lunes, junio 24, 2024
InicioSin categoríaDomingo Tavarez Areché “Es difícil mantenerse 50 años sin...

Domingo Tavarez Areché “Es difícil mantenerse 50 años sin tacha”

Romayra Morla

rmorla@editorabavaro.com

Domingo Tavarez Areché, con una voz calmada y fuerte a la vez, alguien que por su trayectoria en el ejercicio honesto y transparente del derecho y la política nos merece respeto y admiración.

Areche 1

Este abogado, político y ciudadano ejemplar, nació en la ciudad de Higüey, el 15 de septiembre del año 1932. Sus padres fueron Ramón Tavarez Santana y Nurinda Areché Pillier, ambos agricultores. Realizó sus estudios secundarios en la Escuela La Normal. En 1955, se inscribe en la Universidad de Santo Domingo a estudiar Derecho, porque era la carrera más económica y la que sus padres podían costear. También tenía vocación por las matemáticas.

Tavarez destaca que entró en la política en el gobierno de Joaquín Balaguer, no porque le gustara el activismo político, sino porque consideraba que todo ciudadano debía hacer algo en contra del gobierno de Balaguer, por la forma antidemocrática y la corrupción que imperaba en su gobierno.

“Había mucha corrupción, hasta el extremo de que el mismo Balaguer dijo en una ocasión que se habían hecho 300 millonarios en su gobierno y que la corrupción se detenía en la puerta de su despacho”, rememora. Recuerda que a la muerte de Trujillo se inscribió en la Unión Cívica Nacional, pero en ese momento lo nombraron Juez de Paz en Higüey y que mientras fue funcionario no hizo activismo político.

También desempeñó los cargos de fiscalizador, juez de primera instancia, síndico, gobernador y senador, puestos que ocupó con transparencia y honestidad, ya que en reiteradas ocasiones renunció por no estar de acuerdo con las políticas de sus superiores.

Señala que su primer cargo como fiscalizador, fue en La Romana, nombrado el 14 de diciembre de 1960, previamente a ese puesto había sido síndico de Higüey, pero que sólo duró cinco días, porque lo confundieron con ser hermano de un obispo; sin embargo, Trujillo al conocer su identidad pidió que lo nombraran fiscal, pero luego de diez meses fue cancelado porque comenzó a dar muestras de oposición a lo que quedaba de la tiranía.

Narra que cuando era gobernador renunció a los cinco meses de haber sido nombrado, porque “entendía que mi papel no significaba nada ahí, no se hacían las cosas que yo entendía que debían hacerse, le renuncié a un presidente amigo, don Antonio Guzmán, pero insistió en que permaneciera en el puesto y duré 10 meses”.

La familia

Expresa que su esposa ha contribuido significativamente en su vida y su conducta, sus hijos todos estudiaron Derecho, considerando que ellos vieron un ejercicio sano y moralista que los motivó a seguir el ejemplo de su padre.

También parte de sus nietos han elegido esta profesión. “Recuerdo a mi hijo Leo Tavarez, quien murió en un accidente automovilístico, como la persona más íntegra y honesta que he conocido en toda mi vida en lo intelectual y moral”, resaltó.

T

El jurista indica que si tuviera la oportunidad de estudiar de nuevo, elegiría el Derecho como profesión, al señalar que le fue bien y consiguió crédito en la comunidad, destacando que como funcionario judicial dejó un record de honestidad de lo cual no se alaba, pero se siente satisfecho.

Tavarez Areché es considerado como uno de los hombres más honestos de Higüey, por lo que entiende que “no deja de ser una gran satisfacción, uno se siente bien, la verdad es que es muy difícil mantenerse 50 años sin tacha en esta profesión donde a diario nos hacen proposiciones deshonestas y la grandeza está en no aceptar esas propuestas, además no se puede confiar en nadie, en el ejercicio de la profesión de abogado”.

La política

El abogado Tavárez entiende que los partidos políticos están caminando mal y que han sido permeados por mucha corrupción. “Para mi Leonel Fernández es el presidente más corrupto que ha tenido República Dominicana, incluyendo a Trujillo, porque Trujillo se cogió el país para él, pero lo hizo con el poder despótico que tenía, quizás si hubiese sido un demócrata no hubiese sido tan corrupto”, expresa.

Además, dice que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), al cual pertenece, es dirigido por un hombre que solamente piensa en sus intereses, manejando la política como si fuera un negocio. Le recuerda a Miguel Vargas que entienda que “sólo tiene la minoría en el partido blanco”.

Código Procesal Penal

Entiende que “el oficio del Derecho no marcha bien, una de las leyes es el Código Procesal, pero los que lo aplican son peores, porque una ley buena aplicada por un juez malo, se convierte en una ley mala y si es mala la ley, peor todavía, porque los que tienen que aplicarla son los que le dan su fin”.

Cita el caso de la ingeniera Francina Hungría, donde descargaron algunos de los imputados por no presentar las pruebas necesarias, por eso considera que es deficiente ese código.

“El código anterior era mejor, porque le permitía al juez buscar las pruebas; sin embargo, hoy el juez se abstiene a lo que le presenten”, expresa.

Dijo que la parte civil casi siempre es inactiva, la mayoría de las veces no tiene con qué constituir abogados, a los criminales les ponen un abogado, lo que eran antes abogados de oficios, hoy defensores públicos, mientras que a la parte civil no le asignan un abogado, y si las personas son muy pobres no tienen cómo pagar un defensor, por lo que se queda sin reforzar las pruebas.

“El código anterior era mejor, porque le permitía al juez buscar las pruebas; sin embargo, hoy el juez se abstiene a lo que le presenten”.

Exhortó a la juventud a tener un gran amor por su país y seguir el ejemplo de Juan Pablo Duarte y los grandes hombres de República Dominicana, “actuar con moralidad en el ejercicio de la carrera que sea”, enfatizando que el abogado no es el profesional más deshonesto, aunque sea el más cuestionado.

“RECUERDO A MI HIJO LEO TAVAREZ, QUIEN MURIÓ EN UN ACCIDENTE AUTOMOVILÍSTICO, COMO LA PERSONA MÁS ÍNTEGRA Y HONESTA QUE HE CONOCIDO EN TODA MI VIDA EN LO INTELECTUAL Y MORAL”.

“Había mucha corrupción, hasta el extremo de que el mismo Balaguer dijo en una ocasión que se habían hecho 300 millonarios en su gobierno, y que la corrupción se detenía en la puerta de su despacho”, rememora Tavárez.