sábado, junio 15, 2024
InicioImpactoLa Romana exige al Gobierno un hospital del tercer...

La Romana exige al Gobierno un hospital del tercer nivel de atención

La falta de un hospital del tercer nivel de atención, que cuente con los servicios de traumatología severa, neurocirugía, quemaduras y oncología, evitaría gastos y tiempo a pacientes y familiares de La Romana.

LA ROMANA. La falta de un hospital del tercer nivel de atención en La Romana causa estragos en los pacientes y sus familiares. Al momento de producirse casos graves como traumatología severa, quemaduras que sobrepasan el 30% corporal, neurología y pacientes con cáncer, no existen salas de internamiento para su tratamiento en esta ciudad.

Todo lo antes mencionado se convierte en un mayor gasto e inversión de tiempo para el paciente y los familiares, pues esto implica un traslado hacia otros centros de salud, que si
cuentan con las características necesarias.

Cabe destacar que el Sistema de Salud dominicano está estructurado por diferentes niveles de atención, los cuales se diferencian por la especialización de los servicios médicos que allí se ofrecen. Los grados son: de primer nivel (prevención y vigilancia de
enfermedades), segundo nivel (que se especializa en las 4 necesidades básicas de la medicina que son medicina interna, gineco-obstetricia, pediatría y cirugía general).

El tercer y cuarto nivel de atención: Son los centros médicos con mayor capacidad de solución de casos, con personal especializado en procedimientos de alta complejidad. Esta es la parte de la que los pacientes de la provincia La Romana adolecen ya que no cuentan con un hospital con esas características.

PACIENTES Y FAMILIAS AFECTADAS

Resulta muy difícil trasladarse a San Pedro de Macorís y Santo Domingo en busca de ese anhelado y vital servicio médico. El paciente de cáncer de colon, Rodolfo Cordones, afirma que las personas enfermas por lo regular acuden a los servicios médicos acompañados de un familiar o amigo lo que incrementa los gastos.

Sostiene que, en su caso, aparte de los gastos de estudios médicos y análisis, solo de dieta y viajes una persona puede gastar hasta 24 mil pesos mensuales, ya que el hospital Arístides Fiallo Cabral no tiene camas de internamientos para personas con cáncer, por lo que tiene que disponer de tres días, mínimo, para su tratamiento en Santo Domingo.

Otro caso es el de personas menores de edad que sufren de síndrome nefrótico, insuficiencia renal crónica, como el que padece una adolescente a la cual se le omitirá el nombre por ser menor de edad. La paciente lleva un año con la enfermedad ha tenido que
medicarse por hemodiálisis tres veces a la semana. Viajando a Santo Domingo, porque en la provincia no hay un hospital que incluya internamiento para personas de su edad que padecen esa enfermedad. Todo esto hace que los costos de viajes, medicamentos e internamientos alcancen hasta 40 mil pesos al mes.

OTROS PACIENTES

Esta misma suerte corren los pacientes que sufren trauma craneoencefálico severos y los de quemaduras en más de un 30% de su cuerpo, y aquellos que necesitan la asistencia de un neurocirujano, los cuales solo reciben las atenciones de primeros auxilios para luego ser transferidos a un hospital de tercer nivel como el Antonio Musa, en San Pedro de Macorís, o el Darío Contreras, entre otros ubicados en la ciudad capital.

La doctora encargada de Emergencia del hospital Arístides Fiallo Cabral, Heidy Vásquez, precisa que el hospital cuenta con 24 camas para internamiento de pacientes con casos traumatológicos moderados y ortopedia.

Agrega que en la semana pueden presentarse hasta 15 casos de pacientes que hayan sufrido accidentes de tránsito, que luego de un chequeo médico y una tomografía, la cual se realiza fuera del hospital porque no tiene tomógrafo, el paciente es referido a hospitales de tercer nivel como los ya señalados, previa coordinación, para garantizar que tengan disponibilidad de espacio de Cuidados Intensivos.

Indica que el hospital, para cubrir las necesidades que presenta en esas áreas de la salud, necesita la especialidad de neurocirugía, nefrología, reumatología y más ortopedas, porque
solo cuentan con dos, uno nombrado por el Estado y el otro contratado por el hospital.

Del mismo modo la doctora Keyla Santana, cirujana general, explica que los pacientes con menos del 30% de tejido de piel quemada lo tratan en el centro, excepto órganos afectados como genitales, extremidades y la cabeza, los cuales son referidos a un
hospital especializado en quemaduras, como el hospital Ney Arias Lora.

Heidy Vázquez, Encargada de Emergencias

Dice que aquellos con quemaduras de tercer grado, que son producidas por aceite caliente, ácidos y electricidad, también son referidos, porque comprometen la salud del paciente. Santana cita que el hospital necesita un área especializada, exclusiva para pacientes quemados que incluya Cuidados Intensivos, quirófano, cirujanos especializados en quemaduras, internistas, nutricionistas, intensivistas, nefrólogos, neumólogos y enfermeras.

MÉDICOS

La doctora Karen Guzmán, presidenta del Colegio Médico Dominicano filial La Romana, dejó claro que la clase médica, en esta provincia, labora con muchas limitantes, lo que afecta a los pacientes. Considera que la provincia, hasta el momento, al no contar con un
hospital de tercer nivel, tienen que referir a los pacientes a los demás hospitales que se encuentran en esta región.

La doctora

Precisa que sería ideal que la provincia cuente con su propio hospital de tercer nivel, que cuente con todos los servicios necesarios para beneficio de la población, pero que para eso el Gobierno, que es quien maneja los datos de referimientos, determinaría la posibilidad de construir un nuevo hospital o no.

AUTORIDADES DE SALUD

Karen Guzmán, presidenta del Colegio Médico Dominicano filial La Romana, el director provincial de Salud, doctor Francisco Alejandro Hodge, y el administrador del hospital Arístides Fiallo Cabral, Víctor De Oleo, estuvieron de acuerdo en la construcción de un hospital de tercer nivel para la provincia, en las proximidades de la autovía del Este,
próximo al Inespre y el cementerio municipal.

Administrador del hospital Arístides Fiallo Cabral, Víctor De Oleo.

Hodge y De Oleo coincidieron en que al único hospital con que cuenta esta ciudad se le está realizando algunas remodelaciones, pero que no incluyen esas especialidades.

De Oleo asegura que, desde su llegada al hospital hizo un levantamiento de todas las áreas del centro. Este centro pasa de los 73 años de inaugurado. Los resultados de su levantamiento dicen que los entregó en su momento a las autoridades de Salud Pública, quienes son las que toman una decisión final.

Enfatiza en que a raíz de ese levantamiento se están haciendo intervenciones en el hospital en áreas de emergencia, quirófanos, cirugías y otras. Además, estima que el hospital que se construye próximo a Villa Hermosa, se estará entregando a final de año, y
que por estar en la provincia se estará habilitando una parte para los casos de traumatología.