martes, mayo 21, 2024
InicioEconomíaEn contexto de post pandemia, Gobierno intensifica medidas para...

En contexto de post pandemia, Gobierno intensifica medidas para reposicionar economía

Durante el año 2020 el mundo enfrentó a la pandemia del covid-19 que causó el cierre temporal de la mayoría de las actividades económicas, debido a medidas de confinamiento dirigidas a contener la propagación del virus y así reducir las pérdidas de vidas humanas.

Este choque adverso de gran magnitud ha llevado a una revisión a la baja del crecimiento económico, proyectándose una variación del producto interno bruto (PIB) mundial de -5.2 % en 2020, aproximadamente ocho puntos porcentuales por debajo de la expansión de 2.4 % alcanzada en 2019. Para mitigar los efectos de la crisis provocada por el coronavirus, la mayoría de los países alrededor del mundo están aplicando medidas de estímulo económico orientadas a facilitar la expansión del gasto y a una rápida recuperación de la demanda interna.

En República Dominicana, el Gobierno ha tenido que verse en la obligación de tomar una serie de acciones para recuperarse de los efectos que ha dejado la pandemia y además para hacerle frente a los embates del conflicto Rusia-Ucrania. Estas medidas se han creado en un contexto de una inflación significativa que inició desde el propio año 2020 y que posteriormente ha venido creciendo.

En febrero de este año, el Gobierno flexibilizó todas las medidas impuestas para contener la propagación del covid, lo cual vino acompañado de un paquete acciones económicas, consideradas como “estratégicas” para el fortalecimiento de la economía dominicana.

La primera de estas medidas tiene que ver con subsidiar los combustibles con el parámetro de que, mientras el precio del West Texas Index (WTI) esté por encima de US$85 dólares por barril y por debajo de US$115 dólares, el Gobierno mantendrá sin variación los precios internos de los hidrocarburos al nivel del 4 de marzo de 2022.

Cualquier movimiento de precios por encima de US$115 dólares por barril será traspasado a los precios internos, sin la inclusión del impuesto ad-valorem en el cálculo de dichos precios.

Con esta medida, que tendría una duración inicial de 4 meses, el Gobierno seguiría asumiendo un sacrificio fiscal mínimo permanente de por lo menos entre RD$600 y RD$1,000 millones de pesos semanales, que representarían aproximadamente entre RD$2,400 y RD$4,000 millones de pesos mensuales o, lo que es lo mismo, entre unos RD$9,600 y RD$16,000 millones de pesos durante sus 4 meses de aplicación.

Además, aumentar el programa de subsidio directo al sector transporte implementado por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte de Pasajeros (Intrant), para evitar el incremento de los precios en el transporte público Otra medida implementada el pasado mes de marzo, es la de continuar con la política de subsidios focalizados que se ha implementado desde el 2021 y seguir impulsando estas medidas de apoyo directo a los más necesitados, tales como los programas especiales de venta de comida, incluyendo el aumento de las transferencias a la tarjeta Supérate, el incremento del subsidio del Bono Gas, la ampliación de las raciones de alimentos en los comedores económicos, la instalación de más mercados populares del Inespre y duplicar sus bodegas de venta directa de productos en el país.

“PRECIOS JUSTOS” Y AGILIZACIÓN DE TRÁMITES

Dentro de otro grupo de medidas impuestas, figura impulsar el uso de la aplicación Precios Justos para evitar la especulación, que está disponible desde ya, así como la publicación de los precios de referencia de los productos de la canasta básica, a nivel de productores o importadores, que se hará conjuntamente con el sector privado y el Ejecutivo, bajo la responsabilidad conjunta del Ministerio de Industria, Comercio y MiPymes y del Ministerio de Agricultura.

Asimismo, agilizar los trámites y permisos gubernamentales requeridos para evitar dilaciones que pongan en peligro el abastecimiento continuo de bienes, así como las permisologias de inversiones que generan empleos, cónsono con el programa de burocracia cero en proceso de implementación por el Estado.

MEDIDAS NO DEL TODO POSITIVAS

Para el economista Alejandro de Jesús, específicamente la medida de la tasa cero a productos, estancará la recuperación económica que ha experimentado la República Dominicana desde que se propagó la pandemia del coronavirus, ya que se estaría fomentado el consumo de bienes importados. A su juicio, el consumo de bienes importados disparará la demanda de bienes y por esa vía se presionará la tasa de cambio de la República Dominicana.

También, criticó las incoherencias en el discurso oficial de que la inflación que hay en la República Dominicana es importado, sin embargo, se está promoviendo el consumo de productos importados con la eliminación de los aranceles,. “En segundo lugar porque si la inflación es importada en el discurso y en el argumento de las autoridades locales, cómo promover el consumo importado si ellos han dicho y han atribuido que la inflación dominicana tiene un altísimo componente importado, resulta contraproducente importar productos que han subido mucho de precio en los mercados internacionales, y en tercer lugar porque perjudicaría al sector industrial dominicano, porque los productos importados competirían con los productos nacionales a precios más bajos y desincentiva la producción local, fomentando la salida de dólares por concepto de importación”, señaló de Jesús.