolución por parte de las autoridades públicas del Silicon Valley Bank (SVB) de los Estados Unidos, es un evento que no debe verse en forma aislada, como afirmé, ya que la teoría de la cucaracha tenemos que tenerla sobre la mesa de análisis, porque, así como ellas viven en comunidad, las entidades bancarias forman parte de un sistema, que es el mercado de capitales”.