lunes, mayo 20, 2024
InicioEn el EsteDefensa Civil y personal voluntario operan con precariedades

Defensa Civil y personal voluntario operan con precariedades

LA ROMANA. El personal de los organismos de socorro de esta provincia, como son la Defensa Civil y Cuerpo de Bomberos, opera en pésimas condiciones, la gran mayoría de los puntos de servicios que se utilizan como base u oficinas son prestados o alquilados porque la instituciones no cuentan con locales propios.

Un ejemplo de ello es el local de la Defensa Civil del Municipio de Villa Hermosa, el que es alquilado y su personal completo, excepto la secretaria, es voluntario incluyendo el director, y tampoco dispone de vehículo propio. En el Municipio de Guaymate, tampoco tienen vehículo por lo que se les dificulta asistir a las tareas de rescate y su personal también es voluntario. En el caso del Distrito de Cumayasa y Caleta no existe un personal de la Defensa Civil.

En ese sentido, el director provincia de la Defensa Civil Rafael Vicioso, afirma que, a parte de la falta de equipos y unidades de trabajo, carece de personal, porque la gran mayoría son voluntarios y que luego de su preparación y entrenamiento, los voluntarios son captados por empresas, donde le pagan un buen sueldo. Vicioso manifestó, además, que esa institución necesita de un local más moderno que le permita seguir ofreciendo los servicios a la ciudadanía, un camión o guagua para el traslado del personal y equipos para asistir en los accidentes de tránsito.

Actualmente, esa importante institución solo recibe una subvención de 8 mil pesos para suplir todo lo que necesitan en los diferentes puestos de la provincia. Valoró el aporte que reciben de algunas instituciones como la Asociación Romana, quien dona el combustible cada mes, y el apoyo que le brindan desde la Gobernación con algunos aportes y una cena en Navidad para los colaboradores.

Finalmente agradeció también a cada padre de los jóvenes voluntarios que les permiten a sus hijos pertenecer a la DC, para que puedan brindar el servicio, a sabiendas que en cada asistencia de rescate se pone en peligro la vida de los voluntarios. Solicitó a cada romanense el apoyo, pensando en la sostenibilidad de estas instituciones de socorro, y no solo pensar en ellas solo cuando ocurra un evento atmosférico o un accidente, sino siempre