miércoles, mayo 22, 2024
InicioEn el EsteEscuelas en La Romana necesitan la rápida intervención del...

Escuelas en La Romana necesitan la rápida intervención del Ministerio de Educación 

LA ROMANA. La nueva política del Gobierno de elevar el nivel educativo no ha llegado hasta la escuela Salomé Ureña de Henríquez (El Peñón) y el politécnico Liliam Bayona, los cuales fueron construidos entre el 1970 y 1975, respectivamente, y hasta la fecha no han recibido ninguna remodelación ni la intervención del Ministerio de Educación. 

Por esta razón, el director de la Escuela Salomé Ureña de Henríquez, Ruddy Polanco Marte, expresó su inconformidad por la situación precaria que presenta la escuela. El director aseguró que dentro de las necesidades básicas del centro está la corrección de las filtraciones del techo en todo el plantel, en especial la dirección y algunos cursos que se llenan de agua. 

PARALIZACIÓN 

Otra situación, que es bastante peligrosa, es la cantidad de varillas enterradas que quedaron al descubierto luego de la demolición de dos pabellones y la cancha, para comenzar la construcción de otro nuevo centro dentro del mismo terreno. Los estudiantes juegan y se divierten en su tiempo de recreo rodeado de las varillas, algunas escondidas en la maleza, pero otras no menos peligrosas a la vista de todos, lo que pone en peligro la vida de los inocentes. 

La obra paralizada hace más de dos años, incluiría tres niveles, cocina, comedor, parqueos, canchas deportivas, pero no se ha iniciado a causa de que el ingeniero encargado quiere que el Ministerio de Educación le actualice el presupuesto, ya que el mismo fue aprobado en el 2013 y según alega el ingeniero, los gastos se han elevado. 

“Yo le pido al Ministerio y a la gobernadora que vengan en auxilio de la escuela y pongan su corazón, no en mí, ni en los maestros, sino en lo mas de 1,500 niños estudiantes, que en las dos tandas que impartimos vienen en busca del pan de la enseñanza,” enfatizo el director Ruddy Polanco Marte. 

POLITÉCNICO 

Una escena similar pasa en el politécnico Liliam Bayona, que a raíz de los más de 45 años de construida esta escuela tampoco ha sido remodelada a pesar de que el director Raúl Rafael Pozo, dijo que el centro está intervenido por el departamento de Mantenimiento de Infraestructura Escolar desde el año 2015, pero no han hecho ningún arreglo sustancial, excepto pintar. 

Le preocupa que desde el pasado año el pañete del techo en algunas áreas se está desprendiendo, arrojando al suelo parte del cemento de hasta 4 pulgadas de grosor. Dijo que este vicio de construcción puede estar presente en otras partes, por lo que recomienda una inspección total de los techos. También manifestó que tienen cursos sin ventanas y que hay columnas que presentan grietas, lo que pone en riesgo la vida de los estudiantes, el personal de apoyo y el cuerpo docente.