miércoles, mayo 22, 2024
InicioImpactoEspacios públicos de La Romana, no aptos para personas...

Espacios públicos de La Romana, no aptos para personas con discapacidad

LA ROMANA. Las personas que tienen discapacidades tales como físico motora, visual, intelectual, auditivas y del habla encuentran muchas barreras y obstáculos que les dificulta realizar una vida normal. En la República Dominicana un millón 160 mil 847 personas viven con algún tipo de discapacidad, lo que representa, aproximadamente, el 12% de la población, según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En La Romana hay varias instituciones, tiendas y plazas comerciales que no brindan las facilidades para las personas con discapacidad. Algunos de los lugares públicos con esta situación son: el Palacio de Justicia, la Gobernación, el Ayuntamiento, el hospital Arístides Fiallo Cabral, los parques y otros espacios tanto públicos como privados.

AFECTADOS

Ante esta problemática el presidente de Alianza Dominicana de Personas con Discapacidad (Adprd) filiar La Romana, Enrique Mora, señaló que en esa organización están registrados
alrededor de 80 personas que padecen algunas discapacidades. Dijo que está seguro de que esa cifra se puede triplicar, porque la mayoría no están registrados.

Mora afirmó que sus representados tienen que lidiar cada día con obstáculos y barreras en los lugares públicos y privados que visitan para desempeñar su vida diaria. Precisó que una las soluciones que ayudaría a los discapacitados es proveer a los lugares públicos y privados de rampas, señalizaciones y elevadores, para que las personas que están en sillas de ruedas puedan acceder a los pisos superiores de las instituciones públicas.

Expresó que esa institución se ha acercado en varias ocasiones a las autoridades del Ayuntamiento para que construyan los espacios adecuados para que sus miembros y los que no lo son, puedan transitar libremente. Además, pidió que la ciudadanía cree
conciencia en no ocupar las aceras con vehículos, motores y exhibidores de botellones de agua entre otros.

El joven Cristian Rijo tiene una amputación en su pierna derecha y tiene que trasladarse al Palacio de Justicia de esta ciudad cada mes. Cuando tiene que subir las escalinatas para acceder al segundo nivel, dice que termina agotado por el esfuerzo que ejerce para lograr llegar a su destino.

“Después que me amputaron esta pierna, y los que padecemos de alguna discapacidad ya no somos lo mismo. Sería bueno que las autoridades construyan en este lugar una rampa
y un elevador para las personas como nosotros”, expresó Rijo.

En ese mismo orden el abogado Lester Antonio Batista Núñez afirmó que la falta de accesos adecuados en diferentes puntos de la ciudad y en especial en el Tribunal, afecta sobre manera su salud, porque es una persona con discapacidad motriz. “Cuando me
toca audiencia en el segundo nivel y tengo que subir esas escaleras termino destrozado”, sostuvo el abogado.

También externó que en ocasiones tiene que enviar a su hijo en su representación cuando tienen audiencias en el segundo nivel, pero que muchas veces los clientes no aceptan el cambio porque dicen que a él fue que contrataron. La misma situación vive el no vidente Jemer Iranel Suarez Reyes, quien manifestó que la vida para las personas como él es muy difícil, pues tiene que desplazarse por la ciudad con los obstáculos en la vía pública.

También dijo que la mayoría de las tiendas, negocios, plazas e instituciones públicas no cuentan con las facilidades que exige la ley. Narra que, en una ocasión, uno de
sus compañeros sufrió un accidente en una pierna al caer en un desagüe que no tenía tapa de protección y que otros como en su caso han sufrido percances porque las aceras y
parques no tienen la accesibilidad requerida.

LEY 5-13 LOS AMPARA

Cabe destacar que para las personas que padecen discapacidad hay una ley que los ampara. Debido a las estadísticas señaladas anteriormente, el Estado, se abocó a crear la Ley Orgánica 5-13 sobre la Protección de las Personas con Discapacidad, mediante el Concejo Nacional de Discapacidad (Conadis).

Las personas con discapacidad son todas aquellas que tienen deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo, que al interactuar con diversas barreras estas le
puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás. En ese sentido el artículo 47 de la Constitución dice que el Estado garantizará políticas de prevención delas discapacidades y, de manera conjunta con la sociedad y la familia, procurará la equiparación de oportunidades para las personas con discapacidad y su integración social.

También establece taxativamente en su artículo 58 la obligación del Estado de promover, proteger y asegurar el goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Estos derechos deben permitir que las personas con discapacidad alcancen los más altos niveles de igualdad, así como el reconocimiento en su condición frente a los deberes que les son correlativos e inherentes a la persona.

INCLUSIÓN Y MODERNIDAD

El arquitecto y urbanista Héctor Mejía Memo expresó que existe el “Reglamento para Proyectar sin Barreras Arquitectónicas” la norma M-007 del año 1992 implementada por el Ministerio de Obras Públicas, y que desde ese entonces se exige el cumplimiento de esas normas pero que pocos Ayuntamientos lo implementan, ya que esta regula las construcciones públicas y privadas.

Aclara que el reglamento no solo trata de las construcciones de rampas en aceras, sino que también hace observaciones a la construcción de baños públicos, entradas a negocios,
plomería y electricidad que tengan la altura indicada para que los discapacitados puedan tener acceso, y también diseños viales para personas en sillas de ruedas.

“Ese reglamento prevé una serie de elementos que permite que las personas discapacitadas aceden a todos los beneficios que nosotros tenemos. El Estado y el gobierno municipal tienen que garantizar esos derechos. El mundo en que vivimos tiene que adaptarse a ellos”, aseveró el urbanista.

PLANEAMIENTO URBANO

El director de Planeamiento Urbano de la Alcaldía de La Romana, Michel Ferreiras, destacó que realmente en el Ayuntamiento no existe una resolución que ordene la implementación de obras con facilidades en sus construcciones que contribuyan a la inserción de forma fácil en los espacios públicos de los discapacitados. Explicó que desde que la administración actual tomó posesión han venido realizando remodelaciones en aceras, plazas y parques con la construcción de rampas, y que aquellos lugares que no han sido intervenidos se intervendrán a corto, mediano y otros a largo plazo.

Se manifestó a favor de que algún regidor, en especial de su partido, tome la iniciativa de que estas transformaciones de espacios públicos y privados sean sometidas y aprobadas por el Concejo de Regidores, a fin de que establecida por resolución.