Marcos Quepi

0
177

EL SEIBO. En esta edición del semanario El Tiempo, Marcos Quepi, Gestor Cultural, respondió las 5 preguntas.

  1. DEBIDO A SU EXPERIENCIA EN VARIAS PARTES DEL PAÍS, ¿CUÁL ES EL PRINCIPAL PROBLEMA QUE ENFRENTA LA CULTURA EN LA REGIÓN ESTE? 

R: El principal problema es que los directores provinciales de Cultura, nunca han leído un libro cultural, ni se han puesto un traje, ni han salido fuera de su país, ni han hecho una comparsa, ni impartido charlas, ni nada. Hasta que un presidente venga y ponga la cultura en valor, seguirán pasando este tipo de cosas. Aquí si no eres de un partido no pasa nada. El mejor ejemplo es el de Dagoberto Tejeda, el mejor antropólogo y luego fue sustituido con un cambio de mando. Hay que buscar personas con capacidad. Un pueblo sin cultura es un pueblo ciego. 

2. ¿CÓMO VALORA A LA RECIÉN DESIGNADA MINISTRA DE CULTURA?

R: Como mujer merece todo el respeto del mundo, pero aquí hay demasiado gente capacitada y conocedora de la cultura que podían ocupar esa posición. No la juzgo porque no la conozco, pero ahí esta Amaury Sánchez que, a nivel cultural, sabe lo que puede pasar a ojos cerrados. Seguimos eligiendo por caritas.

3. ¿CÓMO DEFINE EL ESTE A NIVEL CULTURAL? 

R: Soy capitaleño, pero ya soy del Este y debo decir que, a nivel de cultura, el Este es lo más débil que hay. Para mejorar eso, entiendo debe darse apoyo económico y buscar a gente con capacidad y experiencia al frente de instituciones y organizaciones que promueven la cultura. Los clubes están desapareciendo y otros manejados por interés. Se necesita una revolución cultural. 

4. ¿QUÉ ENTIENDE OCURRE CON LAS CASAS DE LA CULTURA EN LA ZONA ESTE? 

R: Falta de voluntad política. La cultura no deja dinero, y donde no hay interés y dinero, nadie mete la mano. Solo debe llegar un presidente o un funcionario que ame la cultura. Si hubiese alguien que le doliera, ya se habían hecho todas.

5. ¿ESTÁ FUERA DE MODA LA CULTURA? 

R: No, hay que rescatar la cultura para que nunca pase de moda, porque si bien las tradiciones han ido cayendo, por suerte hay hombres y mujeres que aun nos gusta la cultura.