jueves, julio 18, 2024
InicioRegionalesNegociantes de El Seibo alegan pérdidas durante semanas en...

Negociantes de El Seibo alegan pérdidas durante semanas en que se endurecieron medidas

EL SEIBO. Dueños de comercios y establecimientos de aquí, se quejaron por las recientes disposiciones restrictivas como la extensión del horario del toque de queda a partir de las 5:00 de la tarde los días de semana, y fines de semana luego del mediodía, con el fin de controlar los contagios de covid-19. Refirieron que han tenido pérdidas considerables por el poco tiempo del que disponían para sus ventas.

Francisco Marrero, de Puertas y Ventanas, calificó las medidas de abusivas y reafirmó no estar de acuerdo con este tipo de disposiciones, ya que a su entender â??no solucionan nadaâ?. â??De ahí es que uno se sustenta, y trabajando tan poco tiempo, no es posible llevar el pan de cada día a la casa. Por ejemplo, el sábado es un día de trabajo normal, además uno vive del día a día.

Nos ha afectado bastante, la cantidad de clientes se redujo. Lo recuperado, se pierde. Nunca he recibido nada del Gobierno desde que empezó la pandemia, vivo chiripeando�, señaló Marrero. Héctor Mercedes, de la panadería Nelson García, dijo que las horas de toque de queda afectaron enormemente la producción y venta de los productos, puesto que no se podía producir lo estipulado de antes. Aseguró que, de modo general, también afectó a los clientes, impidiendo la movilidad económica.

â??Creemos fue una decisión fuera de lo normal, muy desatinada. No fue justo, afecta a todo el comercio local y nacional. No le veo razones, se debieron tomar otras medidas sin que afecte el comercioâ?, enfatizó. Empelados del puesto de comidas The Mofongo Sprest, dieron que los días fuertes del negocio son los fines de semana, por lo que les afectó bastante la disposición.

Afirmaron la baja de clientes tuvo un registro de casi un 70% por ciento, debido al cierre del local para ventas que no fueran por encargo, pues ellos no realizan esos servicios, además de que de noche es que hacen buenas ventas. Sostuvieron, también, se perdieron mercancías almacenadas, aunque se redujeran la cantidad de compras. José Mochao, quien tiene un colmado, dijo que no queda de otra que colaborar con las disposiciones para frenar el virus, pero que le afectaron más los fines de semana.