Tiene 42 años vendiendo “frío-frío” y con ese oficio ha criado a sus siete hijos

0
186

LA ROMANA. El testimonio de Alcides Rodríguez demuestra que hay que ser perseverante y persistente en lo que se haga. Ya que él es una persona que ha podido conseguir el sustento diario de su familia de forma honrada y honesta, por medio de la venta de
“frío frío”, mejor conocido como “guayao”.

Rodríguez afirma que tiene 42 años con su negocio, caminando las diferentes calles y sectores de esta ciudad.

Sostiene que no se arrepiente de ello, ya que por medio de este oficio ha podido criar a 7 hijos y algunos de ellos han llegado a ser profesionales.

El popular vendedor narra que todo inició cuando “una noche Dios se me reveló en un sueño y me compraba un “frío frío” de jagua”. Dice que el despertar al día siguiente entendió que el mensaje era vender los “guayaos”, por lo que de inmediato empezó la construcción de su carrito móvil, pintado de colores y adornado con música, luces y una alarma para el aviso a los peatones y abrirse paso en las congestionadas calles.

La popular bebida, no alcohólica, consiste en la preparación de frutas naturales o concentrados de sabores artificiales, vertidos en un vaso con raspado de un bloque de hielo, de ahí su nombre de “guayao”. Se puede preparar de innumerables combinaciones a gusto del cliente. Los vasos de la refrescante bebida se prepararán de sabores de menta, chinola, tamarindo, limón, piña, entre otros, pero según afirma Rodríguez los más consumidos son los de jagua y de fresa.

Manifiesta que los fines de semanas es cuando mejor venta consigue. Llega a vender entre RD$3,500 hasta RD$4 mil pesos diarios.

Aconseja a los jóvenes que no tienen trabajo ni oportunidades, a que busquen de Dios. Y les dice que si necesitan de su ayuda con la creación de un carrito, como el que tiene él, sólo le informen para construírselos gratuitamente, para que vivan feliz sin hacer lo mal hecho.