¿Llevarse el teléfono al baño? Un hábito riesgoso

0
198

La telefonía móvil ha revolucionado muchos aspectos de nuestra vida. Los ‘smartphones’ se han convertido en nuestros amigos inseparables, tanto que llevarlos al baño mientras hacemos nuestras necesidades, se ha convertido en una costumbre de lo más normal. Un estudio de la Universidad de Pittsburgh que explica que como consecuencia se pueden padecer de varias enfermedades.

Y es que estar mucho tiempo sentado en el baño o en el inodoro incrementa el riesgo de padecer hemorroides por la presión que se ejerce y el esfuerzo para defecar. También aumenta la presión en las estructuras anatómicas conocidas como cojines anales.

De igual manera, se obstruye la circulación de la parte trasera de los muslos, se puede estancar y dejar adormecidas las piernas.
El tiempo ideal para estar en el baño.  Expertos de la Universidad de Pittsburgh aseguran que el tiempo ideal debería de ser de 10 a 15 minutos máximos.

Una encuesta estadounidense realizada a 2.000 personas, reveló que una cuarta parte de los hombres eligen sentarse en el retrete en lugar de estar de pie, para tener las manos libres y poder utilizar su ‘smartphone’, mientras que el 59% de hombres y mujeres admitieron chatear, el 45% enviar correos electrónicos, casi un tercio que había recibido una llamada y el 24% que llamaron ellos mientras estaban en el váter. Los resultados del estudio concluyeron que el 80% de los encuestados lo usaba porque no tenía nada mejor que hacer.