sábado, junio 15, 2024
InicioImpactoDiana Dalmasy : “El privilegio de crear para impactar...

Diana Dalmasy : “El privilegio de crear para impactar la vida de mucha gente”

SCARLET HERNÁNDEZ /

scarlet@editorabavaro.com

 Bávaro. A simple vista, una mujer segura, decidida, de carácter fuerte y gran personalidad, de esas que no pasan desapercibidas. Más de cerca es cálida, amable, conversadora, un ser humano extraordinario, fiel ejemplo de cómo el amor y la dedicación por el oficio le da sentido a la vida del individuo y lo colma de satisfacciones.

Con una especialidad en Villas Vacacionales y Edificaciones Hoteleras, se ha convertido en la constructora del turismo de Punta Cana, concibiendo y desarrollando junto a su equipo de trabajo, gran parte de la infraestructura que cada año alberga a miles de turistas.

Esta gran deportista también es creadora del Punta Cana Trisports Summer Fest, el primer y más importante evento de triatlonismo de la zona turística. Por todas las razones anteriores y por el amor desbordado que expresa por esta zona Diana Dalmasy es la protagonista de la presente edición.

Dalmasi (889-371)

“Creo que esta es una sociedad matriarcal donde a la mujer se le respeta”. ¿Porque eligió esa especialidad?

Mi familia es de La Romana yo tenía relacionados allá y en ese momento esa provincia estaba teniendo un bum en ese tipo de edificaciones. Vine a Punta Cana porque me pidieron diseñar y construir las primeras villas que se hicieron en La Marina.

Luego inicio la remodelación del hotel PUNTACANA Resort and Club, se formó un equipo de trabajo y Don Frank Ranieri dijo que quienes le quedaran bien continuarían trabajando en otros hoteles, y es así como me enrolé en el proyecto Punta Cana del cual no me he separado desde 1998.

¿Dirigir a tantos hombres de diferentes estratos sociales, la ha puesto alguna vez en una situación incómoda?

Nunca he tenido problemas a nivel profesional ni de respeto, ni con los profesionales ni con los obreros, creo que esta es una sociedad matriarcal donde a la mujer se le respeta, claro uno tiene que darse a respetar, no sólo en la forma, sino también en lo que dices, porque el respeto se gana, no se impone y la autoridad también.

¿Se considera un ejemplo a seguir para otras mujeres?

Creo que no, en este país hay muchas profesionales preparadas y digo siempre que el día que tengamos una mujer presidente todo va a ser mucho mejor que hasta ahora.

¿Por qué?

Entiendo que las mujeres son mucho más serias y más honestas en sentido general.

¿Cuáles son las características de su personalidad y de ética en el trabajo que le han ayudado a avanzar?

Para mí no hay trabajos grandes ni pequeños, todos son importantes. Por otro lado, soy partidaria de que hay que ser mejores en las cosas que no se ven, que en las que se ven.

La integridad de las edificaciones y diseños es responsabilidad de nosotros, no hacemos nada con engañar una persona que desconoce la profesión, sabiendo que al final las cosas van a resultar mal.

Creo en el trabajo en equipo, en que cada quien tiene su granito de arena en la larga cadena de actividades que conlleva el diseño y la construcción, desde el albañil hasta el chofer, todo el mundo es importante.

Siempre trato de ver qué cosa puedo aportar en una solución, que sea diferente a la que aportaría la mayoría de la gente, qué puedo hacer para que un proyecto sea mejor y diferente, profundizando más en la problemática y en las soluciones.

¿Qué prima a la hora de realizar un proyecto: su concepción estética y artística como arquitecta o el criterio del cliente?

Trato de percatarme de qué es lo que realmente quiere el cliente; es un poco difícil porque el cliente sólo te dice un 30% de lo que quiere. Ningún cliente te va a decir que quiere una obra lujosa, pero de la manera que se expresa, viendo su semblante y sus gestos sabes en el fondo qué es lo que quiere.

Trato de no encasillarme en un estilo; si un cliente es clásico, independientemente de las opciones funcionales, no tengo por qué cambiarle su placer estético. También trato de no imponerme, sino más bien aportar a lo que el cliente me pide.

¿Hay alguna obra en específico a la que le tomó más cariño?

Hay una villa en Arrecife que la he repetido en dos ocasiones, una villa muy clásica, armoniosa y tranquila.

Me gusta la serenidad que inspira cuando estás dentro de ella y la gran cantidad de espacios diferentes que se lograron con poca cantidad de metros.

¿Cuál es el común denominador de sus proyectos?

El énfasis en la terminación, la conjugación de diferentes materiales y texturas, así como el empeño de la calidad de la construcción. Creo que las cosas sencillas si se ejecutan bien tienen su encanto.

¿Por qué se decidió por la arquitectura?

Siempre quise estudiar arquitectura o medicina. Mi papá era ingeniero y mi mamá es médico, a mí me fascinaba la biología, pero creo que lo que me apasionó de la arquitectura y la construcción es que uno juega un poco a ser Dios en pequeña escala, de la nada no sólo creas algo que permanece en el tiempo, sino que también provees el vestido de la vida de toda una familia o de un comercio.

Tienes el don de crear algo donde va a transcurrir la vida de mucha gente, para mí eso es un privilegio.

¿Cuál es la diferencia de construir en Punta Cana a otros puntos del país?

Cuando llegue aquí, si a un plomero se le olvidaba pedir una pieza de una pulgada se paraba la obra. Las primeras villas que construí en La Marina de Punta Cana eran muy pequeñas e iniciábamos el vaceado de un techo a las 9:00 de la mañana y a las 11:00 de la noche no habíamos terminado.

En Santo Domingo necesitas un aquí tenías que traer la gente, buscarle vivienda, transporte y comida.

¿Eso también suponía una aventura a nivel profesional?

Si, éramos pocos y había mucha camaradería, si digo que me sacrifiqué estaría mintiendo, todos nos ayudábamos porque todos estábamos lejos de nuestras familias, se compartían los conocimientos y realizamos muchas actividades en conjunto, fue una época muy bonita.

¿Cómo maneja los imprevistos y el estrés cuando tiene un tiempo mínimo para desarrollar un gran proyecto como ocurrió con Westin Puntacana?

Los imprevistos los supero con mucho trabajo. En el Westin se trabajaba desde temprano en la mañana hasta altas horas de la noche, incluidos fines de semana durante seis meses.

Me gusta ejercitarme, es una de mis válvulas de escape, monto bicicleta, corro, nado y cuando no estoy muy estropeada del trabajo, me levanto bien temprano. Despertarse aquí es despertarse en el paraíso, viendo la salida del sol, caminando a la orilla de mar o montando bicicleta, eso me ayuda mucho.

¿Tiene hijos?

No, nunca me he casado.

Aunque formar familia es una decisión muy personal ¿no ha tenido que enfrentar presiones o críticas de allegados?

El hecho de que me apasiona y disfruto lo que hago y que me ha hecho conocer personas maravillosas y tener muchos amigos, no le ha dado cabida a la gente que le preocupa mi futuro a hacerme ningún comentario al respecto, no se han metido conmigo en ese sentido.

No tengo nada en contra de la familia, al contrario, de la familia guardo los mejores recuerdos. Fui muy afortunada de tener los padres que tuve; somos seis hermanos y todos nos llevamos muy bien, pero cada uno tiene su personalidad y se desarrolla en la manera en que le gusta y se siente crecer.

¿Tiene un sueño o proyecto que aún no haya podido realizar?

Hacer una comunidad para envejecientes. En nuestro país los servicios son muy precarios y creo que Punta Cana es un lugar perfecto para cualquier persona que desee que sus parientes se encuentren en lugar bonito y protegido. Tengo varios años evaluándolo pero aún no ha llegado el momento.

¿Cuál será su legado, qué es lo que quiere que recuerden de usted cuando ya no esté?

Que todos los días que me levanté trate de hacer lo mejor que podía hacer.

¿En esta etapa de su vida, se siente satisfecha profesionalmente y como ser humano?

Sí, mucho. He sido muy afortunada, sobre todo por la gente con la que me ha tocado compartir, la calidad de gente que me rodea es muy alta, mi familia, compañeros de trabajo y amigos, de ellos he aprendido mucho, eso es un regalo de la vida.

 ¿QUIÉN ES?

Nombre: Diana Denisse María

Dalmasy Duluc

Nacionalidad: Dominicana

Profesión: Arquitecta y constructora

Ocupación: Presidenta de Diana

Dalmasy y Asociados

Estado Civil: Soltera

Edad: 55 años

Pasatiempo: El triatlonismo, leer y pintar.