jueves, julio 18, 2024

VER�N, RD.-La puesta en marcha de la plataforma digital estadounidense UBER en Verón-Punta Cana, desde el pasado mes de agosto, ha generado gran polémica entre los prestadores tradicionales de servicios de taxis y las autoridades. Instancias estatales como el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y el Instituto Nacional de Tránsito Terrestre (Intrant) afirman que los servicios de traslados de pasajeros que ofrece la plataforma no están debidamente autorizados en esta demarcación. Pese a todo esto, UBER sigue en marcha con sus operaciones no solo en Verón-Punta Cana, sino también en Higüey.

Sus choferes dicen que a diario son multados por Cestur y además enfrentan presuntos â??asediosâ? por parte de conductores de las líneas de taxis denominados â??turísticosâ? que existen en el área. Américo Larrauri, chofer UBER, expresa que más allá de las fiscalizaciones que desarrollan los entes antes mencionados, diariamente tienen que hacer frente a un cúmulo de supuestas intimidaciones de taxistas de las líneas tradicionales, pero también de los llamados â??piratasâ?, que tampoco están regulados.

â??Comprendemos que las instituciones tienen que fiscalizar, pues hasta la fecha es cierto que no tenemos permiso de operar a nivel nacional, eso lo comprendemos. Sin embargo, creemos que hay interés o favoritismo porque la plataforma tiene 5 años operando de manera libre en varias partes y hasta la fecha los reportes de mayor conflicto han sido aquí en la zona de Bávaroâ?, señaló. A juicio de Larrauri, la llegada de UBER atenta contra las compañías de taxis que por años han tenido el dominio del sector, en virtud que la plataforma es muy solicitada por las personas por sus bajos costos en los servicios de traslados.

Explicó que hasta el momento no han recibido agresiones físicas, pero si verbales por parte de choferes de los taxis turísticos y de â??piratasâ?, específicamente cuando detectan que están buscando algún cliente en sitios como el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, plazas comerciales o instalaciones hoteleras.

En estas ocasiones, ha sido el Ministerio Público quien ha intervenido exigiendo que las discrepancias entre uno y otro no se resuelvan de forma irregular en las calles. En algunos de estos encontronazos hasta las armas de fuego relucieron, quedando solo en amenazas. En Santiago, uno de los últimos enfrentamientos fue a finales de diciembre de 2019, protagonizado por varias asociaciones de taxis turísticos y choferes de UBER en pleno centro de la ciudad.

EN EL MUNDO

En varios países la llegada de la plataforma digital también ha generado situaciones violentas que en su mayoría han sido generadas por organizaciones de taxis tradicionales. En Argentina, desde 2016 cuando UBER inicia sus servicios, hizo que taxistas realizaran más de 25 cortes en calles de Buenos Aires, pidiendo exclusión de la plataforma, cuestionado el lanzamiento del sistema por la amenaza que significa para sus puestos de trabajo.

Mientras que en Chile en los últimos tres años se han registrado violentos enfrentamientos que ha desatado agresiones significativas a choferes de la plataforma. Asimismo, en México UBER se ha encontrado también en conflicto en las tres áreas metropolitanas más importantes del país, donde la Justicia ha tenido que intervenir, favoreciendo en algunos casos a la compañía, tras fuertes agresiones de taxistas tradicionales.

En Francia, los diputados aprobaron en 2014 una proposición de ley, conocida como Thévenoud, para dar una solución al conflicto entre los taxis y el nuevo negocio de vehículos de transporte con conductor en el que destaca UBER.

De igual forma, en Reino Unido los taxistas de Londres no han exigido la prohibición del uso de la aplicación informática, pero si han pedido bajo protestas incluso la regulación de la misma. En Uruguay, UBER entró en operaciones en el año 2015 sin contar con la aprobación de las autoridades. El Centro de Propietarios de Automóviles con Taxímetro del Uruguay, registró en septiembre el nombre de â??UBERâ?, para evitar que la marca pueda instalarse en esa nación.