jueves, junio 20, 2024
InicioImpactoHigüey: de las más ruidosas

Higüey: de las más ruidosas

Especialistas de la salud advierten que los daños por ruidos son irreversibles.

Romayra Morla

rmorla@editorabavaro.com

HIGÜEY. La común cabecera de la provincia La Altagracia, está entre las más bullosas de República Dominicana, según un estudio realizado por el Ministerio de Medio Ambiente para esta zona del país. El director provincial de Medio Ambiente, Omar Castillo, confirma la dramática situación. El funcionario dijo que la dependencia a la que pertenece realizó un estudio de campo, que arrojó que La Altagracia es de las demarcaciones dominicanas donde se presenta mayor nivel de ruidos.

Grupo antirridos

Consciente de esa problemática se formó un comité anti ruidos que integran diversas instituciones públicas.

Castillo anunció que luego de la tregua por las festividades de Navidad y Año Nuevo, el comité anti ruidos se reactivará con los operativos en contra de las personas y negocios bullosos.

El director de Medio Ambiente en La Altagracia aseguró que las personas que se confirman hagan ruidos que perturben la tranquilidad ciudadana, se les incautan las bocinas, y luego son multados. Dijo que en el caso de los negocios como “colmadones”, drinks, entre otros, si persisten en la práctica, pueden ser clausurados de forma temporal o permanente.

“En la ciudad de Higüey se está creando una generación de sordos, y una muestra de eso es que hablamos muy alto”, observa el comunicador higüeyano César Augusto Santana, quien preocupado por los altos niveles de ruidos que se producen en Higüey se unió a un grupo de personas y formaron el Grupo Antiruidos y Ambientalistas de la provincia La Altagracia (GAYAPA).

Explica que los integrantes del GAYAPA se han lanzado a las calles a educar y orientar a los ciudadanos sobre los daños que ocasionan los ruidos, ya que éstos alteran la paz y afectan la salud de las personas, ocasionando insomnio, sordera, irritabilidad, entre otros males.

ruidos

Consejos médicos

Otorrinolaringología

María Castillo, especialista en otorrinolaringología, explica que los daños que causan los ruidos por encima de 60 decibles son irreversibles. Es decir, que por más estudios y aplicaciones médicas que se realicen, los afectados no mejoran fácilmente.

Añade que el oído humano se afecta incluso con 60 decibles, y que si se alcanza un máximo de 85 el afectado puede sufrir de lo que los especialistas han denominado como trauma acústico.

Castillo, que tiene especialidad en la universidad de Rivadavia, en Buenos Aires, Argentina, explica que el trauma acústico presenta como síntomas mareos, sordera leve o mayor y eco dentro del oído. Otro diagnóstico es el Trauma Acústico agudo, que lo pueden provocar ruidos fuertes, como un disparo o una explosión que genere la ruptura de la membrana del tímpano del oído, provocando lesiones permanentes.

Advierte que quienes padece el trauma acústico pueden ser tratados por médicos, pero lo normal es que la curación no progrese.

Castillo coincide con el vocero del GAYAPA Y Omar Castillo, en que ésta provincia es una de las más ruidosas del país, ya que en sus consultas ve reflejado en sus pacientes los problemas auditivos.

Sugirió a la población exponerse el menor tiempo posible a los ruidos, y utilizar protectores auditivos mientras trabajen en las fábricas y aeropuertos.

Santana atribuye los altos niveles de ruidos en Higüey al caos en el tránsito, a los vendedores ambulantes y, sobre todo, a los que expenden agua al granel. Igualmente, por los llamados “colmadones” y drinks, los que califica como “una plaga” que el gobierno debió haber controlado desde el principio.

El vocero del GAYAPA reveló que cuando se dieron a conocer, recibieron presión de algunos sectores.

“En principio, trataron de neutralizarnos, porque hay intereses de por medio; piensan que vamos a dañar y afectar a grupos que cobran peajes.

Aquí aún no se ha condenado a nadie por ruido”, sostuvo Santana.

Asegura que la fiscal anti ruidos que corresponde a Higüey tiene sus oficinas en La Romana, por lo que dice no le preocupa la bulla que se hace en esta ciudad. El ambientalista informó que en la actualidad GAYAPA tiene una campaña publicitaria de orientación con vallas en las calles y avenidas, medios de comunicación, stikers y gorras.

Además, realiza charlas en las juntas de vecinos, escuelas y otros espacios, que buscan crear conciencia entre los higüeyanos de los graves problemas de salud que cusa el ruido por encima de lo estipulado.

 LEY AMBIENTAL

LA LEY NO. 287-04 sobre Prevención, Supresión y Limitación de Ruidos Nocivos y Molestos que producen contaminación sonora, establece que toda persona física o jurídica que se dedique a actividades que produzcan ruidos permanentes o usen equipos que los produzcan, deberán implementar sistemas de aislamiento acústico.

Los vehículos de tracción mecánica deberán tener en buenas condiciones de funcionamiento el motor, la transmisión y la carrocería, que sean capaces de producir ruidos y especialmente el dispositivo silenciador de los gases de escape. Esto con el fin de que el nivel de presión sonora emitido por motocicleta, automóviles y vehículos de transporte en general, no exceda los límites establecidos.