Gobierno estima que disminuirán flujos de divisas por impacto de pandemia

0
334

VER�N. Si bien desde el Gobierno existe un optimismo en torno al crecimiento económico para el año 2021, calculado en un 5%, los efectos de la pandemia se sentirán por un tiempo más en lo que a la tasa de cambio y la inflación se refieren. En el Marco Macroeconómico, revisado en agosto, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo detalla que la devaluación estará en alrededor de 9.2 % para el próximo año, con lo que la cotización del dólar pasará de un promedio de 57.05 pesos por dólar en 2020 hasta 62.30 pesos por cada dólar para el año 2021.

La evolución que espera el Ejecutivo en el mercado cambiario estará condicionada por los efectos positivos en los términos de intercambio de productos como el oro y el petróleo, pero también las mermas en los flujos de divisas por el impacto de la pandemia sobre las zonas francas y exportaciones en general, y aportes del turismo a la economía, de acuerdo al marco económico.

En los economistas existen expectativas en torno a lo que será el comportamiento de la divisa estadounidense en el territorio nacional. Para el presidente del Colegio Dominicano de Economistas, Rafael Espinal, el dólar tendrá presiones en el tipo de cambio el próximo año 2021. â??El Banco Central pone de reservas internacionales, producto de la colocación de bonos soberanos que hizo el actual Gobierno a principios de su mandato, unos 3,800 millones de dólares. Poco a poco, estas reservas, en la medida en que el Gobierno hace uso de esos recursos, sobre todo ahora en diciembre, para gastos corrientes presupuestados, van a ir disminuyendo y eso obviamente va a presionar en los primeros meses del añoâ?, explicó Espinal.

Considera que el Ejecutivo debe hacer colocación de deuda a comienzos del 2021, en lo cual nuevamente generará â??un colchónâ?, que podrá mantener en la estabilidad de la tasa de cambio. A su juicio, las presiones pudieran presentarse en el segundo semestre del año. El titular del gremio de los economistas destaca que todo aumento del dólar se refleja en los niveles de inflación en el Índice de Precios al Consumidor, y eso es debido a que la República Dominicana es altamente dependiente de las importaciones, entre ellas del petróleo.

â??Los alimentos tienden a subir, sobre todo los importados, aunque también los nacionales, porque sus componentes son importados. No creo que exista un incremento descontrolado y aún hay suficientes herramientas de carácter monetario y fiscal, por la vía de colocación de bonos en los mercados mundiales, que favorecen que no haya un desequilibrio sustancial de la tasa de cambioâ?, enfatizó.

INCREMENTO DE LA INVERSIÃ?N

Para el economista Jonathan D’Oleo, si existe un aumento en el poder adquisitivo del dólar frente al peso dominicano, se verá un incremento de la inversión extranjera, lo cual a su juicio, es positivo en ese sentido.

â??Tenemos que considerar en un mismo respiro que las industrias en  República Dominicana se valen de insumos importados del extranjero. De modo que pudiéramos tener una subida de inversiones, y por otro lado tendríamos a industriales en una situación retadora, por el hecho de que los insumos que utilizan en sus procesos de fabricación aumentarían en preciosâ?, argumentó.

D’Oleo estima que no necesariamente para el año próximo se verá un incremento significativo en los precios de los combustibles, al menos que, según su apreciación, haya una reactivación importante en la economía mundial, lo que podría activar una demanda de petróleo y esto incidiría en su valor. El economista cree que el comportamiento del dólar está muy ligado a la economía estadounidense y se tendrá que ver cómo será su desenvolvimiento cuando Joe Biden asuma la Presidencia del país norteamericano.

â??Donald Trump había instaurado una serie de medidas para corregir los desbalances comerciales con China y parece que Biden va a liberar la política de comercio con esa nación y eso puede hacer que el dólar quizás sufra en el corto plazoâ?, manifestó. Cree que â??si todo se mantiene igual anticipo que el dólar tendrá una tendencia a la suba, no significativamente, pero esa debe ser la tendencia si todo sigue en el curso que vemos desarrollándose, tomando en consideración los niveles de mercados capitalesâ?.