Cientos de motocicletas esperan por sus dueños en depósito de Digesett La Romana

0
1161

LA ROMANA. El depósito de motocicleta de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) regional Este en La Romana, luce repleto de motores. Muchos de ellos abandonados por sus propietarios, durante 10 y 15 años, lo que dificulta la entrada de nuevos vehículos y que, en ocasiones, en días festivos, los lleva a utilizar un solar prestado que está a su lado.

El pasado año el exdirector de esa dependencia coronel Eduardo Escalante Alcántara, hizo un comunicado para que las personas que tuvieran vehículos en el lugar fueran a retirarlo. Según manifestó, en ese entonces se entregaron muchos motores, pero, aun quedaron cientos sin reclamar, en su mayoría porque al momento de la detención la matricula no figura a nombre de las personas que transitaban en la motocicleta, sino de su antiguo dueño.

En ese sentido, la recién nombrada en ese cargo, la coronela Yudith Almonte Martínez, la primera mujer que dirige esta regional, empezó a entregar las motocicletas. Pidió que las
personas que no han ido se acerquen a esa institución en busca de su vehículo con los documentos que exige la ley

“Nosotros no vamos a poner trabas ni obstáculos, simplemente cumplir con lo que dice la ley. Acabamos de llegar y por eso hicimos un levantamiento para verificar cada caso, si una persona no consigue al propietario para el traspaso, pues con el contrato de venta, casco y seguro, le entregamos su motor”, dijo.

Agregó que también aquellos que tengan la carta de ruta vencida, que la ley las faculta como válidas por 90 días, deben de ir a la agencia donde compraron su motor para renovar.

Martínez agregó que en la dependencia que antes dirigía en Puerto Plata, había una situación similar y que luego de que los posibles propietarios no se acercaron a reclamar su motor, procedió con un permiso especial a desocupar el depósito, con la colaboración de varios camiones, trasladando bajo un inventario, todos los motores al Canódromo en Santo Domingo para futuras subastas.