lunes, junio 17, 2024
InicioSalud¿Sabías que "nuestro plátano" no es un árbol y...

¿Sabías que «nuestro plátano» no es un árbol y que es considerado como una fruta?

PUNTA CANA. Todos estamos familiarizados con los plátanos, una de las frutas tropicales más cultivadas y consumidas en todo el mundo. Aunque a menudo se les llama “plataneros” o “bananeros”, en realidad provienen de las plantas del género Musa o musácea, que son hierbas perennes de gran tamaño, no árboles.

Si estás interesado en perder peso, el plátano podría ser útil, ya que cada 100 gramos de porción comestible contiene aproximadamente 90 calorías. Además, el plátano es rico en proteínas, grasas y nutrientes como la vitamina A, vitamina B6, folatos, agua, potasio, fósforo y magnesio.

En cuanto a su origen, aunque no se conoce con precisión el lugar exacto, se cree que los plátanos son originarios del sudeste asiático, posiblemente de áreas como el norte de la India, Burma, Camboya, sur de China, Filipinas, Taiwán, Sumatra, Java o Borneo. Estas frutas silvestres probablemente fueron utilizadas como alimento humano desde hace miles de años en las tierras donde crecían.

La referencia histórica más antigua del cultivo del plátano data del 600-500 a.C. en la India. A lo largo de los siglos, los plátanos se extendieron por todo el mundo: llegaron al este de África alrededor del año 500 d.C., se introdujeron en el Mediterráneo alrededor del año 650, y finalmente llegaron al Pacífico alrededor del año 1000.

Los portugueses llevaron el plátano a las Islas Canarias alrededor del año 1400, y desde allí se propagó a América. En Santo Domingo, se inició el cultivo de plátanos con plantas procedentes de Canarias, y luego se extendió a otras islas del Caribe.»

Elisa Mercedes
Elisa Mercedeshttps://eltiempo.com.do
Licenciada en Comunicación Social, mención periodismo. Es también locutora con más de 40 años en el ejercicio profesional. Nació en la provincia de El Seibo y ha ejercido como profesional de la comunicación en diferentes puntos del país e internacionalmente sirviendo de corresponsal para cadenas de emisoras de comunicación popular de gran incidencia en América Latina. Sus conocimientos también han estado al servicio de iniciativas y proyectos que impulsan el desarrollo social, a través de destacadas instituciones dedicadas a la promoción de los derechos de los sectores más vulnerables de la sociedad como son los niños y adolescentes, jóvenes y ancianos, con énfasis especial en los derechos de las mujeres y de las personas con discapacidad.