sábado, junio 15, 2024
InicioImpactoNIDO DE AMOR MÁS DE 20 AÑOS DEDICADOS...

NIDO DE AMOR MÁS DE 20 AÑOS DEDICADOS A LA EDUCACIÓN ESPECIAL

Romayra Morla

rmorla@editorabavaro.com

HIGÜEY. Cuidar a niños con alguna discapacidad o en condiciones especiales de educación, es una tarea que requiere de compromiso y abnegación familiar. Educarlos sólo pueden hacerlo seres humanos tan especiales como ellos.

Nido 1

Ahí radica la importancia de la labor que desde 1992 viene desarrollando la Escuela para Niños Especiales Nido de Amor y su directora Federminda Sánchez.

Cuenta la educadora que comenzaron sólo como una escuela para niños sordos, pero cinco años después empezaron a recibir niños con otras discapacidades. El centro escolar opera en la calle Eliseo Pérez Sánchez, en el barrio Juan Pablo Duarte, en una casa alquilada, que no tiene las condiciones para cuidar y educar a los pequeños. La renta del espacio es de RD$ 15,000.00 mensuales, pero esperan pronto estar en las nuevas instalaciones que le construirá el Ministerio de Educación y que llevan esperando desde hace 12 años.

“Nosotros trabajamos con esos niños, igual que como se trabaja con los niños en escuelas regulares, trabajamos con el programa del Ministerio de Educación, pero si haciéndole adaptaciones para poderlos enseñar”, explica.

Sánchez dice que ahora mismo atienden unos 52 niños, aunque el local no está apto para esa cantidad, están haciendo “de tripas corazones”.

Nido2

“Aquí en Higüey hay muchos niños con condiciones especiales, sordos, autistas, con Síndrome de Down, lesión cerebral, discapacidades físicas motoras, entre otras”, relata la educadora.

La escuela para niños especiales Nido de Amor cuenta con cuatro profesoras, nombradas por Educación.

Todas tienen grado de licenciatura y han sido capacitadas para trabajar con los niños con discapacidades, algunas alcanzan el grado de maestrías.

Las docentes son Nelkis Richiez, Verónica Solano, Glenys Hernández, Federminda Sánchez y Danilo Guerrero, además cuentan con la profesora Zoila Reyes, quien no está nombrada, por lo que piden a la población un patrocinio que les permita mantener los servicios de esa maestra.

LOS PADRES CONTRIBUYEN

A más de dos décadas de su creación, Nido de Amor ha sobrevivido gracias al aporte de los padres de los alumnos, que contribuyen con RD$ 800.00 mensuales, dinero que se usa para pagar la educadora que no está nombrada y personal de apoyo. Sánchez narra que los niños especiales también necesitan recreación y por eso han realizado excursiones pagadas por algunos colaboradores y han llevado a los pequeños a fiestas en el Club Salvaleón de Higüey, así como a hoteles turísticos.

Un ejemplo del respaldo de la familia al funcionamiento de la escuela para niños especiales es el apoyo que le brinda la ex regidora de Higüey, Magalys Reyes, quien tiene un nieto en el centro.

La colaboradora conoce las necesidades de Nido de Amor, sobre todo el poco espacio que tiene el centro educativo, por lo que se alegra al informar sobre la construcción de una nueva casa que empezarán a construir.

Destaca que la obra que está a punto de comenzar debe ser modificada en su diseño para que se le incluya un comedor, para que los niños especiales también sean parte de la tanda extendida Además, agrega que la nueva escuela Nido de Amor se levantará en barrio de Anamuya, en las proximidades del Centro de Corrección y Rehabilitación, a un costo de RD$24 millones y constará de nueve aulas.

Los terrenos fueron donados por el exgobernador Luis Rafael Cedeño.

nido3

TESTIMONIOS

Sirveria Cedeño, miembro del Comité de Padres de la Escuela agradeció a la profesora Federminda, ya que ha sido un baluarte con los niños.

“Tengo una niña hace 10 años, hoy tiene 13, es sorda, pero en la escuela aprendió a hablar y cursa el quinto grado. Ella ha evolucionado gracias al amor y dedicación que reciben en Nido de Amor”, dijo.

María Cristina Morla, vice presidenta del Comité de Padres de la Escuela, dijo: “estoy muy agradecida de la escuela, porque cuando mi hijo llegó no hablaba nada y hoy puede hablar, su condición especial es cerebral, pero ha evolucionado maravillosamente”.

Indicó que necesitan esa escuela porque hay muchos padres con niños con esas condiciones que no tienen donde llevar a sus hijos y no cuentan con los recursos para pagar una escuela y que Nido de Amor brinda un servicio gratis. También abogó por la tanda extendida, ya que beneficiará a muchos padres, facilitándoles más tiempo para trabajar.

LA ESCUELA

Nido de Amor funciona en una casa de familia, que no tiene las condiciones que amerita un local destinado para la educación, mucho menos para niños en condiciones especiales de educación. La escuela es calurosa y carece de la ventilación que necesita un centro escolar, además de ser oscura.

La casa convertida en escuela, usa la galería, sala, cocina y hasta la marquesina como sala de tareas, en donde los educadores tratan cada día de enseñar a los pequeños de la mejor manera.

Las áreas de recreación son nulas y por la ubicación, en el sector Juan Pablo Duarte de Higüey, el ruido constituye un problema, por la cantidad de motores que cruzan por el lugar, además de guaguas anunciadoras.

Los malos olores son otros de los malestares del centro educativo, ya que por la falta de sistema de alcantarillado, las aguas residuales circulan por los contenes del sector, generando un hedor nauseabundo que se percibe dentro de la escuela.

“AQUÍ EN HIGÜEY HAY MUCHOS NIÑOS CON CONDICIONES ESPECIALES, SORDOS, AUTISTAS,CON SÍNDROME DE DOWN, LESIÓN CEREBRAL, DISCAPACIDADES FÍSICAS MOTORAS, ENTRE OTRAS”, FEDERMINDA SÁNCHEZ.