sábado, mayo 25, 2024
InicioInternacionalCómo se supo la verdad sobre asalto inventado ...

Cómo se supo la verdad sobre asalto inventado por nadadores de EE.UU. en Juegos de Río 2016

Fuente Externa / redaccion@editorabavaro.com

BRASIL. Es una saga con toda la intensidad y giros inesperados de una final olímpica. Y tuvo en vilo a las autoridades policiales de Brasil y a la prensa internacional durante una semana.

El â??robo a mano armadaâ? denunciado por cuatro nadadores de Estados Unidos durante Río 2016, acabó no siendo asalto, sino parte de una historia rocambolesca que obligó al Comité Olímpico estadounidense a pedir disculpas al pueblo de Brasil.

lleana Lochte, madre de la estrella estadounidense de la natación, Ryan Lochte, dice a la prensa en EE.UU. que su hijo Ryan fue víctima de un asalto a mano armada cuando regresaba con compañeros de su equipo a la Villa Olímpica en Río. â??Quedaron muy afectados. Eran varios asaltantesâ?, dijo la madre, de origen cubano, a USA Today.

Ryan Lochte, ganador de 12 medallas olímpicas incluyendo un oro en Río 2016, confirma a la cadena NBC que fue víctima de un asalto junto a otros tres nadadores, James Feigen, Gunnar Bentz, Jack Conger. Los nadadores regresaban a la Villa Olímpica de una fiesta en Lagoa. â??Hiceron parar el taxi, y unos tipos con identificación policial dijeron que nos echáramos al piso; yo me negué. Uno de ellos me puso un arma en la frenteâ?, dijo Lochte. El nadador afirmó que los ladrones se quedaron con su cartera y su dinero, pero dejaron su celular y relojes.

Los nadadores no informaron del incidente a la Policía ni al Comité Olímpico de EE.UU. La Policía comenzó a investigar el caso tras su difusión en la prensa. Se divulgaron imágenes de cámaras de seguridad que muestran a los nadadores regresando a la Villa Olímpica distendidos y bromeando, y quitándose billeteras y teléfonos al pasar por los controles de seguridad.

La jueza Keyla Blanc, del juzgado especial de Grandes Eventos, en Río de Janeiro, ordenó retener los pasaportes de los nadadores y prohibiósu salida del país. Gunnar Bentz y Jack Conger fueron obligados a bajar del avión en que se disponían a viajar a EE.UU. y fueron retenidos durante más de cuatro horas en la comisaría de Policía del aeropuerto de Río.

 ]]>