jueves, mayo 23, 2024
InicioImpactoVarios centros educativos de Higüey presentan vicios de construcción

Varios centros educativos de Higüey presentan vicios de construcción

Romayra Morla / rmorla@editorabavaro.com

[caption id="attachment_3628" align="alignright" width="300"]Arquitecto Jonathan Valdez en una visita a la escuela Mamá Tingó. Arquitecto Jonathan Valdez en una visita a la escuela Mamá Tingó.[/caption]

HIG�EY. Los vicios de construcción podrían verse como algo normal en las edificaciones educativas, debido a fallas en los terrenos. Sin embargo, a simple vista, resulta injustificable que el Ministerio de Educación prolongue los trabajos de corrección de estas obras.

El caso más crítico que se presenta en el municipio de Higüey es en la Escuela Primaria Mamá Tingó, la cual tiene varios años que enfrenta un problema de grietas en distintas partes de las paredes.

Al inicio del año escolar 2016-2017, en una entrevista que ofreció a El Tiempo, la directora de este centro escolar, Tolfa Ramírez de León, informó que luego de varias notificaciones al Distrito Educativo 12-01, hace cuatro meses que los ingenieros del Ministerio de Educación realizaron un levantamiento para examinar la situación.

Asimismo, dijo que en esa inspección se determinó que no corren peligro, porque las columnas no presentan grietas, sino las paredes. En la actualidad, cuentan con una matrícula de mil 69 estudiantes, aproximadamente.

También, agregó que colocaron â??cubre faltasâ? encima de las grietas, pero que el problema aún no se ha corregido, sino que está en proceso la solución definitiva.

Sin embargo, el arquitecto Roberto Rodríguez explicó que antes de construirse esa escuela el estudio de suelo, o no se hizo o fue carente de capacidad, porque al construirse en un cerro la estructura ejerce una presión sobre el terreno. Pero la gente tomó el solar que colindaba con la escuela y lo convirtieron en terrenos llanos, y al sacarle ese material que aguantaba el empuje de la edificación provocó que el soporte de la escuela sea más vulnerable.

â??En el año 2011, solicitamos al Codia que realizara una evaluación técnica de esa escuela y la entregamos al Ministerio de Educación. Sin embargo, no hemos visto resultados; han tratado de apalearlo, pero en cualquier momento, bajo esta cantidad de agua, podría colapsar ese centro educativoâ?, advirtió Rodríguez.

En el caso de la Escuela Primaria Mamá Tingó, recomendó que debe ser reforzada con vigas de metal, y clavarlas como si fueran puntales hacia abajo, hasta llegar a suelo firme. El problema no es el empañete en la abertura o grietas, sino el cimiento que tiene dificultad. â??Es una reparación costosa y es por eso que el ministerio no ha querido intervenirâ?, expresó Ramírez.

De su lado, el arquitecto y dirigente comunitario, Jonathan Valdez, dijo que tenían contemplado declarar este centro en alerta roja. Por el momento, las grietas fueron curadas, â??pero si se determina que el problema es estructural, la situación va a continuar. No es que lo disfracen y lo maquillen. En todo caso, el Ministerio de Educación es quien tiene la última palabra de qué vio en el levantamiento que realizaron los ingenierosâ?, indicó Valdez.

 Junta de Vecinos

La presidenta de la Junta de Vecinos y de la Sociedad de Padres y Amigos de la Escuela del Barrio Mamá Tingó, Alejandrina de Jesús, manifestó que el problema de las grietas no ha sido resuelto. Dijo que han participado en varias reuniones y la respuesta del Ministerio de Educación es que busquen un nuevo terreno. Sin embargo, los terrenos que aparecen tienen la misma condición de donde fue construida la escuela.

Además, dijo que el Gobierno no construye en terrenos que no tengan sus documentos legales (títulos), por lo que la búsqueda de un espacio óptimo se hace difícil. Sin embargo, puntualizó que continuarán dando seguimiento al tema, hasta que se encuentre una solución definitiva.

 Otras escuelas

Igual situación se da en el liceo Gerardo Jansen, construido en un suelo fangoso, y al igual que en la escuela Mamá Tingó debe hacerse un estudio de suelo para reforzar los puntos débiles que se presenten.

Por otro lado, la escuela primaria Hermanos Trejo, que fue incluida en la modalidad de Jornada Escolar Extendida, también presentó grietas en sus paredes, que fueron rellenadas y tapadas, pero no corregidas de raíz.

Otras edificaciones que fueron construidas en los últimos cuatro años, como la escuela de Jornada Escolar Extendida, José Audilio Santana y el Liceo Profesor Juan Bosch, ambos ubicados en el sector de Villa Cerro, también presentan vicios de construcción leves, (fisuras, grietas pequeñas, filtraciones), pero que deben ser corregidos para que no laceren las edificaciones.

También en una visita de El Tiempo a la escuela Pedro Tapia, ubicada en el barrio Juan Pablo Duarte, se confirmó que este centro está en proyecto de ser demolido, para construir un plantel de tres niveles, ya que funcionan en un centro techado de zinc y con cuatro aulas cerradas, porque muestran vicios de construcción.

El arquitecto Rodríguez, al referirse al tema de las filtraciones, dijo que estas se presentan cuando las estructuras colapsan el techo. También se utilizan materiales de mina, y por eso se deterioran rápido las pinturas.

 ]]>