domingo, mayo 19, 2024
InicioInternacionalPresidente de Filipinas dice estaría feliz de matar ...

Presidente de Filipinas dice estaría feliz de matar a drogadictos, como Hitler masacró a judíos

Fuente Externa / redaccion@editorabavaro.com

FILIPINAS. El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se ha convertido en el centro de una nueva controversia por sus incendiarias declaraciones: ahora comparó su campaña antidroga con el Holocausto y dijo que mataría a tantos drogadictos como Hitler mató judíos.

«Hitler masacró tres millones de judíos. Hay tres millones de drogadictos. Sería feliz de matarlos», dijo el polémico mandatario. Al menos seis millones de judíos y miembros de otras minorías murieron a manos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde que asumió el poder en junio, Duterte ha emprendido una intensa campaña de mano dura contra narcotraficantes y drogadictos. Según estadísticas oficiales, en ese periodo 3,000 personas han muerto en operativos policías o por grupos de vigilantes.

La campaña antidroga del presidente filipino que ha causado cientos de muertes extrajudiciales. Con frecuencia, los cuerpos de los muertos son expuestos en la vía pública con información sobre los crímenes de los que era acusado.

El presidente dijo abiertamente que «mataría 100,000 criminales» para reducir los niveles de delincuencia en Filipinas. Duterte ofreció las declaraciones en la ciudad de Davao, donde, como alcalde, implementó una política de mano dura contra la criminalidad y fue acusado de ordenar la creación de escuadrones de la muerte para matar a delincuentes.

El mandatario les dijo a los reporteros que sus críticos lo habían retratado «como algún primo de Hitler». «Al menos Alemania tenía a Hitler. Filipinas no lo tendría», indicó. Y añadió que: «Me gustaría terminar con el problema de mi país y salvar a la próxima generación».

Semanas antes, Duterte había afirmado que: «Queda más gente por matar, muchos perderán la vida hasta que saquemos al último traficante de las calles. Hasta que sea muerto el último productor de drogas, vamos a seguir y yo voy a seguir».

Los más recientes comentarios del mandatario filipino fueron calificados de «indignantes» por grupos judíos, según reportó la agencia de noticias Reuters.»Duterte le debe una disculpa a las víctimas (del Holocausto) por su retórica repugnante», dijo el rabino Abraham Cooper, del Centro Simon Wiesenthal en Estados Unidos.

La organización judía Liga contra la difamación, también con sede en Estados Unidos, indicó que los comentarios del líder filipino eran «inapropiados y profundamente ofensivos».