No todos los venezolanos califican para el plan de regularización que se está realizando

0
366

VERÓN. No todos los venezolanos que permanecen en el país en condiciones migratorias irregulares califican para el plan de normalización destinado solo a estos extranjeros y vigente desde el pasado lunes 12 de abril. Quienes no cumplan con los requisitos exigidos por las autoridades de la Dirección General de Migración (DGM) seguirán bajo el estatus de ilegalidad y sujeto a lo que disponga el Estado dominicano sobre su estadía en el territorio nacional.

Dentro de este proceso todavía no se ha establecido con exactitud cuál será el futuro de los venezolanos que estén al margen de lo que se exige para este plan especial. La Resolución 119-21, emitida el pasado 22 de enero por los ministerios de Interior y Policía y Relaciones Exteriores detalla las condiciones para optar al plan de normalización y a la vez deja claro cuáles son los aspectos que impedirían la permanencia legal de un venezolano.

Estos extranjeros interesados en obtener un permiso de estudiante o trabajador temporero para los fines de la presente normalización excepcional de estatus migratorio, deberán cumplir con las condiciones siguientes: haber ingresado legalmente (aeropuertos, puertos, frontera terrestre) al territorio dominicano dentro del período enero 2014- marzo 2020.

Asimismo, no tener derecho a la nacionalidad dominicana, no tener antecedentes penales en República Dominicana o en el exterior; no encontrarse en proceso de solicitud de reconocimiento o probación de las condiciones de asilado o refugiado, con fase administrativa o judicial abierta en los casos procedentes; no estar sujeto a las medidas administrativas de expulsión, deportación o extradición y no encontrarse en proceso de extradición.

La resolución especifica que serán declaradas inadmisibles las solicitudes presentadas por los nacionales venezolanos que no tengan esas características.

INADMISIBLE

Para Miguel Ángel Pírela, presidente de la Asociación Churum Merú, que agrupa a venezolanos en las provincias La Altagracia y La Romana, entiende que si un compatriota es rechazado en su solicitud de permanencia o permiso de trabajo y estudio es porque lo más probable tenga algún asunto pendiente con la justicia dominicana o en cualquier otro país.

“En estos procesos de depuración sale todo. Esta normalización fue hecha pensando en muchos aspectos, incluyendo a los venezolanos que laboran de manera informal, sobre todo afectados por la pandemia, donde muchos han tenido que reinventarse. Esos venezolanos deberán mostrar sus ingresos mediante certificado de patrimonio notariado, lo cual justifica el trabajo que desarrolla”, indicó Pírela.

Los venezolanos que ingresaron al país antes de 2014 o después de marzo de 2020 no estarán sujetos a este proceso. El representante de la Asociación Churum Merú considera que esos extranjeros tuvieron una oportunidad en el año 2015 por un tiempo bastante prolongado.

“Ahora quienes si aplican al proceso cuentan con un proceso bastante flexible. Si un venezolano no se acogió a este plan por algunas razones entre ellas el conocimiento de que va a ser rechazado, entonces el Estado dominicano en base a su legislación determinar la deportación de esa persona”, destacó.

Precisó además que quienes no se adhieran a este proceso tendrán que regularizar su estatus por la vía ordinaria, que es a través del consulado dominicano en Caracas, Venezuela, cumpliendo con toda la documentación exigida. Los que tengan algún prontuario policial o antecedentes penales no podrán optar a la regularización ni en este plan ni por el procedimiento normal en las misiones diplomáticas dominicanas.

Desde que se anunció el plan de normalización, en enero, hasta la fecha, las condiciones que deben cumplir los venezolanos han sido socializadas, pero lo que no ha dicho claramente la Dirección General de Migración es qué va a pasar con estos nacionales que sean rechazados para una permanencia, permiso de trabajo o de estudio en el país.