domingo, junio 16, 2024
InicioRegionalesGobernadora provincial desea que El Seibo tenga lo que...

Gobernadora provincial desea que El Seibo tenga lo que se merece

EL SEIBO. â??Siempre me tendrán del lado de los intereses del puebloâ?, ese es el lema de trabajo de la gobernadora provincial de esta demarcación, Irene Martínez, de quien su designación tardó más de lo normal, pues, según lo estipulado por la dirigencia del partido en ese momento, â??había muy buenas candidatas para el puestoâ?. Martínez, conocida por su defensa en problemas que atañen a la comunidad, como la construcción de la Plaza de Toro o los terrenos de un cementerio municipal.

Hija de padres seibanos, nació â??por accidenteâ? como ella misma relata en Las Guaranas de San Francisco de Macorís, y a los tres meses de nacida, sus padres vuelven a la Hidalga Villa de Santa Cruz de Hicayagua, más conocida como la Primada del Oriente, El Seibo, convirtiéndose así, esta ciudad, en su verdadero y amado terruño, donde aprendió a amar la naturaleza y los animales. Su personalidad aguerrida la ha hecho merecer adeptos y detractores, aunque confiesa, siempre será mejor ser fiel a los ideales. Lo suyo no va con la sumisión.

Martínez, a quien todos los lugareños conocían desde antes de su nombramiento como gobernadora, por sus polémicos enfrentamientos mientras fue regidora en el cuatrienio 2016-2020, es una jinete por excelencia. El amor por sus caballos y su rancho, la consagraron como una figura icónica en las famosas tardes taurinas que se celebran aquí cada mes de mayo, cuando en el redondel, tocaba la trompeta al ritmo de un â??oléâ? para indicar la salida de los toros. También solía montar su caballo en esos días de vida taurina.

Cursó sus estudios primarios en la escuela Manuela Diez Jiménez, y posteriormente, empieza la secundaria en el entonces liceo Sergio Augusto Beras, hoy politécnico, donde se destacó, hasta que, se convierte en ingeniera industrial, egresada de la Universidad Central del Este (UCE). Su vida en la política, recorre un arduo camino de aproximadamente una década, hasta llegar a ser la mujer más importante de esta empobrecida demarcación de la región Este.

LA MUJER DETRÁS DE LA GOBERNADORA

Su niñez, transcurrió en una casa descompuesta, donde vivió desde los 3 hasta los 11 años en el Rancho Alondra, a orillas del río Soco. Rodeada de animales y de un origen de escasos recursos, germinó su pasión por la naturaleza y el arte. Su padrastro Melchor Gautreaux, fue quien, a muy temprana edad, le enseñó a leer y tocar trompeta. Reconoce que en sus muy pocos tiempos de ocio, disfruta estar en su rancho en contacto con sus animales. â??Siento afectos especiales por los perros y los caballos.

Una de las cosas que más disfruto hacer, cuando el tiempo me lo permite, es tocar la trompeta y un deporte que me facilita relajarme y del que soy amante es la equitación�, relata la funcionaria. De las limitaciones de su infancia, dice, brotó la coraza, que le enseñó a valorar, cooperar, enseñar, y soñar en grande, dispuesta a cambiar su realidad. Con uno de sus primeros salarios, al graduarse de ingeniera, readquirió su casa (Rancho Alondra). Comenta, no le gusta hablar de ella, prefiere su pueblo sea quien le reconozca atributos, pero destaca su inclinación por el arte y la facilidad para hacer amigos.

Además, se considera una mujer sensible, sincera, directa y alguien a quien le gusta asumir las necesidades y problemáticas de los demás; cualidades de las que cree no la han hecho ser política, sino una mujer de grandes amistades. Martínez recuerda los conflictos que hicieron demorar su designación, aunque prefiere no hablar del tema, pues, considera es cosa del pasado. En este aspecto, destaca que durante mucho tiempo trabajó por su partido y se preparó académicamente para ocupar un puesto de importancia como la Gobernación Provincial.

â??Me preparé académicamente, cuando se abrió la oportunidad apliqué. Confié en Dios y logré ocupar el puesto de gobernadora. Desde pequeña aprendí que cuando vas a participar en algo, tienes que estar preparada y así desempeñar el papelâ?, dice. Manifiesta que entre sus planes está el rescate de la dignidad seibana para que este pueblo salga del atraso en que se encuentra y, en unión con las demás autoridades, logren alcanzar los objetivos y prioridades de la provincia. â??Nuestro deseo es que El Seibo tenga lo que se merece, lo que por años ha pedido, bienestar y mejores condiciones de vida. Que sus obras sean concluidas, que el seibano no tenga que salir a otro lugar a buscar lo que aquí puede tenerâ?,

Jeni Polanco
Jeni Polanco
Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con Diplomado en Periodismo de Investigación. Locutora y conductora de TV.