lunes, junio 17, 2024
InicioImpactoHamlet Melo “Sueño con ver a mi pueblo desarrollarse...

Hamlet Melo “Sueño con ver a mi pueblo desarrollarse de forma sostenible”

Romayra Morla, rmorla@editorabavaro.com

Hamlet Melo es un hombre de decisiones firmes, que no le teme a los cambios. Se define como una persona sencilla, inquieta e innovadora, que le gusta servir a su prójimo.

Hamlet Melo (1)

Hamlet Melo junto a sus cuatro hijos.

Nació en Santo Domingo, en 1974, pero su infancia la desarrolló en Higüey. Es hijo de los señores Leyda Melo Quezada y Barón Sánchez Añil. Realizó sus estudios primarios en la escuela Nuestra Señora de La Altagracia, y los secundarios en la Escuela Orfelina Pillier. Después, en el 1990, se mudó a los Estados Unidos y allí terminó los últimos tres años de la secundaria. Recuerda que su vida cambió a partir de los 15 años, porque durante esa etapa de su vida pasó de ser un niño travieso a una persona responsable. Fue a partir de ahí cuando adquirió su primer trabajo, en un restaurante de comida rápida en la ciudad de Miami.

Explica que fue una experiencia interesante, porque pudo crecer, valorar el dinero y la importancia que tienen los estudios. Los consejos que les daba su abuelo, Amado Melo, también comenzó a entenderlos en su justa dimensión. A los 18 años, tuvo que decidir entre su permanecía en los Estados Unidos y regresar a su país. En ese entonces, quería ser agente de aduanas y arquitecto; eso era lo que le gustaba. Participó en una feria en Miami con temática arquitectónica, en la que presentó una maqueta que le permitió ganar el segundo lugar.

“Mi abuelo fue quien me crió; es una persona que siempre he seguido su ejemplo. Él me dijo que como tenía la mayoría de edad podía hacer lo que yo quisiera, pero que a él le gustaría que yo viniera a pasar los últimos años de su vida a compartir con él. Mientras hablábamos por teléfono, comencé a llorar y decidí entonces volver para Higüey”, recuerda Melo, sin ocultar la nostalgia que le produce hablar de aquellos tiempos.

Farmacia Melo

En 1995, su abuelo decidió vender una farmacia de su propiedad, pero las negociaciones no procedieron. Hamlet cuenta que su abuelo decidió entonces pasarle la farmacia, pero dice que no tenía dinero para trabajar en ese negocio.

“Recuerdo que fue garante de un préstamo de 40 mil pesos en el Banco de Reservas y me consiguió fiado una casa comercial, en 25 mil pesos, y así inicié el negocio de la farmacia”, comenta. En 1997, se convierte en el propietario definitivo de la farmacia, alternando el negocio con la venta de teléfonos celulares, tarjetas telefónicas y centros de llamadas, convirtiéndose así en la primera persona en ofrecer los servicios de cabinas telefónicas en la ciudad de Higüey. Sin dejar de lado los negocios, Hamlet Melo continúo sus estudios. Para validar su educación secundaria en el país, duró alrededor de un año en Cenapec, para luego matricularse en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), para estudiar la carrera de Derecho.

Su familia

En la entrevista con El Tiempo, Melo no quiso obviar referirse a su familia y a lo que ésta representa en su vida.

“Mi esposa, Yeny Pérez, para mí significa algo muy especial. Nos casamos en 1998. Está conmigo por lo que yo soy, no por lo que yo pueda tener. Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, yo diría que ella está delante, por el soporte que ella ha sido para mí. Tengo cuatro hijos maravillosos, que son la razón de mi vida, dice orgulloso.

En la política

Sostiene que inicia la política en el 2006, presentando una precandidatura a diputado, pero tuvo que retirarse para darle paso a la cuota de la mujer que ya había entrado en vigencia. Dos años más tarde, viaja a España a hacer una maestría en Ciencias Políticas y vuelve a aspirar al mismo cargo congresional, para los comicios del 2010. En esta última contienda electoral, resultó electo “gracias a Dios y al pueblo altagraciano”, destaca. Expresa que tiene sangre de políticos, porque creció junto a su abuelo, a quien le gustaba mucho la política, y su tía, doña Ligia Amada Melo, actual ministra de Educación Superior Ciencia y Tecnología, quien ha estado de manera permanente en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD). De Ligia, dice que es una persona a quien admira y califica como su mentora.

Hamlet Melo (3)

Con la satisfacción que implica el éxito logrado a base de trabajo y sacrificios, este diputado higüeyano expresa: “Todo en la vida se basa en dar un paso y correr el riesgo”. A propósito de su carrera política, Melo habló de un tema que forma parte del debate nacional como tema de relevante importancia social: El clientelismo. Entiende que el clientelismo político tiene a la población en una condición, que la gente cree que porque se es político se tiene la posibilidad de solucionarle todas sus necesidades. “No tenemos la posibilidad económica, lamentablemente para resolverle a todos, pero sí tratamos de ayudar a los más necesitados”, resalta.

Destaca que hace un año trabaja en un proyecto de reconstrucción de viviendas, trasladándose a los diferentes sectores con ayuda de algunos colaboradores. A través de esta iniciativa, hace acuerdos con los residentes de las viviendas, para que ambos aporten; algunos con la mano de obra y su oficina política con los materiales.

Proyectos legislativos

Como legislador y representante de la provincia, Melo ha sometido varios proyectos, entre ellos uno para la construcción de un destacamento policial en el sector de Villa Cerro, donde convergen alrededor de 14 barrios. Dice que por falta de recursos no se ha podido ejecutar. También, ha solicitado una oficina para otorgar licencias de conducir y un proyecto para dividir la provincia La Altagracia en circunscripciones. “La tarea de un legislador es fiscalizar y representar dignamente a sus comunidades. Sin embargo, como el Estado no garantiza los servicios básicos del ciudadano, el legislador tiene que ir en auxilio de eso”, critica.

Hamlet Melo (2)

Hamlet junto a su esposa y tres de sus hijos.

Higüey

Resalta que el municipio de Higüey debe enfocarse en un plan de desarrollo que él mismo ha propuesto. Un plan que incluya a todos los sectores de la sociedad que inciden en el desenvolvimiento de la provincia, con objetivos comunes y afinidad de ideas. “Hemos pasado de ser una provincia hatera, ganadera, a una provincia de turismo de industrias, y quizás esos beneficios no se ven en Higüey, que esa es otra de mis grandes preocupaciones. Entiendo que hay una barrera entre el municipio de Higüey y el polo turístico, que hay que ir derribando. Además, sueño con ver a mi pueblo desarrollarse de forma sostenible”, dice, optimista.