martes, junio 25, 2024
InicioOpiniónPan al hambriento y agua al sediento

Pan al hambriento y agua al sediento

El aceite del pastor

SALMOS 23:6 “Unges mi cabeza con aceite”.

En la segunda parte de esta serie quiero hablarle de una sustancia vegetal que utilizaba el pastor con el propósito de proteger a sus ovejas. Esta era el aceite de oliva. Antes de describir la función o propósito por el cual el pastor la utilizaba, quiero hablarle de la importancia del aceite para el pueblo judío, que el más común era el de oliva.

Este tenía diferentes clasificaciones: el de primera calidad se obtenía estrujando olivas maduras de un mortero, el de segunda calidad se obtenía prensando las olivas a través de un molino, por eso vemos que la palabra hebrea gat-semen significa prensa de aceite, de aquí se debe el nombre de Getsemaní, ya que había prensas de aceites en su cercanía y por último la tercera calidad se obtenía estrujando y prensando aún más la pulpa.

El aceite tenía diferentes usos en los tiempos bíblicos: la preparación de la comida para realizar tortas de harina (Lev. 2:1-4, Núm. 11:8, Ezq. 16:13), ritos religiosos como la consagración de sacerdotes y reyes (Ex. 29:1-7, 1 Sam. 10:1), como combustible de las lámparas, tanto de las casas (Mt 25:3) como las del tabernáculo (Ex 25:6), para la consagración de los leprosos (Lev. 14: 10-18) y otro no menos importante, el pastor utilizaba el aceite para ungirlas y sanar sus heridas.

El pastor sabe que el rebaño puede dispersarse por esta razón unge las ovejas para evitar que insectos se acerquen a ellas. En verano los insectos se pueden convertir en algo agitador para el ganado. Imagínese que una mosca se siente en la nariz de la oveja y llegue a depositar larva, esto podría volver loca a una oveja entonces el aceite funciona como un repelente para evitar el daño de las ovejas.

El aceite es símbolo de misma presencia de Dios, es representación de prosperidad y abundancia. Es necesario que tu vida sea ungida con el aceite del pastor para que los momentos que vengan los insectos dígase los pensamientos negativos, no puedan llegar a tu mente y no te dañes.

Es necesario que el aceite llegue a tu vida para que seas limpiado tal cual eran limpiados los leprosos, porque donde está la presencia toda lepra tiene que irse. Es necesario que tu lámpara esté llena de aceite para que la luz no sea apagada, así como los vehículos tienen indicadores que le dice que como están de combustible, así hay indicadores en nuestras vidas que nos dicen cómo está el aceite en nosotros.

Dios te ha ungido con su aceite para protegerte, limpiarte, para que seas luz y no seas contaminado.

¡Dios bendiga tu semana!

Sin Tapujos

Sin Tapujos

Sin Tapujos

Sin Tapujos