jueves, julio 18, 2024
InicioPinceladasHigüey (2)

Higüey (2)

ERNESTO RIVERA (DUKE)

redaccion@editorabavaro.com

Para el año de 1502 a la llegada de Fray Nicolás de Ovando como Gobernador de la isla hubo una primera guerra contra los indios de Higüey, que habían dado muerte a unos españoles en la isla Saona y el Gobernador envió a sus generales Juan de Esquivel y Juan Ponce de León a someterlos. Ya sometidos construyó una fortaleza y dejó en ella nueve hombres al mando del Capitán Martín de Villamán; y los indios se sublevaron de nuevo quemando la fortaleza y dando muerte a los españoles.

Una segunda guerra terriblemente cruenta, y ya los indios no levantaron más cabeza.

Pobló allí Don Juan de Esquivel una villa que llamó Salvaleón de Higüey, a la cual, más tarde por privilegio real despachado desde Sevilla el 7 de Diciembre del 1508 se le concedió el Escudo de Armas. Este Escudo de Armas le fue concedido por Doña Juana, hija y heredera de la Reina Isabel, la que lo describió de la siguiente manera:

“ Con fondo de sangre ( rojo) en campo de plata (blanco), un león morado en posición rampante en la parte superior; en la inferior, dos cabezas de hombres nativos.

Durante todo el período colonial español Higüey permaneció como parroquia del Partido del Seibo. Luego, ya en el 1801, debido a la división territorial llevada a cabo por Toussaint Louverture durante su dominio de la parte española de la isla pasó a ser un distrito del Departamento del Ozama

Después del período de la Reconquista, en 1809, cuando España obtuvo de nuevo el dominio de la parte oriental, Higüey volvió a ser Parroquia del Partido del Seibo hasta el 1821. Luego para el 1822, año en que se produjo la ocupación haitiana bajo el mando de Boyer, volvió a ser del Departamento del Ozama. Y al proclamarse la República, en el 1844, la Junta Central Gubernativa la designó común del Departamento del Seibo.

Un año después por medio de la Ley de Administración Provincial No. 40, del 9 de Junio del 1845, quedó convertido en común de la Provincia del Seibo, condición esta que conservó hasta el 1861 en que por resolución de la Capitanía General del Gobierno Español Anexionista se le erigió en Tenencia del Gobierno Político y Militar del Seibo. Pero al ser restaurada la República volvió a adquirir la condición de Común de la Provincia del Seibo por el Decreto No. 860 del 12 de Agosto del 1865.

Actualmente es la común cabecera de La Altagracia. Aquí se encuentra el Santuario de la Milagrosa Virgen de la Altagracia, Patrona del pueblo dominicano.

Este es el Primer Santuario de América y en él se aglutinan el 21 de Enero de todos los años millares de dominicanos para rendir culto a su Reina y Protectora.

Actualmente el cuadro de la Milagrosa Imagen está expuesto en la Basílica que se construyó para honrarla, frente al Antiguo Santuario y unido a él por una gran avenida moderna y bien iluminada.

Artículo anterior
Artículo siguiente