lunes, junio 17, 2024
InicioImpactoBarrio Nuevo: una comunidad olvidada que se ahoga en...

Barrio Nuevo: una comunidad olvidada que se ahoga en basura

Este sector rompió el récord de tener el mayor basurero del Distrito Municipal, en un terreno que colinda con la comunidad residencial de Pueblo Bávaro.

FAUSTO ADAMES /

fadames@editorabavaro.com

Verón. En Barrio Nuevo, un sector que cuenta con más de 2,000 habitantes y que colinda con los residenciales y proyectos de apartamentos de Pueblo Bávaro, sus residentes aseguraron que en el lugar se encuentra ubicado el principal basurero del Distrito Municipal, tal como pudieron comprobar reporteros de este medio, que han realizado diferentes recorridos por las comunidades de la zona.

Los residentes se quejaron de que estos basureros no los dejan vivir en paz por el hedor y la peste que generan en el barrio, sin que las autoridades hagan nada para resolver la situación. Algunos pidieron la renuncia del síndico, si él no puede buscarle una solución rápida al problema de la basura en el Distrito Municipal.

BasuraBarrioNBuevo

Humberto Antonio Rivas, presidente de la Junta de Vecinos de Barrio Nuevo, afirmó que los problemas principales del sector son la basura y las condiciones deplorables en que se encuentran las calles. Dijo que la basura ha provocado una situación insoportable, porque se acumulan desperdicios a diario y nunca se recogen.

“En Barrio Nuevo hay dos grandes vertederos, en los que yo mismo he tenido que ir a tirar la basura, porque no hay dónde ponerla ni quién la recoja. Inclusive, hace casi un año el sector hizo un acuerdo con Triplet y los residentes pagaban RD$50.00 por la recogida de basura, pero los camiones dejaron de venir a recogerla y la gente dejó de pagarla”, se quejó Rivas.

Advirtió que “lo que pasa aquí en el Distrito Turístico, con respecto a la problemática de la basura, no tiene antecedentes, porque yo soy de la capital, donde viven varios millones de personas, y allá no se ven los vertederos en propiedad privada, ni tampoco hay barrios con basureros como los hay en los sectores de Verón. Con el respeto que todo el mundo se merece, aquí nosotros vivimos como animales, y esto se puede ver y notar, que es algo increíble, pero cierto.”

Agregó que “el principal vertedero de aquí colinda con los residenciales de Pueblo Bávaro, y cuando esa brisa azota también llega el  hedor a los residentes de esa comunidad residencial”.

Rivas, quien es peluquero y comerciante, afirmó que tiene doce años viviendo en el sector, “y cada año la situación se torna peor, porque no tenemos autoridades que se preocupen por los residentes. O sea, que esta es una comunidad olvidada”, lamentó. El dirigente comunitario indicó que “en Barrio Nuevo hay unas 500 casas censadas, en las que habitan más de 2,000 residentes.”

Manifestó que a veces se pregunta por qué se puso a comprar un terreno e invertir su dinero aquí, donde no vislumbra ningún tipo de desarrollo y futuro. “Y no se ve el desarrollo y el futuro, porque a las autoridades correspondientes, que tienen que velar para que las comunidades se desarrollen, no les interesa que éstas crezcan.”

“Las autoridades sólo se preocupan por la comunidad cuando vienen a buscar votos, y entiendo que no debe ser así. Yo me canso de escribir cartas para llevarlas a distintas instituciones, pero nunca nos oyen ni nos ponen asunto, y esa indiferencia por parte de los responsables de trazar las políticas públicas me tiene muy preocupado, porque yo quiero luchar por esta comunidad, pero a la vez me desencanto, porque no recibimos apoyo”, sostuvo Rivas.

Agregó que las juntas de vecinos de Verón han tenido varias reuniones con el síndico, en la Sala Capitular, y siempre concluyen en que resolverán el problema. Dijo que en la última reunión se comprometieron a elaborar un documento para que las autoridades lo firmaran, “para entregarnos una comunidad limpia, pero todas estas conversaciones se han vuelto nada”, lamentó. Se quejó de que la negligencia de las autoridades les quiten el deseo de seguir trabajando como comunitarios, porque entienden no tienen apoyo real por parte de las autoridades edilicias.

Barrio Nuevo: una comunidad olvidada que se ahoga en basura Este sector rompió el récord de tener el mayor basurero del Distrito Municipal, en un terreno que colinda con la comunidad residencial de Pueblo Bávaro.

Con relación al arreglo de las calles, explicó que en la pasada campaña electoral, en el 2011, el ayuntamiento encalichó las calles, les echó gravilla y hasta se quemaron para asfaltarlas. Sin embargo, afirma que de repente los trabajos se paralizaron.

Dijo que también el ayuntamientoanunció la construcción de 20,000 metros de aceras y contenes por sectores, “y los estamos esperando”, expresó.

“Una vez, doña María Verón y su amigo Crucito Báez tuvieron una reunión con los residentes de la comunidad, porque los habitantes decidieron que por las condiciones en que se encontraba el barrio no iban a votar por nadie, y María Verón se arrodilló delante de la comunidad y juró que aunque Danilo ganara o no, iban a asfaltar las calles, y mira por dónde vamos”, recordó este munícipe.

Exhortó a las autoridades del Ayuntamiento a que “tomen conciencia, porque así como ellos viven como la gente, nosotros también quisiéramos vivir. Dennos una manita con este grave problema de la basura, que somos seres humanos y necesitamos una solución urgente a este problema”, pidió.

Los residentes opinan

De su lado, Alexis Payán, afirmó que “en Barrio Nuevo hay diferentes problemas, como son la basura, que no hay quien la recoja. Entonces, los moradores tenemos que comérnosla o quemarla, prácticamente, como también es preocupante la oscuridad que arropa las calles. Esto sólo se puede resolver si logramos poner un síndico que le interese trabajar con el pueblo y que recoja la basura o el que está que se ponga las pilas, porque nadie volverá a votar por él, porque él tiene el pueblo olvidado.”

Exhortó al síndico que “si él no puede con el cargo que se lo ceda a otra gente que pueda y tenga interés de recoger la basura y resolver cualquier inconveniente que se presente a las comunidades”. Advirtió que la suciedad que hay en esta zona está trayendo muchas enfermedades, tanto para los niños como para los adultos. Dijo que hay muchas personas enfermas, porque hay un basurero por donde quiera y la gente no haya qué hacer con las cubetas y los sacos de basura.

Mientras que Carmen Castro, propietaria de varias residencias del sector, afirmó que tiene 16 años residiendo en el barrio. Cuenta que mantiene un serio problema con un vecino que tiene un basurero en su patio, situación que asegura está afectando a unos de sus inquilinos que se quiere mudar por la situación. “Se han formado dos grandes vertederos allí, porque los camiones no pasan, y las personas tienen que tirar la basura en algún lado, al no tener donde echarla”, precisa esta mujer.

Se quejó que el camión de la basura tiene muchos meses sin pasar, y para tirar la basura en la calle los residentes prefieren tirarla en el monte.

Agregó que esta situación sólo se puede resolver si el ayuntamiento envía los camiones a recoger los desperdicios, “porque nosotros estábamos pagando la basura muy conformes, y de un momento a otro los camiones dejaron de venir y ahora no hay donde echar la basura”, indicó.

Antonia Charmen, otra comunitaria afectada, afirmó que quiere que el sector vuelva a pagar otra vez la basura a Triplet, porque la tarifa de RD$50.00 mensuales era razonable, y muchos residentes pagaban la cuota conforme, pero hace más de 5 meses los camiones de Triplet pararon la recogida de basura.