Polémica

0
171

EL SEIBO, RD.- Por órdenes de la gobernadora provincial de esta localidad, Irene Martínez, se detuvo la construcción de la Plaza Taurina y Cultural de aquí, alegando fallas de edificación, después de retomarse la obra con la compañía Limora. Martínez aseguró que no se pensaba construir para la capacidad estipulada inicialmente.

Agua acumulada en una de las zanjas que se formaron para la zapata.

La incumbente del Poder Ejecutivo en esta provincia, cuestionó a la compañía a cargo de la obra y sostuvo que no permitirá se haga una construcción sin márgenes de seguridad, estudios de suelo y sin los acuerdos competentes. La construcción no reúne la capacidad que amerita ni los procedimientos oportunos. â??Estamos siendo víctimas de irrespeto, y está bueno que a los seibanos nos sigan mutilando con abusos.

Ni siquiera se hicieron estudios de suelo�, manifestó Martínez. Dijo, también, que le mostraron planos incompletos y preliminares, además de que cuando solicitó el presupuesto, no lo entregaron. Declaró, no obstante, que en uno de los encuentros más recientes se comenzó a hablar de un prepuesto de 74 millones de pesos. Indicó dentro de todo el proceso no ha habido responsabilidad y transparencia con la población, ya que, con la compañía anterior, ni siquiera se conoció a los responsables de la misma.

â??Me dolió parar la obra, pero hasta que al pueblo de El Seibo no se le muestren planos completos y se afinen detalles, no podíamos permitir se reiniciara la construcción. Además de que nunca me mostraron el presupuesto y, ahora los ingenieros dicen que es de 74 millones de pesos, justo a un año y un día de haberse dado el primer palazoâ?, apuntó la gobernadora.

LO QUE DICE LIMORA

De su lado, el ingeniero Arnold Morales, empleado de la compañía Limora a cargo de la obra, dijo que están en la mejor disposición de trabajar y que los conflictos encuentren un cauce, para evitar que la construcción se detenga, porque acarrearía más costos.

â??Nosotros lo que queremos es trabajar; tenemos un nuevo diseño y lo único que deseamos es que todo este problema se solucione. Ahí están los planos, la mayoría de los obreros son de El Seibo, esperamos se solucione pronto. Además, es imposible con el presupuesto que hay hacer una obra para seis mil personasâ?, destacó.

Exteriorizó, además, lo que la compañía necesita que se encuentre una solución y que el objetivo de la compañía no es pasar por encima de ninguna autoridad. Sostuvo que esperan se retorne a la normalidad, porque cuando les entregaron el avance, empezaron a gastar las cubicaciones, pero que no se ha buscado más presupuesto, por lo que resolverían con lo que disponen.

Mientras tanto, la presidenta de la Hermandad de Fervorosos de la Santísima Cruz, dijo que la organización coordinadora de las actividades patronales como las corridas de toros, confía en que se esclarezca todo a la menor brevedad posible para que el pueblo pueda disfrutar de su tradición en un lugar con todos los estándares de calidad y vistosidad posible.

Se recuerda que dicha obra, valorada en unos 87 millones de pesos, fue parada por la crisis sanitaria de la covid-19, fue objeto de varias polémicas, incluida cuando la compañía iniciadora, luego de la transición gubernamental, comenzó a llevarse los materiales de construcción, hasta que varios meses después se retomaron los trabajos con Inversiones Limora.