martes, junio 25, 2024
InicioImpactoLlevan caso extracción de piedras coralinas a la procuraduría...

Llevan caso extracción de piedras coralinas a la procuraduría de Medio Ambiente

Inspectores de Medio Ambiente y guarda costas de la Marina de Guerra pudieron atrapar a un empresario italiano, el capitán de su bote y otros 4 ayudantes, en el momento preciso en que extraían 30 piedras coralinas, gracias a las denuncias hechas por los presidentes de las asociaciones de acuáticas.

FAUSTO ADAMES /

fadames@editorabavaro.com

Bávaro. Un empresario italiano que responde al nombre de Mario Monsi, el capitán de su barco y otros ayudantes fueron atrapados en flagrante delito de violación a las leyes ambientales de la República Dominicana, con las piedras en las manos, cuando extraían por lo menos 30 rocas coralinas de la barrera de coral natural en la playa de Bávaro.

La acción se realizó por las denuncias oportunas que hicieron los empresarios Ariel Carreras, presidente de la Asociación Dominicana de Empresas Marítimas y Servicios Turísticos (ADOEMASTUR), y Albania Martínez, presidente de la Asociación de Proveedores de Servicios Acuáticos de la provincia La Altagracia.

Coralina1

Los empresarios representantes de las acuáticas informaron que el propietario del bote destruía la barrera de coral para poder trasladar su embarcación hasta la orilla. Según las informaciones recopiladas en el lugar, Monsi supuestamente habría ordenado a unos obreros romper la barrera coralina, cuando fue sorprendido infraganti por las autoridades.

Informaron, además, que esas personas llevaban más de cuatro días extrayendo piedras coralinas de la playa. De su lado, Narciso Herrera, coordinador provincial de Medio Ambiente en toda la zona de Bávaro, Punta Cana y Verón, informó que Monsi fue detenido y conducido ante las autoridades de Medio Ambiente en la provincia La Altagracia, y su embarcación quedó bajo custodia de las autoridades.

Acta de Inspección

Según los datos aportados, Altgracia Pérez Ynirio, procuradora adjunta para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales de la Región Este, fue apoderada del acta de inspección elaborada por el director provincial de Medio Ambiente, Omar Castillo, del daño ambiental ocasionado en la Playa Jelifissh, ubicado en Bávaro-El Cortecito, donde fueron sustraídas alrededor de 30 unidades de coral marino proveniente de estas aguas, extraídas por cuatro buzos, quienes fueron detenidos en el lugar del hecho, e informaron que Mario Monsi, de nacionalidad italiana, los contrató para realzar esta actividad.

“Esa persona, para poder pasar un bote hacia la orilla de su negocio ordenó romper la barrera coralina para levantar las piedras y que el bote pueda pasar”, dijo Narciso Herrera.

Indicó que “estos desaprensivos estaban rompiendo la barrera coralina, porque necesitaban entrar un bote a la orilla de la playa, algo que está totalmente prohibido por las leyes y haremos que los responsables de este acto paguen con el mayor peso de la ley, porque aquí en Bávaro no se cumplen las leyes y ya es tiempo de hacerlas cumplir.”

Agregó que en esta zona “todo el mundo tiene un padrino y quiere hacer lo que le da la gana”, por lo que a su juicio “eso tiene que terminarse”.

“También hemos detenido al capitán del bote que estaba haciendo la ruptura y los otros ayudantes. A todos los vamos a llevar a la oficina de Medio Ambiente en Higüey y allá se tomarán las medidas de lugar”, advirtió Herrera.

Indicó, además, que las autoridades llevarán el bote con las piedras coralinas al destacamento de la Marina de Guerra ubicado en Cabeza de Toro, “porque realmente no hacemos nada con soltar las piedras en el agua otra vez, ya que esas rocas sueltas, tiradas de esa manera, pueden ocasionar golpes a otras personas y provocar daños peores que los que ya se han inferidos al sacarlas de la playa”.

“Por razones obvias tenemos que dejar las piedras fuera del agua, como también vamos a llevar algunas a la oficina de Medio Ambiente, con el fin de presentarlas como evidencia del delito ocasionado e instrumentar un caso contra estas personas”, explicó el funcionario.

De acuerdo con las informaciones recopiladas en el lugar, los obreros que trabajaban por órdenes de Monsi rompieron los corrales para entrar el bote y utilizaron herramientas de acero, las cuales fueron incautadas para ser presentadas como pruebas adicionales contra este caso.

Otra de las irregularidades que indican las autoridades, es que el bote de Monsi tiene matrícula de San Pedro de Macorís, por lo que no estaría autorizado para atracar en Bávaro, puesto que no pertenece a la jurisdicción de la provincia La Altagracia.

Herrera explicó que acciones como esa son las que han ocasionado, a través del tiempo, el rompimiento de la barrera coralina en varios puntos de la zona, lo que ha provocado el deterioro de las playas de Bávaro.

“La erosión causada por el rompimiento de la barrera coralina ha ocasionado que parte de las costas de Bávaro estén dañadas en estos momentos, porque la erosión se ha llevado arena”, puntualizó.

Advirtió que “estas personas han quitado muchísimas piedras coralinas. Hoy mismo los hemos encontrado con un bote lleno de piedras, pero no sabemos cuántas más han extraído de la playa. Como sabrás, yo soy el coordinador de Medio Ambiente, pero estoy sólo en la zona de Bávaro y no puedo estar en todos los sitios”, se quejó Herrera.

Advirtió que aunque exista esta sola denuncia, ocurrida en la playa de Bávaro, las destrucciones de piedra coralina se han hecho en varias ocasiones, tras citar un caso similar ocurrido en Cabeza de Toro.

Señaló que serán las altas instancias del Ministerio de Medio Ambiente las que tomarán las medidas correctivas de lugar, para saber cuál será la sanción que se les impondrá a estas personas, debido al daño que esto ha provocado en la zona de Bávaro.

Herrera advirtió que la barrera coralina es lo que protege toda la costa y que “si dejamos que las personas rompan esa barrera, hoy son ellos y mañana otros lo harán, si no se toman medidas ejemplares y se sancionan como tiene que ser, vamos a seguir en la misma situación”, pronosticó.

Exhortó a los propietarios de barcos a que entiendan que la barrera coralina es tan importante como los árboles que están en la tierra, que si son cortados, disminuirá la emanación de aguas a los afluentes.

Dijo que eso mismo pasa con la barrera coralina, que de seguir rompiendo, las playas continuarán erosionándose “y al final no tendremos lugar para bañarnos y ofrecer a los turistas, y en definitiva se acabará la gallina de los huevos de oro, como le dicen a Bávaro”, sostuvo.

Representantes de las acuáticas

De su lado, el empresario Ariel Carreras, presidente de la Asociación Dominicana de Empresas Marítimas y Servicios Turísticos (ADOEMASTUR), informó que han pedido una investigación a la Marina de Guerra y al ministerio de Medio Ambiente para que tomen cartas en el asunto.

Mientras Albania Martínez, presidenta de la Asociación de Acuáticas de La Altagracia, dijo que lamentablemente todo el mundo cree que cualquier piedra que ve en al mar es una roca cualquiera, y que esos son corales.

Aseguró que según las informaciones esas personas llevaban cuatro días sacando esos corales sin permiso para realizar esa acción, y advirtió del daño que se hace a la costa y al medioambiente en general, al destruir los corales.