jueves, julio 18, 2024
InicioVariedadesLa Iglesia Santa Cruz en El Seibo se encuentra...

La Iglesia Santa Cruz en El Seibo se encuentra entre los primeros templos del Nuevo Mundo

EL SEIBO. La Hidalga Villa de Santa Cruz de Hicayagua o Primada de Oriente, como también se le conoce a esta provincia, posee una de las iglesias más antiguas del Nuevo Mundo, al ser esta de las primeras demarcaciones en fundarse. La iglesia Santa Cruz o de la Santísima Cruz, fue construida por colonizadores en el año 1556 en plena época colonial en el siglo XVI Este pequeño templo se encuentra a la cabeza de la oferta turística cultural de El Seibo, ya que de acuerdo al historiador y escritor Osiris Peguero, es más antigua que muchas de las catedrales de América.

La edificación que hoy posee sufrió varias modificaciones, pues la fecha de conclusión de la parroquia se considera fue en 1751. No obstante, se continuaron haciendo algunas ampliaciones hasta 1755. La iglesia inicia su construcción de mampostería en 1512, y en 1556 se construye una pequeña espadaña con algunas reformas menores. En 1650 y hasta 1679, movidos por la vergüenza los vecinos “reedifican e inician la nueva obra”.

Ya entre 1751 y 1755, quedan concluidos los trabajos. Los hechos y las fechas que contrastan en sobre manera con muchos vestigios de estilos arquitectónicos muy anteriores al siglo XVIII encontrado allí, coinciden con los de la iglesia San Dionisio de Higüey, al punto de que ambas son comparadas por historiadores.

Se cree que la misma bula que erigió a la iglesia San Dionisio fue quien fundó este templo, y ha sido dirigida durante muchos años por sacerdotes religiosos que llegaban como misioneros y trabajaban prestando servicios en muchos campos de la provincia.

ELEMENTOS VALIOSOS

Ambos templos, Santa Cruz y San Dionisio, se encontraban deteriorados y luego fueron reparados. La parroquia seibana, de estilo victoriano, debe su nombre a que en el año 1969 el obispo Fray Domingo Fernández, hizo un informe en el que mencionaba la existencia de una cruz en esta ciudad. Dicha cruz era de ébano, incrustada en plata.

Reconocida como signo de fe, cobró un significado mucho más importante luego con la llegada a esta iglesia de una preciada reliquia de Lignom Crusis, el madero de la cruz donde Jesús fue crucificado. En su interior posee cuadros, imágenes, objetos de oro, plata, diamantes y esmeraldas de los siglos XV y XVI. Tiene una sacristía y una esbelta torre, que alberga un campanario. La referida torre se le agregó en el 1912.

TURISMO CULTURAL

Este importante monumento ofrece una postal de historia y cultura a los fuereños que visitan el casco histórico de esta provincia, y se enmarca entre los futuros planes de la promoción turística de este lugar. Para el gestor cultural Juan P. Rojas, este templo tiene una tradición arraigada en los munícipes de aquí.

“Casi en el mismo centro de la ciudad, desde el inicio ha sido un templo de atracción importantísimo con una vinculación cultural enorme, tanto así que las fiestas patronales están afines a la iglesia. Todas las actividades parten desde la Iglesia Católica, con un matiz religioso fundamental. Además tiene los dos principales parques en sus laterales”, subrayó Rojas.

Resaltó que, aunque se hayan perdido aspectos importantes de esta, como son las tocadas del campanario para indicar la hora, continúa siendo un referente de la historia seibana, y un punto de encuentro para visitantes y locales, donde convergen otras corrientes religiosas con obras de arte y características que la hace única en toda la región. El ex encargado de proyectos del Consejo de Desarrollo Ecoturístico de la Provincia El Seibo (Codepres), José Ortega, relató que el solo hecho de su fundación colonial ya hace de esta iglesia un atractivo a nivel nacional y una excelente vía para que se desarrolle el turismo cultural, sin embargo, aseveró hay que venderlo.

En ese ámbito, señaló que deben promoverse sus fortalezas y encantos para capitalizarla, creando las plataformas necesarias que permitan mercadear a El Seibo y promover estos tópicos. “Organizar el pueblo, preparar la gente y promocionar. Obviamente, se necesitan elementos complementarios como cascadas y otros, ofrecer ofertas que complementen”, dijo.

ESTRUCTURA

La iglesia no tiene un número preciso de feligreses por la gran cantidad de personas que acuden desde hace años, y muchos otros que participan en eucaristías para servicios específicos. Tiene un consejo parroquial que vigila todo lo concerniente al templo. Además, un equipo de paz que se encarga del tercer plan diocesano de pastoral que supervisa y da seguimiento a la evangelización.

También, está compuesta por grupos apostólicos, las comunidades y las comisiones pastorales. Aunque los últimos sacerdotes no han tenido una vinculación directa con los inconvenientes de la comunidad seibana ni posicionado una postura frente a las problemáticas existentes, tiene a la pastoral social cuyo compromiso es delegar de las necesidades de algunos sectores o la parroquia misma.

Jeni Polanco
Jeni Polanco
Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con Diplomado en Periodismo de Investigación. Locutora y conductora de TV.