Villa Guerrero, barrio marginado de El Seibo, sigue olvidado y condenado al atraso

0
596

EL SEIBO. El sector de Villa Guerrero en El Seibo continúa siendo uno de los más pobres donde las necesidades y las carencias están a flor de piel. Los comunitarios demandan mayor atención de las autoridades y la solución de una serie de problemáticas. Residentes de la zona exigieron resolver los problemas que tienen con la energía eléctrica en el lugar. Ramón González, quien vive allí, dijo que son muchas las precariedades que tienen, como la falta de iluminación y el hecho de que las calles no tengan asfalto, ni aceras y contenes.

Además solicitó la instalación de un cuartel policial por ser este sector blanco de delincuentes e inseguridad. Juan Bautista Zorrilla, también residente, coincidió en que la seguridad es una de las prioridades de este empobrecido sector, además del carente servicio del agua potable. “Falta de todo. Esto es un lugar olvidado y muy pobre, urge que nos pongan un cuartel aquí cerca. La luz está muy mal, todo el mundo sabe lo que pasa aquí, tampoco hay agua. Es un desorden”, aclaró.

Dijeron que deben bañarse en el contaminado río Soco porque el agua no llega con suficiente presión y solo unos pocos de las partes altas pueden recibir el preciado líquido. La presidenta de la Junta de Vecinos, Rosalía Moreno, narró que la arrabalización y la situación paupérrima siguen teniendo a los comunitarios sometidos. Explicó que la vida difícil y sin oportunidades germina día tras día en ese lugar.

Exteriorizó que es un terror profundizar a la periferia del barrio porque las calles están desastrosas. “La electrificación igualmente es un problema, estamos a oscuras, aunque hay algunos postes. No existe organización del alambrado y los vecinos se pegan y toman ellos mismos la electricidad, provocando conatos, muchas veces”, agregó.