Talentos seibanos

0
221

EL SEIBO, RD.- Nuestros pueblos están llenos de jóvenes con historias anónimas cuya principal aventura es superarse así mismo y luego todos los retos y adversidades que impone la vida junto con sistemas de desigualdad que se traducen en falta de oportunidades, desempleo, marginalidad y delincuencia, mermando las posibilidades de un mejor futuro donde las aparentes alternativas son tomar una yola hacia Puerto Rico, emigrar a otra provincia o morir en el intento.

Sin embargo, hay quienes construyen y crean sus propias oportunidades. José Peguero, un joven seibano que recientemente puso en alto el nombre de su provincia y la región, al obtener la mención de honor del concurso â??Pintura 2020â? que realiza Casa de Teatro.

Su obra â??Demo Craciaâ?, calificada por el jurado como casi fotográfica por el perfeccionismo del dibujo, la total ocupación del espacio y el mensaje dramático, ocupó las páginas de medios nacionales.

Peguero, de 32 años, forma parte de una familia extensa de siete hermanos; según cuenta, su pasión por el dibujo nació desde muy pequeño cuando solía bosquejar los animados que veía en la televisión.

Para él, vivir del arte es cuesta arriba, debido a que es un trabajo con muchas altas y bajas. Es técnico en Artes Aplicadas de la escuela de diseños de Altos Chavón, estudios que cursó gracias a la calidad de sus portafolios en el proceso de admisión, por el cual obtuvo el 50% de su beca.

Más adelante, a causa de su enorme destreza con el pincel, la escuela decide otorgarle el 100% de la beca, mientras sus padres y su hermana, desde Estados Unidos, se hacían cargo del resto de los gastos.

Este talentoso y novel pintor seibaqaano, ha participado en varios concursos y premiaciones como la Bienal Nacional de Artes Visuales del Ministerio de la Cultura, el Premio Diario Libre Arte Contemporáneo, el concurso â??El agua como fuente de vidaâ? del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado (Inapa), entre otros donde se impregna su sello de crítica social, que llenan de orgullo a su familia y a su pequeño terruño que lo vio nacer.

Aunque sus creaciones han sido plasmadas en importantes escenarios a nivel nacional y ocupado espacios de instituciones locales, como el Ayuntamiento Municipal, para Peguero no es fácil desarrollarse en una provincia como El Seibo con altos índices de pobreza y desempleo.

â??Ha sido todo con mucho esfuerzo ya que, a raíz de las precariedades económicas de esta provincia, hay personas que aunque quisieran se les hace imposible obtener nuestras obras, no solo por el costo, sino porque los compromisos del hogar no se lo permitenâ?, expresa Peguero.

Lamenta que políticos no respalden el talento local y, en lugar de adquirir el arte que se hace aquí, se vayan a otros pueblos e inviertan allá.

Peguero destaca la importancia de un espacio cultural donde tanto él como otros jóvenes puedan hacer sus exposiciones y tengan mayor proyección, mientras sueña con tener su propia galería de arte.

DEPORTISTAS

Dentro del mundo del deporte, también El Seibo tiene jóvenes ilustres que llevaron el nombre de esta provincia a la cúspide, logrando que muchos ubicaran este centenario pueblo en el mapa mundial.

Verónica Saladín, es una de esas deportistas que obtiene medalla tras medalla para su país. Aunque no nació aquí se siente más seibana que nadie, pues su familia se mudó a esta provincia cuando ella tenía apenas siete años.

Confiesa, siempre le ha gustado cualquier tipo de deporte. Saladín quien antes de dedicarse al levantamiento de pesas, fue una apasionada del baloncesto, en octubre pasado concluyó con el mejor resultado para el país, al obtener 6 medallas de oro en la categoría de +87 KG en el campeonato iberoamericano y la copa Colombia de pesas, respectivamente.

Esta ganadora de oro y plata, aspira poder llegar a unas olimpiadas y desde allí ondear su bandera con más fuerzas que nunca, ya que los mejores momentos de su carrera, son cuando representa a su tierra en competiciones internacionales.

Empero, no todo es color de rosas en el deporte, tras varias lesiones, Saladín cuestiona las condiciones de los atletas dominicanos. Reprocha, el hecho de que no se invierta en el deporte ni se mejoren las circunstancias de vida de los atletas.

â??Se siente bien representar tu pueblo, aunque las autoridades se olviden de uno. No nos ayudan como lo hacen en otros países. Se olvidan que necesitamos para mejorar, solo se acuerdan para la foto cundo llegamos con medalla, sin pensar en todo el sacrifico. Las preparaciones son costosas, deberían ayudarnos económicamenteâ?, manifiesta.