Últimos acontecimientos contradicen las versiones del Gobierno haitiano sobre asesinato de Moise

0
337

PUNTA CANA. Los más recientes acontecimientos sobre el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, han sido totalmente opuestos a las versiones del propio Gobierno de ese país, que al parecer ha manejado varias tesis en torna este crimen, sin profundizar en las investigaciones.

Las primeras declaraciones, vinculadas a este magnicidio, fueron ofrecidas por el primer ministro interino, Claude Joseph, quien habría asegurado a medios de Haití, que sicarios colombianos estarían detrás del crimen.

En entrevista para Blu Radio, el periodista haitiano, Alexander Gálvez, entregó detalles sobre el asesinato del mandatario nacional de Haití. De acuerdo con el comunicador, el ministro del interior fue quien afirmó que, presuntamente, ciudadanos colombianos y venezolanos serían los autores del hecho.

Más temprano, Bocchit Edmond, embajador de Haití en Estados Unidos, indicó que el comando estaba integrado por mercenarios «profesionales» que se hacían pasar por funcionarios de la agencia antidrogas estadounidense DEA y que huyeron de Haití con destino a República Dominicana, donde se habla español, la misma lengua que supuestamente usaron los atacantes.

Todas estas versiones quedaron mutiladas, una vez se dio a conocer en horas de la tarde de ayer, cuando el secretario de Estado de Comunicación de Haití, Frantz Exantus, informó que los presuntos asesinos del presidente de esa nación, fueron interceptados por la Policía Nacional en el barrio Pelerin, de la capital Puerto Príncipe.

Es decir, no huyeron a República Dominicana, sino que fueron capturados en el propio territorio de Haití.

Los dos capturados son haitianos, mientras que los otros 4, que fueron abatidos, también son de la misma nacionalidad. No ha habido ningún colombiano y venezolano, hasta el momento, apresado por las autoridades y que pudieran estar involucrados en este hecho.

Nadie conoce sus nombres (ni de los abatidos, ni de los capturados). Estos datos no fueron revelados por las autoridades haitianas.

Todavía, a 24 horas de este asesinato, lo que han habido son contradicciones a las informaciones que desde tempranas horas de la tarde de ayer han circulado.