PLUMA DEL ESTE

0
94

Marcando el inicio de un nuevo año

Hace apenas ocho días hoy que comenzamos un nuevo recorrido en el tiempo. Otros 365 días que caminar, pero esta caminata solo será de avance si nos trazamos metas y un plan para alcanzarlas. Los años no son buenos ni malos, todo depende de la actitud con la que se enfrenten los desafíos que presenta la vida, las circunstancias siempre van a estar ahí. “Yo soy yo y mis circunstancias y mis decisiones».

Esto significa que somos fruto de esas circunstancias y de esas decisiones. Es por ello que ante todos los hechos fortuitos que suelen aparecer en nuestro camino es necesario analizarlos y en base al análisis, tomar las mejores decisiones, conscientes de que estas tendrán repercusiones en nuestra vida inmediata, a mediano o a largo plazo. En nuestra trajinar suelen aparecer obstáculos, no previstos, y esto trastorna todo.

Es como cuando se avanza en un vehículo a gran velocidad y de repente se alcanza a ver a lo lejos un árbol caído en el camino. Eso obliga a frenar casi de manera brusca y detener la marcha para evitar el choque. Frente a semejante obstáculo, antes de bajar del vehículo es necesario ver el entorno para entender qué pudo pasar para que ese árbol cayera en la vía y luego identificar las posibilidades de avanzar tomando acciones que ayuden a resolver el problema que se suscitó en el camino de avance hacia mi meta.

Esa decisión de seguir, creando estrategias que me permitan avanzar tendrá una repercusión en todo el trayecto hacia mi objetivo. Es ahí cuando el análisis concienzudo se hace sencillamente importante. Puede que haya varias opciones para vencer el inconveniente, pero por la que nos decidimos será la que impacte nuestro avance de manera significativa y en toda nuestra vida. ¡Feliz año!