Concejo de Regidores de La Romana todavía no suspende al alcalde pese a que guarda prisión

0
168

LA ROMANA. En una carta enviada al presidente del Concejo de Regidores de La Romana, Ramón Rosario de Aza, por el Bloque de Regidores Opositores, se le solicita convocar a la mayor brevedad a una sesión extraordinaria, con un único tema en agenda, y es el conocimiento de la sentencia 0195-2023-SPRE-00029 emanada de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia de La Romana, la cual ordena al Concejo de Regidores la inmediata suspensión del alcalde Juan Antonio Adames Bautista.

La sentencia contempla una astreinte contra cada regidor de RD$1,000 por cada día que transcurra de no ejecutada dicha sentencia, a partir del vencimiento del plazo de 5
días. Dicha sanción monetaria empezó a correr desde el pasado martes 23
de mayo del año en curso.

La misiva fue firmada por la vicepresidenta del Concejo, Esperanza Concepción Guzmán; Julio Tolentino Castillo, regidor por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD); Bianca Carolina Vander Horst del PLD; Nelly Sobeyda Bonilla Arias, del Partido Revolucionario Moderno (PRM); Mártires Castro Guerrero del PLD; Ofelina Valdez Díaz del PRM; y Felipe
de Jesús Hunt Guillen del PRM.

La vicepresidenta dijo que los regidores habían sido convocados para tratar algunos temas, pero cuando interpelaron al presidente del Concejo este hizo caso omiso, lo que obligó a
los regidores opositores a depositar la carta ante la secretaria del Concejo.

Expresó que la ley contempla un plazo de hasta 15 días para que Rosario responda al llamado y que mientras tanto seguirán esperando, para ver que se podría hacer de Rosario no acatar la decisión ya expresada por los regidores opositores.

El regidor perredeista Felipe Hunt sostuvo que después del plazo otorgado, de no convocarse a sesión extraordinaria, el presidente estaría siendo citado ante la misma Cámara que emitió el fallo, vía acto de alguacil y que además vencido dicho plazo la vicepresidenta del Concejo puede convocar a sesión porque así la ley le faculta.