Hato Mayor espera por Luis Abinader

0
205

Hato Mayor, RD.- Las huellas de la tormenta Isaías todavía están muy presentes en Hato Mayor, específicamente en la comunidad de Villa Ortega, en el municipio cabecera. Quienes allí habitan contaron que poco a poco han recuperado sus electrodomésticos y han reparado sus viviendas sin la ayuda del Gobierno.

Siendo presidente electo, Luís Abinader visitó Hato Mayor el 02 de agosto, dos días después de la crecida de ríos y quebradas que se llevaron todo a su paso. En ese momento, prometió trabajar en la construcción y mejoramiento de unas 300 viviendas y ordenó incluir en el presupuesto complementario los recursos para auxiliar xiliar las familias afectadas por situaciones de esta naturaleza.

Todavía en Hato Mayor no hay señales de iniciar con estos trabajos habitacionales para proveer de hogares a estas familias, que lograron salir del barro pero no del sitio afectado por la crecida de una quebrada.

HOSPITAL EN EMERGENCIA

El hospital Leopoldo Martínez, según versiones de pacientes, presenta serias deficiencias en cuanto a infraestructura y dotación de insumos médicos. José Jiménez, familiar de un paciente hospitalizado tras sufrir fracturas en un accidente de tránsito, señaló que ha tenido que suplir con su propio dinero parte de los requerimientos.

El centro de salud presenta en su fachada señales de filtraciones y en un lateral existe un área en construcción que tiene varios años en etapa de desarrollo, pero no se ha concluido.

Un médico, que pidió el resguardo de su identidad, destacó que el hospital en los actuales momentos no cuenta con las condiciones para prestar los servicios dignamente a los ciudadanos que lo requieren.

â??Ahora hay mucha más demanda por los contagios de coronavirus. A diario llegan cientos de personas del municipio cabecera y de todos los distritos municipales de Hato Mayor, con síntomas de covid-19. El área de aislamiento no es suficiente y en oportunidades se ha enviado gente a hospitales de otras provincias como San Pedro de Macorísâ?, expresó Martínez.

Esta situación ha sido denunciada igualmente por el Colegio de Médicos de Hato Mayor. El pasado mes de agosto, su presidente Farid Abud, ante los medios de comunicación alertó que los médicos se oponen a que se habiliten salas Covid-19, porque ni siquiera cuentan con espacio para el triaje de
pacientes, ni tampoco con vías de acceso independientes para evitar una contaminación cruzada.

CARRETERA INTRANSITABLE

La carretera Hato Mayor-Sabana de la Mar es una vía que sigue intransitable por la cantidad de hoyos en diversas formas y tamaños. A lo largo de los últimos años, se han realizado paros en el transporte, huelgas generales y otras manifestaciones para que se logren los arreglos correspondientes.

El Ministerio de Obras Públicas ordenó el año pasado a la empresa Conidec la reparación de la vía, que tiene 44 kilómetros, pero no se han ejecutado los trabajos en su totalidad, por lo que hoy carretera constituye un verdadero peligro público, además del estancamiento del turismo, la agropecuaria y el desarrollo económico y social.