miércoles, mayo 22, 2024
InicioInternacionalEntra en crisis populismo Latinoaméricano

Entra en crisis populismo Latinoaméricano

Fuente Externa / redaccion@editorabavaro.com

ESPA�A. El populismo que ha gobernado durante años varios países iberoamericanos atraviesa una crisis que escribió su último capítulo este jueves. El Senado de Brasil, después de una sesión maratoniana con discursos de sus miembros, aprobó apartar a la presidenta Dilma Rousseff del cargo durante 180 días, medida destinada a promover su juicio político y cuya probable consecuencia sea su destitución definitiva.

El Partido de los Trabajadores-formación que llegó al poder en 2003 de mano de Lula da Silva, en los años dulces de la bonanza económica-abandonará las riendas políticas del país junto a su mandataria, que cerrará una gestión caracterizada por su impopularidad y por los escándalos de corrupción.

Sus hermanos ideológicos en otras naciones americanas se asoman a un caso similar: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua o Argentina muestran que el modelo populista hace aguas en el continente, y ABC analiza cada caso.

Día sí y día también la oposición convoca manifestaciones en las calles y el Gobierno ordena disolverlas con la máxima dureza. El populismo chavista, liderado ahora por el sindicalista, ex conductor de autobuses (el más multado de Caracas), procastrista y amigo íntimo del difunto Hugo Chávez, Nicolás Maduro, afronta uno de sus peores momentos.

La alianza opositora MUD promueve un referéndum revocatorio para apartarlo del poder. El presidente utiliza todos los resortes del Estado para conservar el bastón de mando y no duda en acortar la jornada laboral de los empleados públicos y de Justicia para retrasar la validación de las firmas que ha recogido la oposición con el fin de activar el revocatorio.

Todo con tal de que el referéndum no se pueda celebrar hasta el año que viene, después de que Maduro cumpla tres años en el poder -la mitad de su mandato- y pueda gobernar los tres años siguientes su vicepresidente, también chavista. Así el oficialismo evitaría la celebración de elecciones generales con una más que probable pérdida del poder.

El 17 de diciembre de 2014 el Banco Central de Venezuela tenía unas reservas internacionales de 14,500 millones de dólares, su nivel más bajo desde mayo de 2003, cuando el petróleo venezolano estaba vendiéndose por menos de 22 dólares el barril.

Es importante señalar que de este monto de reservas, el 75% son oro monetario. A 31 de octubre de 2015, Venezuela tenía aproximadamente 11,000 millones de sus reservas en oro. Para el año 2016 los pagos de deuda representados en bonos de la República y Pdvsa ascienden entre capital e intereses a 10,493 millones de dólares.

Si los precios del petróleo no se recuperan en este año 2016 y el gobierno no establece un plan de ajuste económico integral y ordenado, las probabilidades de «default» para el ejercicio en curso se incrementan en un porcentaje muy alto. La voluntad de pago del gobierno existe, lo que está en duda será la capacidad de pago.