sábado, mayo 18, 2024
InicioImpactoJhoel Lugo: “Nunca abandonaré la comunidad que me...

Jhoel Lugo: “Nunca abandonaré la comunidad que me ha permitido crecer”

Romayra Morla, rmorla@editorabavaro.com

Jhoel Lugo, síndico del Ayuntamiento Municipal de San Rafael del Yuma, dice que es un hombre débil con la familia, los envejecientes y los niños más necesitados. Un crítico acérrimo de la falta de respeto de algunos jóvenes hacia los demás.

DSCF6135YSR
Este empresario del transporte público nació el 7 de julio de 1972, hijo de los señores Mercedes Lugo y Francisco Amado Duvergé. Su padre, oriundo del Cibao, se dedicaba a la construcción, y su madre, puertorriqueña, era comerciante. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Básica Dionisio Arturo Troncoso, y el bachillerato en el Liceo San Rafael del Yuma, donde se graduó en Ciencias Matemáticas. A los 27 años ingresa a estudiar Derecho en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, (UASD- Higüey), la cual concluye en el 2004 e inicia una nueva etapa en su vida. Actualmente, cursa una Maestría en Derecho Inmobiliario.

En el 2000 entendió que de sus ingresos debía aportar a la sociedad, y es por eso que el Día de las Madres y los Santos Reyes realiza entrega de regalos. Expresa que lo hace porque siente el vacío de no tener a su madre. Recuerda que durante cuatro años se desempeñó como regidor y el sueldo que recibía lo donaba a diferentes instituciones benéficas y a personas enfermas de cáncer.

Inicios

En conversación con El Tiempo cuenta cómo incursiona en el negocio del transporte público. “En 1980, mis padres incursionaron en el transporte; me integré a esa prácticas. Mis padres siempre quisieron que estudiara y trabajara. Yo fui chinero, cobrador de autobuses de transporte público y chofer por alrededor de 12 años, aquí en Yuma. También, viajaba en ocasiones a diferentes puntos del país. En ocasiones incluso viajaba a Haití, llevando pasajeros”, recuerda. Dice que para el 1992 ya tenía una guagua de transporte, pagando cuotas. Dice que desde entonces no se ha visto jamás sin una deuda. En el 1993 contrajo matrimonio con la señora Olga Cedeño, con quien ha procreado tres hijos, Trabis, Andy y Evony Duvergé Cedeño.

“Mi esposa, Olga Cedeño, lo mejor que tiene es que no es apegada a lo material, igual que yo. En esta etapa estamos enfocados en darles una buena educación a nuestros hijos. Además, mi familia me ha prohibido de volver a aspirar a un cargo político, porque han sufrido en carne propia la situación de asumir un compromiso público”, sostiene. “El valor de la familia se va cosechando a través del tiempo. Cuando yo me casé tenía una visión diferente de la familia, porque a mis 42 años yo he podido entender que son diferentes etapas que se viven, obviamente ese primer escalón era tener mi primer hijo, esa experiencia maravillosa de todo aquel que hace familia”, expresa Lugo.

DSCF6856YSR

Relata que un momento difícil en su vida fue cuando perdió a su madre, en el año 1993. “La pérdida de mi madre fue un momento muy difícil. Entonces, cuando tuve mi primer hijo, la cosa fue diferente. Esa etapa compleja de mi vida cambió. Ya para ese entonces logré tener mi primer vehículo, totalmente pagado y ahí me inicie como dirigente del sector transporte del municipio de San Rafael del Yuma, por espacio de 16 años. Estuve al frente del sindicato y de la Compañía de Servicios Múltiples, que yo formé en ese entonces”, rememora. Antes de que su madre falleciera le prometió velar por dos de sus hermanos. Para esa época dice que cometió el error de irse en yola para Puerto Rico. “Lo intenté cuatro veces y solo pude llegar una vez, y me deportaron, pero logré ayudarlos a ser profesional”, apunta, satisfecho.

Logros

Dice que en su gestión de sindicalista, por primera vez en el transporte yumero, los choferes tenían un seguro médico. La mayoría de los sindicatos son sin fines de lucro. “Entendí que había que garantizar el futuro de los choferes y cobradores y garantizar la inversión de los propietarios. Esa era mi visión. Junto a SITRAHIR, fuimos pioneros en el servicio de seguros médicos, incluso pagábamos un seguro por los pasajeros”, resalta. “Las ONG son eficientes cuando tienen un personal humano que gira en torno a una misma idea. Cuando aparecen personas que quieren hacer lo contrario a eso, entonces la situación se vuelve perversa. Mientras que si todos participan, cumpliendo con su cuota de responsabilidad, con proporcionalidad, entonces las cosas marchan bien”, reflexiona.

Expresa que el transporte a nivel nacional es parte del sistema. Entiende que si se muestra cómo está funcionando todo, la población se dará cuenta de que el sistema de transporte es un espejo de la realidad social. “Si existiese la voluntad de cambiar las condiciones en que se vive en la República Dominicana, el estilo de vida fuera diferente”, apunta.
“No podemos echar la culpa a haitianos o chinos. Hemos sido nosotros quienes no hemos querido cambiar nuestra sociedad ni obedecer las normas establecidas ni cambiar lo que anda mal”, señala Lugo.

La política

Lugo igual quiso hablar de su incursión en la política partidaria. “Yo no era político; nunca había pisado la puerta de un partido político y a pesar de venir de una familia perredeísta nunca me integré. Sin embargo, en el 2006, (el senador reformista) don Amable Aristy Castro me invitó y a que le ayudara, porque entendía que podía servir al pueblo. Luego, me convencieron de optar por la dirección distrital de San Rafael del Yuma. La política es muy difícil”, explica. Detalla que si no hay un cambio de mentalidad en el sistema político nadie del sector privado va a incursionar en esa actividad. Señala que cuando se asume un cargo político las personas suelen desacreditar a los actores. “Pasas a ser mediocre y mal valorado”, dice. Comenta que desde antes de ser electo comenzó a sufrir esa experiencia, porque asegura le imputaban cosas inciertas en los medios de comunicación.

Indica que como síndico encontró un ayuntamiento deteriorado institucionalmente y con posibilidades mínimas de satisfacer todas las necesidades de la comunidad. “La gente comienza a exigir solución de problemas, que son imposibles de resolver en el momento”, sostiene. Dice que eso lo hacía sentir impotente. “Tuve que resolver la deuda de la pasada gestión y mejorar la planta física”, dijo.

Yuma

Entiende que Yuma está ubicada en un punto estratégico con alto potencial turístico, pero entiende que aún no ha sido explotado. A su juicio, no han tenido la suerte de que capitales extranjeros inviertan en la zona. Cree que para lograrlo se necesita la ayuda del Ministerio de Turismo. “Nunca abandonaré a Yuma; es la comunidad que me ha permitido crecer económicamente y por eso debo agradecer, devolviéndole parte de lo que me ha dado”, expresa, agradecido. Sueña con que el país continúe con el proceso que ha iniciado el presidente Danilo Medina, que entiende debió haber empezado desde el 1966, cuando el país tuvo la oportunidad de decidir qué rumbo tomar.