lunes, mayo 27, 2024
InicioImpactoFélix Pión Tavarez: “Hay que crear escuelas de...

Félix Pión Tavarez: “Hay que crear escuelas de turismo y diversificar la zona”

Romayra Morla, rmorla@editorabavaro.com

Félix Pión Tavarez, es el primer higüeyano y de los primeros cinco dominicanos que se capacitó en el área de administración turística. Es un hombre preocupado por el desarrollo cultural y turístico de la provincia La Altagracia.

DSCF6763YSR

Este gestor cultural se define como un ser creativo, servicial, amante del arte y la cultura, pero, precisa, manteniendo siempre la humildad que le caracteriza. Un hombre de vivencias que quiere compartir sus conocimientos con su pueblo. Es hijo de Juan Ramón Pión, uno de los primeros ganaderos de esta zona, fundador de la Asociación de Ganaderos, y de la señora Carmen Tavares. Califica a sus padres como ejemplares y personas de gran valor humano. Realizó parte de su educación primaria en la Escuela San Juan Bautista de la Salle, hasta el sexto curso. Luego, fue enviado a un internado fuera del país y regresó a concluir el bachillerato en Higüey.

Años más tarde se va a estudiar a la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), porque su familia deseaba que estudiara medicina, pero por motivación de un primo decide estudiar Administración Turística, carrera que asegura le apasiona. En 1974 comenzó a estudiar Hotelería y Turismo, cuando la Organización Mundial de Turismo (OIM) abrió una escuela en la ciudad de Bonao, con internado, para preparar a los primeros hoteleros dominicanos. Los primeros egresados de este curso trabajarían en la zona turística de Puerto Plata. Luego, por sus altos rendimientos académicos, fue nombrado profesor para el segundo grupo de estudiantes.

Después es enviado a Madrid, España, para completar la carrera durante cuatro años, pasando por La Gran Canaria y Málaga, en diferentes escuelas y hoteles como entrenamiento. Domina los idiomas inglés, francés e italiano. Al terminar la carrera, por mediación de don Frank Rainieri, presidente del Grupo Puntacana, fue contratado por el Club Med, con el que visitó varios países del mundo, tales como Haití, Tahit y Marruecos. “El Club Med fue el primer hotel de la zona; vine contratado desde España, por contacto de Frank Rainieri, quien para mí es el padre de la hotelería dominicana; fue el ‘loco’ que creyó en esa zona. Recuerdo que la gente decía, ‘miren ese loco, metido en esos montes haciendo cabañitas’. Pero él ya venía con la visión del potencial que tienen las playas de esta zona; cumplió, se arriesgó y triunfó. Le agradezco esa primera oportunidad”, expresa, agradecido.

Incansable

Pión Tavarez tiene un gran perfil académico-profesional. Cuenta con un post grado hecho en New York, en el área de alimentos, bebidas y computadoras aplicadas a la hotelería. En esa ocasión trabajó en uno de los hoteles más prestigiosos, el Hotel Hanley Palace, propiedad de la famosa Liona Hanley. Luego regresa al país para la apertura de Talanquera Beach Resort, como gerente residente, bajo el mando de Jossy Lovatón, señala.

DSCF6768YSR

En el año 1970 ganó en Puerto Rico el Concurso de Merengue, con la inauguración del Conjunto Quisqueya, en la Cadena Telemundo, con Silvia de Grass y Chapuseau. Es graduado de modelo, en La Femme Elegante, primera agencia de modelos del país. En 1977 ganó en Madrid, España, el concurso Modelo del Año. Fue bailador invitado del Ballet Las Panteras, para recorrer toda Italia, y modelo estrella invitado al espectáculo Fantasía de Navidad, en el Hotel Jaragua. Ha sido asesor y colaborador de los concursos Miss Turismo, Miss Teeneger y Mister República Dominicana.

También fue creador de la Noche Dominicana, en la zona de Punta Cana-Bávaro, de la Feria de Allegro, durante siete días, presentando estampas de todos los continentes, y fundador de la Escuela Atelier de Arte. Para el 1987, dirigió Dominicus Americano, en Bayahíbe; asimismo, se desempeñó como gerente residente del Hotel Dominican Fiesta. En el 1991, es contratado por una cadena hotelera para ser director general en el Hotel do Brazil, de Acapulco México; luego, de un hotel similar, en Miami Beach, Florida, resalta.

“En la compañía Allegro Resort fui gerente residente y room division manager, con el agregado de property manager, puesto creado para mí. De Allegro, pasé a abrir el Hotel Las Tamboras, en Los Cacaos, de Samaná; seguidamente, fui contratado para dirigir el Hotel Sun Set, de Boca Chica”, relata. Dice que tuvo su propio Hotel, “Casa de Huéspedes Don Pión”, en Santo Domingo, pero no pudo mantenerlo en los momentos de crisis. Actualmente se desempeña como asesor en el área de hotelería; recuerda que sus escuelas fueron el Club Med y la cadena de hoteles dominicana Alegro Grand, ya que mantenía una constante capacitación de sus empleados.

El turismo

Entiende que para proteger el turismo local hace falta desarrabalizar la zona, sanearla, eliminando los focos de pobreza. Hay que crear más escuelas de Turismo; diversificar las zonas de atracción, explotando el turismo de montaña y ecológico; desarrollar la parte cultural y enfocar las visitas de los turistas hacia el municipio de Higüey. Asimismo, sostiene que se debe dar más valor a los monumentos que existen en esta provincia. “Tenemos la Iglesia San Dionisio, que se está cayendo a pedazos, y encima de eso recolectaron un millón (de pesos) aproximadamente y fue utilizado en otra cosa, según el Obispo”, cuestiona.

Añade que “los higüeyanos deben empoderarse y crear un patronato que vele por la protección de los monumentos; tenemos un trapiche de caña, la Casa Juan Ponce de León, fábrica de quesos que pueden ser visitadas; tenemos todo. Esta es una provincia bendita. (Pero) se están dejando morir los ríos y las montañas”, enfatiza. El tiempo dedicado a este semanario alcanzó para que Pion Tavarez hablara un poco de su familia y vida privada. De entrada destaca que no tuvo la oportunidad de tener hijos. “El hotelero es como un monje, que vive viajando; no me hacen falta (los hijos). Mis hijos son los hoteleros y empleados”.

Y de su progenitora expresa lo siguiente: “mi madre es la mujer que dirigió la educación de mi familia, aquella que te enviaba a estudiar idioma y mecanografía. Mi madre es mi todo, la matriarca de la familia; hoy estoy con ella acompañándola, porque me casé y me divorcié”, expresa. En su tiempo libre, dice que se ocupa de seguir capacitándose y contribuir al desarrollo cultural del pueblo altagraciano. Entrena, de forma gratuita, a modelos en etiqueta y protocolo. Hoy día, hay decenas de esos jóvenes en el extranjero, trabajando en diferentes áreas del modelaje. Actualmente entrena al joven David Rodríguez, quien participara en el concurso Mister Universo

También, es miembro de diferentes clubes sociales. Recordó que cuando era presidente del carnaval Higüeyano hizo brillar este evento como el carnaval de Brazil, trayendo a figuras como Oscar de la Renta y Frank Rainierie. “Después, el carnaval se cayó, porque lo politizaron y la cultura no se puede politizar”, aconseja. Sueña con dirigir un hotel en la zona costera y “abrir un centro para rescatar esos niños que andan por ahí rodando y educarles en varias disciplinas artísticas y culturales”, expresa. Dice que de no ser hotelero se hubiese dedicado a ser un artista completo y creativo. Indica que es un pintor empírico.

Este experimentado gestor cultural higüeyano no quiso terminar su entrevista con El Tiempo, sin antes dar su opinión particular sobre el futuro de la tierra que le vio nacer. “Al municipio de Higüey le falta de todo: Organización, áreas culturales, pero no hay un gobierno que se interese por hacerlo. Hace falta que eduquen a este pueblo, que es salvaje todavía, con la mente de hatero y lleno de personas de todas parte del país, que han traído su cultura o sub-cultura. Además, aquí cualquier ñame es gobernador o aspira a un cargo político, porque fue activista de un partido”, critica.