sábado, mayo 18, 2024
InicioEn el EsteObispo de Higüey sale al frente de rumores sobre...

Obispo de Higüey sale al frente de rumores sobre renuncia del Cardenal

Oscar Quezada, oquezada@editorabavaro.com

HIGÜEY. La permanencia en su condición de Obispo Metropolitano de Santo Domingo del Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez depende de la decisión que al respecto adopte el Papa Francisco desde el Vaticano, y no del prelado católico dominicano, quien está a punto de sobrepasar con tres años la edad exigida por el Derecho Canónico para permanecer en esta función.

Monseñor Gregorio Nicanor Peña RodríguezYSR1
Así lo dejó claramente establecido el presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, obispo de la Diócesis Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey. “Él (López Rodríguez) presentó la renuncia, pero hasta ahora no tenemos noticia de que el Papa, aunque le aceptó, todavía no ha determinado si ya es definitiva”, aclaró Peña Rodríguez. La explicación viene a propósito de los rumores que en estos días han circulado en las redes sociales, sobre la supuesta renuncia del Cardenal López Rodríguez como Obispo Metropolitano de Santo Domingo. Monseñor Peña Rodríguez dijo que no sabe de dónde ni con qué intención se ha propagado el rumor de la renuncia del Cardenal, y prefirió enviarles un mensaje a los creyentes católicos que siguen de cerca estos temas.

“A la feligresía que no se deje llevar de rumores, sino que esperen una noticia oficial”, sugirió el obispo de Higüey. Ciertamente, como bien señala monseñor Peña Rodríguez, el Cardenal renunció en el 2011, cuando cumplió sus 75 años de edad. En ese entonces, su renuncia no obedeció a una voluntad propia, sino que lo hizo cumpliendo con lo exigido por el canon 401 del Derecho Canónico, que establece claramente que “al obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias”.

Sin embargo, tras recibir la carta de renuncia de un obispo con la edad identificada en el canon 401, el Papa no está obligado a aceptarla de inmediato, por lo que el obispo en cuestión puede permanecer siendo titular más allá de la edad establecida. Y en el caso específico de López Rodríguez, que por el título de Cardenal y su gran notoriedad en la vida pública nacional es objeto de mayor atención, es preciso recordar que en el 2011 el entonces Papa Benedicto XVI prorrogó su su condición de obispo por varios años más. Ahora será el Papa Francisco quien debe decidir sobre su permanencia. Al menos que se aleguen razones de salud que le impidan seguir ejerciendo su labor, el Sumo Pontífice tiene la potestad de ratificar en su cargo al obispo renunciante.

…No sólo López Rodríguez

En el 2011, la Conferencia del Episcopado, máximo órgano jerárquico de la Iglesia católica, se apostaba a realizar varios cambios en su estructura, debido a que varios obispos habían cumplido o se aproximaban a los 75 años de edad. Entonces surgieron los nombres de quienes debían presentar su renuncia. Fueron estos los obispos auxiliares de Santo Domingo, monseñores Pablo Cedano, quien en enero de ese año cumplió 75 años, y Amancio Escapa Aparicio, que tenía 73. Igualmente, monseñor Antonio Camilo González (obispo de La Vega), que tenía 73; Rafael Leónidas Felipe Núñez (obispo de Barahona), que cumpliría 73 años, y monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio (Obispo Metropolitano de Santiago), que cumplió 72 años.

Pero de estos obispos, solo fue aceptada la renuncia de Pablo Cedano, hecho que se produjo el pasado año. Luego, los demás obispos permanecen en sus cargos, a pesar de que ya todos pasan de los 75 años, al igual que el Cardenal López Rodríguez. En julio de este año, se informó que tres obispos dominicanos serían retirados por haber cumplido los 75 años. Se dijo que el papa Francisco aceptó la renuncia de Antonio Camilo González y Rafael Leónidas Felipe Núñez. De igual forma, se indicó que el próximo en retirarse será De la Rosa y Carpio, cuya dimisión deberá ser este mismo mes de septiembre, fecha en la que cumplirá los 75 años. Sin embargo, los tres continúan activos como obispos.

Felipe Núñez nació en Villa Tapia, Diócesis de La Vega, el 12 de septiembre de 1938, por lo que el pasado viernes arribó a sus 76 años; Camilo González nació en Ojo de Agua, Salcedo, Diócesis de La Vega, el 7 de febrero de 1938 y ya cumplió 76, y De la Rosa y Carpio nació en la comunidad Los Ríos, en Higüey, Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia, el 19 de septiembre del 1939. Su cumpleaños 75 es el próximo viernes. Monseñor Escapa Aparicio nació en Cistierna, León (España), el 30 de marzo de 1938, fecha que indica sus 76 años cumplidos en el primer trimestre de este año.