EDDY ALVAREZ, PASTOR CASA DE REBOSAMIENTO

0
141

1- SE APROXIMA OTRO 25 DE DICIEMBRE Y PARECEN HABER CAMBIADO MUCHO LAS COSAS, ¿CUÁL ES EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA NAVIDAD? R. Debo decirte que, aunque teológicamente no puede comprobarse a ciencia cierta que Jesús, haya nacido para una fecha como el 25 de diciembre, es una costumbre y una tradición que ha trascendido generaciones. Independientemente de esto, separar un tiempo para recordar el nacimiento del salvador del mundo, debería hacerse sobre la base del regocijo espiritual y tomando acciones y conductas que sean del agrado de nuestro señor Jesucristo, cosa que se ha ido desvirtuando con el paso del tiempo.

2- ¿DE QUÉ FORMA PODEMOS CELEBRAR LA NAVIDAD APEGADOS A SU REAL SIGNIFICADO? R. Mira, sin dudas, la forma más idónea sería compartir en familia, rememorar ese acontecimiento histórico que fue capaz de dividir la historia de la humanidad en antes y después de Él. Poder valorar su rol de redentor y salvador.

3- ¿QUÉ LE PARECE EL HECHO DE QUE, EN BELÉN, LUGAR DONDE NACIÓ JESUCRISTO, ESTE AÑO NO CELEBRE LA NAVIDAD POR ESTAR EN DUELO? R. Bueno, el conflicto que tuvo su génesis entre Jacob y Esaú desde su nacimiento y la enemistad que se ha perpetuado, ha traído como consecuencia, la muerte de muchos inocentes, y para ellos, no poder celebrar el nacimiento del mesías, profundiza más su dolor.

4- ¿CÓMO PODEMOS MANTENER VIVO EL ESPÍRITU NAVIDEÑO? R. El espíritu navideño es mejor mantenerlo viviendo una vida que agrade a nuestro salvador y con nuestras acciones y testimonio, valorar así su sacrificio. Dándole toda la gloria y la honra, eso, es lo fundamentalmente importante.

5- ¿CUÁL ES EL MENSAJE PARA QUIENES POR ALGUNA RAZÓN NO PODRÁN CELEBRAR NAVIDAD JUNTO A SERES QUERIDOS? R. Los que por alguna causa no pueden celebrar esta Navidad junto a sus familiares, la recomendación más idónea es orar y meditar en la obra salvífica de nuestro Señor y salvador Jesucristo, pero también, establecer una comunicación por la vía posible con sus seres queridos, manifestándose el amor de Dios.