martes, mayo 28, 2024
InicioImpactoDefensa Civil orienta sobre qué hacer en temporada ciclónica

Defensa Civil orienta sobre qué hacer en temporada ciclónica

María Herrera / mherrera@editorabavaro.com

LA ROMANA. La Defensa Civil de esta ciudad orientó a la población sobre las medidas preventivas que debe tomar antes, durante y después de las tormentas pronosticadas como parte de la temporada ciclónica que inició este mes de junio.

Santana Pelegrín, director de la Defensa Civil de La Romana, dijo que lo primero que debe hacer la población es tener un plan familiar en su casa; identificar el lugar más seguro de la misma; obtener los teléfonos de la Defensa Civil, Cruz Roja, Bomberos e instituciones que puedan darle ayuda en caso que se presente cualquiera de estos fenómenos.

â??Es importante que la población esté atenta a estas informaciones que estaremos dando a través de ustedes, los medios de comunicaciónâ?, indicó Pelegrín. â??También, inmediatamente se presente un fenómeno, debe cerrar el tanque de gas de su casa. Ubique el albergue que le corresponde a ese sector. Son albergues identificados con el sello de la Defensa Civil y, por tanto, cuando hay un fenómeno categoría 2,3, 4, que son muy fuertes, y su casa no resiste esa capacidad para esos vientos, debe trasladarse a esos lugares de refugioâ?, dijo.

Explicó además que actualmente La Romana cuenta con 55 albergues, dentro de estos: Las Iglesias Santa Rosa de Lima, Episcopal Dominicana, Asamblea de Dios Central, San Pablo, La Bíblica Cristiana, Pentecostal Arca Cristiana, Universal de Jesucristo, Séptima Asamblea de Dios, Amor y Paz, Club Marrero Aristy, Templo Evangélico Jesús El Nazareno, entre otros.

Las tormentas dejan secuelas de lluvias e inundaciones.
Las tormentas dejan secuelas de lluvias e inundaciones.

Según informe presentado por este organismo, Alex, Bonnie, Colin, Danielle, Earl, Fiona, Gastón, Hermine, Ian, Julia, Karl, Lisa, Matthew, Nicole, Otto, Paula, Richard, Shary, Tobias, Virginie y Walter, conforman las 21 tormentas que estarán amenazando el país en esta temporada de huracanes 2016.

Pelegrin indicó además que presiente que esta temporada será muy activa, por lo que instó a la población estar pendientes de las informaciones de la Defensa Civil, a través de los diferentes medios de comunicación. Para los casos de vientos fuertes, los lugres más frágiles son Buena Vista Sur, Caleta, Villa Hermosa y Rio Salado, este último es vulnerable a marea alta y deslizamientos de tierra.

Orientó a la población a no salir a las calles en caso de que el ojo del huracán pase por la ciudad de La Romana, ya que aún aparente que todo está en calma casi siempre resulta que el fenómeno todavía no se ha ido. â??Tuvimos la experiencia, aquí en La Romana, en el año 1998, con el ciclón George. Hubo un tiempo de calma, donde salió el sol, y esto debe tener la población en cuenta con esa calma, porque después vienen otra parte que posiblemente sea más fuerte, que se va a llevar lo que quedó medio flojo. Ese tiempo dura más o menos una horaâ?, enunció Pelegrín.

 Antes de un Huracán

Lo primero que las autoridades aconsejan es elaborar un plan de emergencias familiar, estableciendo cuáles son los lugares seguros e inseguros de la vivienda. Cerrar la llave del tanque de gas; ubicar los albergues, en caso de que la vivienda no sea segura; coordinar con los organismos correspondientes la poda de árboles que puedan afectar la vivienda y el tendido eléctrico; asegurar puertas y ventanas de vidrios con material adhesivo, y reforzar aéreas débiles de las viviendas.

Asimismo, preparar botiquín de primeros auxilio; poner en lugar seguro cualquier artefacto u objeto que pudiera convertido en peligro; tener a mano una radio portátil, foco y baterías suficientes; almacenar agua potable y alimentos enlatados u otros que no necesitan refrigeración, y colocar su vehículo en un lugar seguro con suficiente combustible.

 Durante un huracán

Los huracanes tienen su principal fuerza en la parte conocida como â??el ojo del huracánâ?.
Los huracanes tienen su principal fuerza en la parte conocida como â??el ojo del huracánâ?.

Ante todo conservar la calma, porque a si las personas pueden tener el control de su familia, también deben tenerlo dentro de la casa; trasladarse a los sitios dentro de la casa que tengan mayor seguridad; estar pendientes a las informaciones de los organismos oficiales, a través de los medios de comunicación; mantener a la vista los integrantes de la familia, en especial los niños, niñas y envejecientes; mantenerse alejado de puertas y ventanas, y usar el teléfono solo para emergencias.

Igualmente, tener a mano la reserva de agua potable y el botiquín de primeros auxilios; vigilar constantemente el aumento del nivel del agua en los lugres cercanos a sus viviendas; en caso de que pase el ojo del huracán por zonas habitadas, se producirá una calma de aproximadamente una hora, por lo que no es recomendable salir de las casas, y esperar las indicaciones de las autoridades de protección civil. Y si el viento abre una puerta o ventana, no avanzar de frente a la misma y cerrarla con toda precaución.

 Después de un huracán

Después del paso de un huracán, es importante reportar o pedir auxilio para cualquier integrante de la familia que haya resultado herido durante el evento; limpiar de manera segura el entorno de su vivienda y eliminar cualquier depósito de agua que pueda albergar plagas. Del mismo modo, racionar el agua potable una vez terminada la misma y solo consumir agua hervida; consumir solo alimentos que no estén contaminados.

No cruzar ríos, arroyos, cañadas o zonas inundadas que presenten elevado nivel de agua; no pisar cables eléctricos y retirase de postes y árboles en peligro de caer; conducir solo si es necesario y estar atento a las orientaciones de los organismos de protección civil