jueves, julio 18, 2024
InicioImpactoRetraso: La reconstrucción del hospital Antonio Musa inició en...

Retraso: La reconstrucción del hospital Antonio Musa inició en el 2013

SAN PEDRO DE MACORÍS. “No me enseñes más el hospital”, fueron las palabras que pronunciaron los labios del presidente de la República, Luis Abinader Corona, durante su más reciente visita al hospital regional docente doctor Antonio Musa de esta localidad, donde fue testigo presencial del notable estado de deterioro en el que se encuentran sus instalaciones.

Y es que, al entrar y pasearse por ciertas áreas del referido centro de salud, aunque es relativamente joven, da la impresión de que es mucho más antiguo. Sus paredes piden a gritos una inmediata, efectiva y definitiva, intervención por parte de las autoridades. Este centro fue inaugurado en el año 1999, pero su edificación presenta un evidente desgaste.

Aunque parezca poco creíble, el hospital Antonio Musa está siendo reconstruido desde agosto del año 2013, y pese al largo tiempo transcurrido, los trabajos de remozamiento del centro no han concluido en su totalidad. Al contrario, los techos están abiertos y colmados de filtraciones, maquinarias oxidadas, mobiliario escaso y con muy poco esfuerzo, se puede apreciar el descuido de la planta física y el abandono que presenta la misma.

En ese momento la partida presupuestaria destinada para el acondicionamiento de este hospital por el entonces presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, fue de 52 millones de pesos.

Luego, se hizo una adenda de RD$272 millones, elevando de esta manera, la cantidad original del contrato a 324 millones de pesos. Esto significó un aumento del 500 % la reconstrucción de mencionado hospital y que, a estas alturas, continúa en pésimas condiciones.

El director del Musa, el doctor Gabriel Rubio, reconoce el franco deterioro que presentan las inmediaciones del hospital y asegura recibió un centro hospitalario con un millón problemas y que sólo es regional de nombre, pero que realmente nunca lo ha sido. Afirma que, dentro de sus proyecciones a corto plazo, la gerencia se ha enfocado en levantar el referido centro de salud.

Lamentó la impresión que se llevó del centro el jefe de Estado durante el recorrido que realizaron hace poco más de un mes. “A él le dio mucho apuro, le dio mucha pena; le dio inclusive impotencia al ver un hospital con tanto potencial destruido casi en su totalidad y recuerdo que él me dijo que no me enseñares más el hospital” aseveró.

SERVICIOS CARENCIADOS

Rubio, quien se había desempeñado como subdirector del Musa a principios del año 2000, considera que debido a la intervención ocurrida hace siete años, se le añadieron más carencias y serios problemas al centro y considera esto no era necesario. Entre las dificultades, señala que, en estos momentos, el hospital está funcionando en un 30 por ciento, cuando su capacidad debería ser un 100%.

Menciona que entre los departamentos que estaban trabajando con un servicio precario se sitúa el área de ortopedia, el de imágenes diagnósticas, donde prácticamente no se estaba haciendo nada. Además, figura el departamento de laboratorio o de bioanálisis, que tampoco funcionaba. Sin embargo, agrega sobre la marcha se han ido resolviendo ciertas faltas.

“Nuestro hospital prácticamente carece de todo, porque lo agarramos sin nada. Estamos haciendo un esfuerzo extraordinario con la esperanza de que el presidente de la República, nos dé un espaldarazo a la regional, interviniendo este hospital” precisó. Además de lo antes señalado, necesita urgente el remozamiento la sala de parto y de cirugía, los consultorios, el área de pediatría, laboratorios, entre otras importantes áreas.

“La razón de ser regional, lo convierte en el hospital que brinda servicios de asistencia de salud a todos los pacientes, no sólo a los de aquí, sino también a las personas que residen en las demás provincias que conforman la región Este y debido a esto, es que es urgente su reparación”, precisó el galeno.

TESTIMONIOS

María Pérez, afirma acudió al hospital afectada por un dolor renal agudo, puesto que padece cálculo renal, asegura que, aunque tuvo que esperar un tiempo prudente para ser consultada y atendida por el personal de salud, dijo que en este momento existe mayor agilidad en cuanto a la asistencia de las personas que vienen al hospital.

Jimena Palacios, aseveró que no le molesta que están reparando el centro y considera poco a poco todo irá mejorando para la comodidad del personal de salud, de los lugareños y del Este. Lo que si le desagrada es que muchas veces el personal de limpieza, por el notable abandono que impera en las paredes, “se ponen a limpiarla y echarle agua encima de la gente”, lo que describió como un momento incómodo.

Otros pacientes, a diferencia de las dos féminas consultadas, no están del todo contentos con la atención. Tal es el caso de Roberto Rodríguez, quien explicó que se trasladó desde La Romana hasta San Pedro de Macorís a consultar a su hija con el ortopeda de turno y eran más de las 11 de la mañana y el especialista no había llegado. Esta situación, tenía muy incómodo a Rodríguez, ya que asegura se encontraba en el hospital desde las 6 de la mañana.

“Óyeme yo tuve que ir hasta la dirección del hospital para que trataran de llamar a ese especialista porque uno esperando ahí las horas muertas y él nada de llegar y mi esposa y yo con la necesidad de que viera a la niña para que nos dijera cuál es la situación que presenta, además de que venimos de otro pueblo, no es justo”, indicó Rodríguez.

Otros pacientes hicieron referencia a un supuesto tráfico de influencias del que tienen que valerse para poder ser atendidos y la dificultad para lograr obtener una cita oportuna con un especialista.

¿QUÉ DICE EL SNS?

El director del Servicio Regional de Salud Este (SRS), el doctor Pedro Claxtón, dijo que, dentro de las proyecciones de los nuevos incumbentes del Servicio Nacional de Salud (SNS), están incluidos los trabajos de remozamiento tanto del hospital municipal Arístides Fiallo Cabral en La Romana, así como del doctor Antonio Musa en esta localidad.

El galeno precisó que a principios del 2021 se podría estar trabajando con la intervención de estos centros, ya que afirma estuvo conversando con el director del SNS, el doctor Mario Lama y le planteó la necesidad urgente de rescatar las instalaciones de ambos centros y éste aseguró que el remozamiento de estos hospitales está en carpeta e inclusive, ya se ha estado reuniendo con los ingenieros a cargo de reparar las filtraciones que existen tanto en el Musa como en el Jaime Oliver Pino de esta demarcación.