sábado, junio 15, 2024
InicioSin categoríaEn Sudán, envuelto en una guerra civil, acuerda armisticio...

En Sudán, envuelto en una guerra civil, acuerda armisticio por 24 horas

PUNTA CANA. El Ejército sudanés y el grupo militar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) alcanzaron este martes un acuerdo de alto el fuego de 24 horas, propuesto por Estados Unidos, para poder garantizar el paso seguro de los civiles y la evacuación de los heridos, informaron medios.

El alto el fuego comenzará a las 18:00 hora local (16:00 GMT) de este martes y no se extenderá más allá de 24 horas, confirmaron el líder del Ejército de Sudán, Abdelfatah al Burhan, a la cadena estadounidense CNN, así como el miembro del consejo militar sudanés, Shams al Din Kabbashi, a la cadena saudí Al Arabiya.

Anteriormente, el líder de las FAR, Mohamed Hamdan Dagalo, alias “Hemedti”, aseguraba en su cuenta oficial de Twitter que aceptaba un armisticio de 24 horas.

Ambas partes habían acordado en los días anteriores treguas de unas pocas horas para permitir que los civiles atrapados en el fuego cruzado pudieran ser evacuados y salieran a las calles para abastecerse, aunque los combates no cesaron.

Un «cese al fuego» que el ejército sudanés no ha emitido oficialmente

Hasta el momento, el Ejército sudanés no ha emitido ningún comunicado confirmando esta tregua y, de hecho, el único mensaje difundido hoy por parte de las unidades castrenses al respecto ha sido para acusar a las FAR de que aceptaban esta tregua de un día para “encubrir la aplastante derrota que recibirán en unas horas”.

En el marco de la reunión de Exteriores que el Grupo de los Siete celebró en la ciudad nipona de Karuizawa, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, pidió un alto al fuego de 24 horas que permita a los civiles “regresar con sus familias de forma segura y obtener los suministros de emergencia que necesitan desesperadamente”.

“Un alto al fuego de 24 horas puede sentar las bases para propiciar un parón más sostenido de la contienda y volver a las negociaciones sobre las aspiraciones democráticas”, dijo Blinken en rueda de prensa tras la conclusión de las reuniones en la ciudad japonesa.

Los choques que comenzaron el pasado día 15 entre los líderes militares rivales se producen tras semanas de tensiones sobre la reforma de las fuerzas de seguridad durante las negociaciones para un nuevo gobierno de transición, lo que ha llevado al país africano al borde de una guerra civil.

Lo que dice el ejército revolucionario

El líder del poderoso grupo paramilitar sudanés Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR), Mohamed Hamdan Dagalo alias “Hemedti”, habló este martes con el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y le dijo que reitera su compromiso de salvaguardar la vida de los civiles en las zonas que ellos controlan.

“Reafirmamos nuestro compromiso inquebrantable de salvaguardar a los civiles inocentes en nuestras zonas de control, lo que refleja nuestro respeto por la dignidad humana y la inviolabilidad de la vida”, afirmó el sudanés en su cuenta oficial de Twitter tras tener una conversación con Blinken que calificó de “vital”.

“Hablamos de los problemas acuciantes de Sudán y de nuestra dedicación común a la libertad, la justicia y la democracia para nuestros pueblos. Reconocemos los retos que tenemos ante nosotros, manteniéndonos firmes contra el extremismo que socava nuestro progreso hacia una sociedad justa y democrática”, señaló Hemedti.

Dijo que es necesario “proteger” al pueblo y defender sus valores, ya que participan “a regañadientes en esta guerra”.

Imagen del satélite Maxar Technologies, que muestra zonas afectadas de Jartum, tras el conflicto que se vive en Sudán.

“Estoy agradecido al señor Blinken y a EE.UU. por su continuo apoyo y compromiso compartido para restaurar la estabilidad en Sudán. Tendremos otra llamada para continuar el diálogo y trabajar mano a mano para forjar un futuro más brillante para nuestras naciones”, concluyó.

Hasta el momento se desconoce cuáles son las zonas exactas que controlan las FAR en Sudán debido a los comunicados discordantes que publican ambas partes y que no pueden ser verificados independientemente.

Fuente EFE