lunes, junio 17, 2024
InicioImpactoJuan Julio Campos Ventura: “La vida sin servicio no...

Juan Julio Campos Ventura: “La vida sin servicio no tiene razón de ser”

 

Romayra Morla

rmorla@editorabavaro.com

HIGÜEY. Juan Julio Campos Ventura es un hombre que se siente ser honesto, coherente, solidario y con vocación de servicio, que sufre cuando ve a alguien y no puede ayudarle en sus problemas. Dice que aunque la gente no lo vean llorar es muy sensible. Además, le gusta leer, disfrutar de la naturaleza y aunque no es muy dado a la diversión, de vez cuando sale a jugar dómino con sus amigos. Nació en La Romana, el 19 de noviembre de 1965. Cuenta que llegó al mundo con un propósito, porque el parto de su madre, Juana Julia Ventura se complicó y había que decidir entre él o ella, pero que su padre, Domingo Campos, decidió buscar otra opción en La Romana. “Tuve una niñez normal como todos los niños, yo me crié en un hogar humilde, pobre pero con muchos valores. Mi papa era un guarda campestre en el Central Romana, guarda campestre y mi madre una ama de casa. Siempre quisieron que yo me educara, me enviaron a estudiar a Higüey, porque en el batey Campo Nuevo, Palo Bonito, no había escuela”, recuerda. Estudió en la escuela Hermanos Trejo, en el colegio La Milagrosa y en el Liceo Gerardo Jansen, luego se introduce en la radio porque le gustaba mucho. Comenzó en Radio Sol, que fue la primera emisora de Higüey, cuando era apenas un adolescente. Después de ser aprendiz, inició formalmente a trabajar como locutor. Cuenta que su primer sueldo fue de 50 pesos. Primero era animador, luego se carnetizó y fue director de la estación por 11 años, siendo uno de los directores más jóvenes de las radios del país. También fue animador, DJ y lector de noticias. Narra que estuvo en San Pedro de Macorís estudiando Agronomía, desde donde retorna a Higüey sin concluir sus estudios, pero se inscribe en la carrera de Derecho, en la Universidad Federico Henríquez y Carvajal y egresa con notas sobresalientes.

 Imagen6454621 1307YY

Circuito Campos Ventura

Durante un tiempo trabajó en el Ministerio Público, en el que desempeñó el cargo de Procurador Fiscal Adjunto. Más tarde adquierela frecuencia de Radio 92.3 FM, antigua Radio Sol. “El señor Ramón Morales me ofreció en venta la estación, yo no tenía dinero, me la fió, me la dio a precio económico y estuve como siete años pagándola. Me costó tres millones de pesos, sólo la frecuencia, porque no había equipos, eso fue alrededor de los años 1998-1999. Ya tenía dos frecuencias, ahí es donde nace el circuito Campos Ventura”, relata. Manifiesta que con el auge de la televisión, en el 2004, “conseguimos el canal en Áster, después el canal pasó a estar tambien en Bloom y luego a Claro TV, para toda la República Dominicana”.

Familia

Juan Julio Campos Ventura es casado y padre de tres hijos, Lady Laura, Jany Jazmin y Juan Julio. “Ellos ya son profesionales. Son la razón de yo trabajar y de nosotros luchar por una patria mejor, porque ese es el legado mío, impregnarles cada día más los valores, actuar como lo dejó establecido nuestro Señor, amar a Dios sobre todas las cosas y luego al prójimo, sobre todo, lo demás, porque la vida sin servicio no tiene razón de ser”. El diputado dice que esa es la filosofía que le ha inspirado para estar en política, tras indicar que ejercer hoy un liderazgo con responsabilidad, exige sacrificio. “Mi esposa es Florentina Carpio (Mariluz), nos casamos muy jóvenes, ella ha sido una gran aliada, cristiana evangélica, una persona muy humilde también. Ha luchado mucho en la trayectoria nuestra, sobre todo, en la tarea de criar a nuestros hijos y en levantar de levantar a nuestra familia”, señala.

 juan julio 2

Política

Relata que entró a la política motivado por las ideas libertarias del profesor Juan Bosch, de ética, de decoro. A un PLD que en ese entonces para entrar había que pasar por un círculo de estudio. Dice que existía el periódico Vanguardia del Pueblo, La Revista Teoría y Acción y, sobre todo, los discursos, las posiciones del profesor Juan Bosch en defensa de la nación dominicana. “Las cosas han cambiado, el Partido de la Liberación Dominicana se ha masificado y hoy no es el mismo partido”, precisa. Aspiró a la diputación por La Altagracia por primera vez en el 2002, convirtiéndose en el candidato individualmente más votado, pero no obtuvo la diputación, porque sólo eran dos diputados por provincia y el PLD no alcanzó el porcentaje. Luego en el 2006, gana las primarias de comité y obtiene la diputación. En el 2010 fue reelecto. También es miembro del Comité Central del PLD. “Hay gente que mantiene medios de comunicación para mantener una proyección y un liderazgo. Yo he tenido medios desde antes de ser político, empecé siendo comunicador”, dijo, al tiempo de asegurar que “trato de manejar ambos roles, coordinando entre mi trabajo en los medios y mis labores como legislador.Cuando termine de ser político, tendré que seguir en los medios, porque la política para mi es vocación y la comunicación es pasión”.

Proyectos sometidos

El legislador ha presentado decenas de proyectos y resoluciones para la provincia, citando el proyecto de ley mediante el cual se elevaría el Distrito Municipal Verón- Punta Cana, a Municipio de Higuey, provincia La Altagracia. Asimismo, la ley que crea un Juzgado de Paz en el Distrito Municipal Turístico de Verón-Punta Cana, el proyecto que eleva el Distrito Municipal de Las Lagunas de Nisibón y la Ley para la Creación de Fondos para el Desarrollo de la Provincia La Altagracia, entre otros. Revela que ha tenido otras iniciativas en coordinación con los demás diputados de la provincia. “Nosotros sometimos una resolución, la cual contiene en su mayoría, las demandas que hacía la Federación de Juntas de Vecinos, como es Autovía del Coral, los puentes de Villa Cerro, caminos vecinales, guarderías infantiles, entre otras, para que fueran incluidas en el presupuesto del 2014. También el proyecto de un cinco por ciento para Higüey de los beneficios del turismo, con la firma de todos los diputados”, expresa.