sábado, junio 15, 2024
InicioImpactoEl Cortecito podría convertirse en nido de prostitución y...

El Cortecito podría convertirse en nido de prostitución y drogas

 FAUSTO ADAMES /

fadames@editorabavaro.com

 Bávaro. El Cortecito, esta otrora comunidad de pescadores, la primera de Bávaro, y que era antaño una zona ejemplar de turismo sostenible, está muy lejos de ser lo que antes era. En estos momentos, fruto de la arrabalización, desorganización y falta de supervisión de las autoridades esta importante zona turística, enclavada en el mismo centro de la zona hotelera, se ha convertido en un nido de prostitución y de drogas, de acuerdo con los propietarios de negocios que operan en la zona.

Ariel

Ariel Carreras, presidente de la Junta de Propietarios de El Cortecito y de la Asociación Dominicana de Empresas Marítimas y de Servicios Turísticos (ADOEMASTUR), advirtió que los propietarios de empresas ubicadas aquí enfrentan un grave problema, y es la arrabalización en la que se encuentra la zona desde hace muchos años, la desorganización y la falta de vigilancia y supervisión de las autoridades.

“Donde radica el problema más grave es con los vendedores ambulantes, que en el 2003 el gobierno decidió otorgar, en calidad de préstamo, unos locales en un área verde para sacarlos de la playa y de ahí en adelante proliferaron hasta el punto de que de 30 que se entregaron en principio, al día de hoy existen 60 locales que operan sin la más mínima supervisión de las autoridades”, manifestó. “A esa parte le dicen El Callejón, porque es un lugar donde los locales ocupan espacios de no más de dos metros cuadrados y esto fue lo que realmente vino a arrabalizar el lugar. Lo peor del caso es que ahí no queda ni siquiera uno de los vendedores originales, pues fueron vendiendo a extranjeros en su mayoría, en 50, 100,000 y hasta 200,000 pesos”.

Advirtió que “lamentablemente El Cortecito hoy es un nido de prostitución y drogas, con el agravante de que es la comunidad que está enclavada en el mismo centro de la zona hotelera.”

Indicó que los propietarios de negocios de la zona aspiran a que el lugar se convierta en la plaza natural de visitas de los turistas, pero esta realidad impide ese desarrollo.

Destacó que actualmente en El Cortecito hay unos 16 propietarios, la gran mayoría nacionales y algunos extranjeros. “Estos propietarios

operan desde restaurantes, gift shop, oficinas de operaciones turísticas, hoteles, tiendas de puros, entre otras, básicamente dirigidos a los turistas”, agregó.