martes, junio 18, 2024
InicioColumnistasAntonio CorcinoCódigo para limitar la vigilancia

Código para limitar la vigilancia

A propósito del informe de Amnistía Internacional, donde verificó que el Estado mexicano utilizó el software Pegasus de la empresa NSO Group para vigilar de manera masiva y selectiva ilegítima a activistas, periodistas y personas defensoras de derechos humanos, este escenario exponencial obliga a buscar una solución.

En este tiempo de ciberarmas, ciberguerra y ciberataque globales ¿Estamos preparados para esta realidad? Estas herramientas en manos de los estados o cualquiera es imperativo crear un código para delimitarlo. Edward Snowden, expresó que en el mundo nadie está a salvo, el poder de las agencias de inteligencia de EE. UU. e Inglaterra son capaces de espiar conversaciones a nivel global y que ningún celular está a sano y salvo de los hakers apadrinados por los estados. El síndrome de Estocolmo de los Estados.

Este inseguro panorama donde mercaderes de ciberespi  onaje y megaterrorista atentan contra la intimidad de los individuos auspiciado por China, EE. UU., Israel y Rusia, desarrollan y venden softwares maliciosos como Pegasus y Candiru a cualquiera dispuesto a pagar. Esta forma de hacer negocio desafía la manera cómo concebimos la privacidad y la seguridad en un mundo interconectado. Este mefistoféli¬co control, pone al descubierto las intimidades individuales y las libertades estatales, sin orden a esta barbarie. Las denuncias de que, el gobierno de México usó un software para vigilar y espiar a periodistas y defensores de derechos humanos evidencian la magnitud de esta ferocidad.

La Ley Patriótica alimenta esta incertidumbre, pues ésta no prevé límites para la obtención de grandes volúmenes de datos, sin rendir cuentas y ni reformas que permitan prevenir programas secretos de vigilancia masiva en el futuro, de ahí el interés del Senado de EE. UU. de limitar y de rechazar un nuevo proyecto de ley que avalaría y ampliaría la violación masiva de derechos a la privacidad por parte de la Agencia de Seguridad Nacional, presentaron el proyecto legislativo S.1035, que prorrogaría sin ningún tipo de reforma del artículo 215 de dicha Ley. Esta opción legislativa pretende parar los abusos del gobierno, que en ara de la seguridad, ponen en peligro la democracia, libertades y derechos humanos, es de alguna manera, una propuesta que puede ser reproducida por otros países. La esperanza está en exigir a los gobiernos, legislar y actualizar las leyes ante los excesos de derechos.

Estamos sometidos a un estado de sitio mediante acciones que amenazan la privacidad y la seguridad de millones de personas a través de sus dispositivos, pero constituye llamado de alerta a la sociedad civil mundial a legislar para limitar su uso.

EN BUEN SENTIDO

EN BUEN SENTIDO

EN BUEN SENTIDO

Artículo anterior
Artículo siguiente