miércoles, mayo 22, 2024
InicioImpactoAdvierten destino Bávaro-Punta Cana no debería repetir la...

Advierten destino Bávaro-Punta Cana no debería repetir la experiencia de Puerto Plata

Rossanna Figueroa /rfigueroa@editorabavaro.com

[caption id="attachment_2624" align="alignright" width="150"]José Natalio Redondo José Natalio Redondo, presidente de Ashonorte y presidente del Grupo Rescue, que regentea ofertas de salud en Bávaro, Puerto Plata, La Romana y otras zonas del país.[/caption]

PUERTO PLATA. â??Si a mí me piden que busque una razón, una justificación para el deterioro que llevó a decaer por unos 15 años el destino Puerto Plata, diría que lo principal fue el deterioro medioambientalâ?. Así lo define el doctor José Natalio Redondo, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Empresas Turísticas del Norte (Ashonorte), y un empresario con inversiones de servicios de salud, tanto en Puerto Plata como en Bávaro-Punta Cana.

Al describir esa realidad, proclama con fuerza en su voz: â??A nosotros se nos llenaron los ojos de grandeza y nos olvidamos de lo básico. Se nos olvidó que lo único que de verdad el mercado internacional no perdona es la suciedadâ?.

Estas observaciones sobre su natal Puerto Plata las hace para llamar la atención en torno al destino Bávaro-Punta Cana, donde también posee inversiones millonarias. Para este médico cardiólogo, el polo turístico más pujante del país y de la región del Caribe debe enfocarse en la sostenibilidad medioambiental del destino.

Redondo emite esas preocupaciones sin abstraerse de las situaciones que los puertoplateños y el Gobierno dejaron escapar de sus manos, y que hoy aún permanecen como retos para que ese destino siga levantándose y sea sostenible en el tiempo.

Uno de los retos urgentes que señala el funcionario puertoplateño es la desarrabalización de la icónica playa de Sosúa, cuyo entorno está habitado por unos 350 comercios, a través de los cuales se oferta a los visitantes â??cualquier tipo de mercancía, legal o ilegalâ?.

Añade que â??Sosúa, una playa icónica y hermosa, tiene el ingrediente de la arrabalización; sin embargo, existe una propiedad de los Pastoriza, que cederían dos porciones de terrero de cuatro mil metros cada uno, para construir dos plazas y reubicar a los vendedoresâ?, dice.

Las preocupaciones externadas por el doctor Redondo son compartidas por el presidente CEO de GRUPO PUNTACANA, Frank Rainieri; el presidente de la Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos del Este (Asoleste), Ernesto Veloz y por el nuevo director municipal de Verón-Punta Cana, Ramón Antonio Ramírez (Manolito). Serán conocidas en la última entrega de la serie â??Puerto Plata se levantaâ? el próximo jueves, para cerrar esta serie de investigación periodística.

Es crítico del Gobierno y lo emplaza a hacer lo que allí hace tiempo debió ejecutar: â??Eso lo podríamos lograr cuando al Gobierno se le ocurra dejar de pensar en los votos, porque tiene un componente social y político. Estamos en el momento, pues ya pasaron las eleccionesâ?, precisa.

Sin embargo, las aspiraciones de Ashonorte y del Clúster Turístico de Puerto Plata, de que el Gobierno ejecute la desarrabalización de ese entorno costero y que reubique los comercios en dos plazas a ambos extremos de la playa, no es compartido por los â??propietariosâ?, quienes levantan la bandera de que son â??padres de familiaâ? y que de allí â??no nos sacan ni muertosâ?.

La preocupación de Bávaro

â??Nosotros tenemos que aprender en Bávaro, que el turista internacional que viene aquí no viene a buscar avenidas, carreteras ni hoteles de primer mundo. Ellos saben que vienen a un país del tercer mundo, vienen a buscar playas buenas, gente buena, pero no se pueden ir enfermosâ?, dice el doctor José Natalio Redondo, presidente del Grupo Rescue, que regentea el Centro Médico Punta Cana, en Bávaro, y el Centro Médico Bournigal, en Puerto Plata.

â??Bávaro tiene que volver a sus orígenes, en el sentido que el nivel de desarrollo que hemos tenido es insostenible, sin que se hayan hecho las inversiones que no se ven y que son urgentesâ?, indica.

Asegura que a la mayoría de la población les gustan las inversiones que se ven, como la construcción de calles, carreteras, hoteles, edificios, entre otras. Las que no se ven, pero son las que de verdad generan la sostenibilidad de un destino turístico, dice que la gente no las valora.

â??Bávaro está en un momento estelar para visualizar esa parte de su riesgo que se llama el manejo medioambiental de los residuos sólidos y humanos. Es urgente el manejo de las aguas sanitarias y residuales. Es urgente, todo lo otro puede esperarâ?, advierte.

Y es más explícito: â??si las autoridades quieren que no hagan el acueducto, pero que construyan un sistema de alcantarillado sanitario que permita recoger y tratar todos los residuos sanitarios, porque lo que ahora estamos haciendo es crear un â??by paseâ? de círculo vicioso, donde tiramos los desechos humanos al subsuelo y extraemos agua de ese subsueloâ?.

En este momento no existe posibilidad de sostenibilidad con las soluciones individuales, expresa el doctor Redondo, ya no se puede seguir con que cada inversión hotelera, comercial o residencia haga un séptico para resolver su problema, porque no lo está haciendo y las autoridades no tienen posibilidad de supervisar cientos y cientos de plantitas de tratamientos y sépticos en la zona turística.

â??Y esto tiene que entenderlo todo el sector, porque los de mayores ingresos sí tienen sus plantas de aguas residuales. Lo que estamos creando es lo mismo que en Puerto Plata en su momento, que lo de la solución de Playa Dorada era exitosa, porque tenía acueducto, planta de tratamiento, manejo de basura, pero se olvidó que alrededor no estaba y que todos los días del mundo los empleados de Playa Dorada salían a sus barrios y volvían al otro día a Playa Dorada y eso está ocurriendo en la zona Esteâ?, sostiene.

A seguidas agrega: â??Yo entiendo que hoy por hoy debemos enfocarnos en las soluciones básicas que no se ven y tiene que salir desde Bávaro-Punta Cana, desde la propia sociedad, porque los políticos no les gusta enterrar tubos, porque después no se venâ?.

Aguas residuales y erosión de las playas

El doctor Redondo está convencido de que una de las principales causas que está influyendo en la evidente erosión de las playas de Bávaro, es debido al mal manejo de las aguas residuales.

â??Hay que proteger los corales, el derrame de gasolina y derivados del petróleo en las playas, pero lo más urgente e imperante en este momento es el manejo de las aguas y residuos humanosâ?, expresa.

Y reitera que el problema en Bávaro-Punta Cana es medioambiental, â??que llegamos a un nivel que no podemos seguir solo llenándonos los ojos, sino que sea sostenible, porque lo que se está dando es un crecimiento sin sostenibilidadâ?.

En Bávaro-Punta Cana hay un empresariado que ha sido exitoso, afirma, llegamos a un nivel de desarrollo envidiable al tipo de turismo que existe en el Caribe, pero quizás estamos olvidándonos del desarrollo primario.

â??Hoy por hoy el gran riesgo para la sostenibilidad destino Bávaro-Punta Cana no es el problema de los vendedores de la playa, de los líos de los taxistas, de la delincuencia que puede haber ni el descontrol en el Hoyo de Friusa, el problema es medioambiental y hay que enfrentarlo con urgenciaâ?, sentencia.

[gallery size="full" link="file" ids="2625,2626,2627,2628,2629,2630"]]]>